Dos fantasmas amenazan al planeta tierra: holocausto nuclear y cambio climático

El mundo está viviendo con el fantasma nuclear, desde que el presidente Harry Truman de los Estados Unidos (EE UU) dió la orden el 8-8-1945 de lanzar una bomba nuclear de 20 kilotones, sobre la ciudad de Hiroshima en Japón, produciendo una temperatura de 4000 grados centígrados, lo cual calcinó todas las edificaciones en un radio de 13 km cuadrados y murieron más de 70 mil personas.

Este fue el mayor acto terrorista en la historia de la humanidad, porque en esa fecha el eje Roma-Berlín-Tokio estaba virtualmente derrotado. Tres meses antes la bandera soviética había sido colocada sobre la cúpula del Reistach alemán y convertida en símbolo de la victoria de los Aliados. Mussolini, como Hitler, había muerto y la Italia tomada por los heroicos "partisants", comandados por el Mariscal Tito. Los EE UU aprovecho esas circunstancias, para emerger de la conflagración bélica como la principal potencia del orbe e imponer su terrorismo atómico al resto del mundo.

El 9-8-1945 se lanzó una segunda bomba atómica, sobre Nagasaki, más poderosa que la primera, arrasó la mitad de la población donde murieron 140 mil personas instantáneamente, en su mayoría civiles. Después de haber trascurrido 65 años, siguen naciendo niños con deformaciones por los efectos de las radiaciones nucleares.

El tratado internacional de desarme START, entre Rusia y EE UU, impone un límite al número de cabezas nucleares desplegadas en situación de ser usadas en corto tiempo. El nuevo tratado START ratificado recientemente, impone un número máximo de 1.550 cabezas desplegadas, están obligadas a alcanzar antes de 2017. Se trata de un gran avance en la reducción de arsenales, pero no debemos olvidar que 3.000 armas nucleares siguen siendo más que suficientes para aniquilar nuestra civilización.

El segundo fantasma de destrucción del planeta Tierra, es el desafío del cambio climático, que en el siglo XXI, está comprobado que el calentamiento global es un hecho. Hay pruebas científicas abrumadoras que dicho aumento está vinculado con el aumento de los gases de efecto invernaderos (CO2) en la atmósfera de la Tierra.

Las crisis climáticas está haciendo estragos en las vidas de los pobres, con inundaciones, sequias y tormentas, impidiendo la producción agrícola y la seguridad alimentaria. El huracán Katrina demostró que también puede hacer daños en países desarrollados. Si actualmente, la mitad de la población sobrevive con dos dólares diarios, por culpa del sistema capitalista, con estas amenazas climáticas la situación se tornará más difícil. Los países desarrollados son los mayores responsables del cambio climáticos, deben actuar de inmediato o la situación se hará irreversible.

germansaltronpersonal@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1941 veces.



Germán Saltrón Negretti

Defensor de los Derechos Humanos.

 germansaltronpersonal@gmail.com

Visite el perfil de German Saltrón Negretti para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



German Saltrón Negretti

German Saltrón Negretti

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /internacionales/a115843.htmlCd0NV CAC = Y co = US