La resurrección, Tahrir

Hoy día, ya todo el mundo sabe que la revolución egipcia fue traicionada y parasitada por los sionistas y sus mentores norte americanos. La revolución de Egipto fue una esperanza para el tercer mundo del medio oriente, fue una explosión de tirria, por el mal trato social, político y económico, que recibió un pueblo por cuatro décadas, tiempo en el que se incubaron, desilusiones, impotencia frente a la tortura y corrupción de un régimen genuflexo al imperio de USA y su aliado Israel, indigno de Yamal Abdel Nasser y del Al AZHAR.

Las fuerzas de la oscuridad y la maldad, en EGIPTO, el medio Oriente y USA, cantaron victoria pronta y prematuramente: El ejercito, después de muchos movimientos y malabares sociales y políticos, con el asesoramiento y el apoyo de los gobierno del Imperio Sionista - Americano, logro engañar al pueblo EGIPCIO, el cual se había decidido masivamente, a eliminar esa forma de Estado  policial, que había suprimido los derechos más elementales del mismo.

Quitaron al chingo y pusieron al sin nariz, o mejor dicho, quitando del poder al dictador MUBARAK y dejando en el poder a los ejecutores de la política dictatorial, represiva, torturadora y oscurantista de Mubarak. Esto, se noto prontamente, al hacerse evidente que el nuevo poder egipcio recibía el beneplácito y aplausos de los  NORTE AMERICANOS Y SIONISTAS. Los nuevos traidores son el primer ministro Ahmed Shafik y el presidente de facto, el ministro de Defensa Ahmed Tantawi. ver- cubadebate.cu/noticias/2011/02/13/continuan-manifestantes-en-plaza-tahrir-pese-a-anuncio-de-elecciones/

La gloria y la cultura del pueblo egipcio  después del letargo de la primera jornada, para deshacerse del inmoral, anti árabe y terrorista Mubarak,  iniciada a principios de este año, RESUCITO. El pueblo, resucito y sus gestos de vida, dados en estas ultimas semanas ya hacen temblar al emporio militar industrial de Norte América y a su siniestro secuaz, el gobierno de Israel. Las fuerzas populares egipcias se hicieron conscientes y dedujeron el silogismo, USA e ISRAEL, son constructores – protectores de lideres antipopulares y gobiernos que les sirvan y sean represivos. Sí, USA e Israel están ayudando a construir y proteger al gobierno del Concejo Superior De Las Fuerzas Armadas egipcias, entonces el gobierno militar augura represión popular y entrega de la soberanía al imperialista.

     La conclusión del silogismo anterior, es lo que se puede conocer como la “resurrección de la plaza TAHRIR”.

 Esta vez, el poder popular anti hegemónico renacido en Egipto, de lograr su consolidación y un programa político de gobierno soberano, pan arábigo y socialmente orientado, pudiera ser la debacle del imperio sionista – USA en el medio Oriente, un espaldarazo, a los movimientos europeos  sociales anti FMI de Europa y la disminución de la presión imperial sobre Libia, Siria y Venezuela.

    *Docente



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1595 veces.



Alfredo Mourad Naime


Visite el perfil de Alfredo Naime para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: