Inducir cáncer, nada nuevo: el caso puertorriqueño

Estimados compatriotas, feliz año 2012 y lo comienzo enviandoles este interesante articulo publicado en la red sobre la experimentacion en seres humanos. Parte ha sido publicada en el blog: http: experimentacionenhumanos.blogspot.com
Lo publicado en el blog es muy extenso (aproximadmnete 58 paginas) por ello me limito a esta parte con el cancer. Como se ha desatado un atajaperro por lo dicho por nuestro presidente en cuanto a la posibilidad de inducir enfermedades (esto no es nada nuevo, el experimento que le señalo se realizo en los años 30).


TRADUCCION

Rhoads realmente era un NAZI americano que todo el mundo debe conocer: En 1931, el Dr. Cornelius Rhoads (deletreado a veces: “Rhode”) comenzó el experimento del Cáncer con Puertorriqueños, bajo auspicios del Instituto Rockefeller para las Investigaciones Médicas. Puertorriqueños  -- seres humanos -- fueron infectados por Rhode con las células de cáncer. Luego funda más adelante las Instalaciones de los la Guerra Biológica del Ejército de E.E.U.U. en Maryland, Utah, y Panamá, y lo nombran a la Comisión de Energía Atómica de los E.E.U.U. Mientras estuvo allí, él comenzó una serie de experimentos sobre la exposición a la radiación en soldados americanos e internos civiles…

FUENTE: www.thetalkingdrum.com/experiments.html  

EL EXPERIMENTO DEL CÁNCER CON PUERTORRIQUEÑOS

En 1931, Cornelius Rhoads, patólogo norteamericano en el instituto de Rockefeller Para las Investigaciones Médicas en San Juan, realizó un “experimento mortífero” en cuál murieron 13 puertorriqueños después de haber sido infectados adrede con cáncer. En una carta a otro doctor, filtrada al partido nacionalista de Puerto Rico, Rhoads escribió: “el Portorriqueño es sin duda la raza  de hombres más sucia, más perezosa, mas degenerada y ladrona de las que habitado siempre esta esfera. Te enferma tener que habitar la misma isla con ellos…. Lo que la isla necesita no es trabajo de salud pública, sino una onda de marea (tsunami) o algo para exterminar totalmente a la población. Puede ser que entonces sea habitable. He hecho lo mejor de mí para acelerar el proceso de la exterminación matando a ocho y trasplantando el cáncer en varios más. Lo último no ha dado lugar a ninguna fatalidad hasta ahora…. La materia de la consideración para el bienestar de los pacientes no juega ningún papel aquí - de hecho, todos los médicos toman con placer el abuso y la tortura de los desafortunados sujetos".  Cuando el caso fue traído a la prensa por Don Pedro Albizu Campos (el presidente del Partido Nacionalista), el gobernador norteamericano de Puerto Rico hizo que un fiscal investigara la acusación. Rhoads nunca negó el haber escrito la carta, pero a pesar de la evidencia que probaba que 13 pacientes habían muerto, ocho de los cuales fueron tratados por Rhoads, el fiscal exoneró a Rhoads, llamándolo simplemente “una persona mentalmente enferma o un hombre con pocos escrúpulos.”

Sin embargo, esta “persona mentalmente enferma” fue a dirigir las instalaciones de los Laboratorios de la Guerra Química del Ejército de los E.E.U.U. en Maryland, Utah, y la zona del Canal de Panamá, por lo cual lo condecoraron con la Legión de Mérito en 1945. Ese mismo año, Rhoads fue designado al personal de la Comisión de Energía Atómica de los E.E.U.U. La Comisión en aquel momento realizaba experimentos de la radiación en presos, internos y soldados involuntarios.  

Mientras tanto, una insurrección nacionalista puertorriqueña en 1950 condujo a la detención de centenares de activistas, incluyendo a Don Pedro Albizu. Con los presos acusados se realizaron experimentos con drogas. Según líderes del Partido Nacionalista, Rhoads finalmente conseguía su venganza por la acusación  anterior de asesinato hecha por Albizu. Albizu fue tildado por los funcionarios coloniales locales y de los E.E.U.U.  como loco, pero los doctores eventualmente soportaron sus acusaciones. Su salud se deterioró constantemente, y él murió poco después de su liberación de prisión en 1965. Los documentos subsecuentes han apoyado sus acusaciones originales del asesinato y sus alegatos del envenenamiento con radiación. 

FUENTE: 

http://www.wakeupmag.co.uk/articles/biochem.htm    


jose.jimenez@ciens.ucv.ve



Esta nota ha sido leída aproximadamente 8513 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter