Primer borrador para la discusión y de libre circulación

Dominación de la juventud por la ideología tecnocrática neoliberal

    Mucha gente se está preguntando hoy  cuál es el proceso por el que amplios sectores de la juventud han sido domesticados en el capitalismo y la sociedad de consumo. Especialmente, el proceso  –más reciente- donde buena parte de la juventud de las clases altas y sectores medios de universidades privadas (o públicas secuestradas por élites estamentarias) son progresivamente ideologizados en la ideología del fin de la historia y del fin de las ideologías, luego empujados y adoctrinados en cierto neo-fascismo para ponerlos –contra sus patrias y sus pueblos- al servicio del capitalismo mundial y del imperialismo norteamericano

     La historia, la economía política y la sociantropología multilineal nos proporcionan algunos elementos claves: a) la idea de proceso; b) lo multisocietario; c) la idea de estructuras sociales concretas; d) insertas en historias y culturas específicas y en la historia mundial, concretadas en estructuras socioeconómicas y culturales en un presente histórico en cada coyuntura; e) la idea de un pasado complejo y de un pensamiento complejo que no se limita a la dominación feudal, semifeudal y capitalista, colonial y neocolonial, lo cual haría inconsistente y no permitiría una prolongada resistencia cultural y política. Vale decir el concepto de formaciones históricas y sociales, situando  el modo de producción dominante: el capitalismo global y la resistencia cultural y política de otros modos de vida, anteriores y contemporáneos  al mismo tiempo de la  sociedad capitalista mundial, en cuya columna vertebral se inserta, entre otras vertientes, la resistencia de los pueblos indígenas, afrodescendientes, pardos, mujeres, teologías de la liberación, movimientos de trabajadores, marxismos críticos y anarquismos, pacifistas gandhianos  a lo  Luther King o a lo Mandela contra el apartheid. Movimientos ambientales y por supuesto, movimientos juveniles de carácter fundamentalmente estudiantiles (década del 60) aunque no exclusivo de estudiantes en los países altamente industrializados o algunos países del llamado Tercer Mundo. Vertientes múltiples, todas estas, en las cuales se inserta el bolivarianismo revolucionario, integracionista y emancipador. Todas las protestas juveniles de los últimos tiempos están de alguna forma marcados por estas corrientes de pensamiento y concretados en movimientos políticos y sociales. Basta señalar los movimientos guerrilleros de izquierda, el movimiento hippy, o el de los provos, la revolución de mayo de París, sea en los países europeos o en norteamérica; en Indoamérica, el movimiento zapatista de liberación nacional de Chiapas (México: 1994-2009) presencia de indianidad, teologías de la liberación y marxismo crítico,  este último. De igual forma podemos hablar del movimiento de los Sin Tierras en el Brasil, donde la juventud campesina, sin olvidar del todo sus antecedentes indígenas y africanos, retoma –consciente o inconscientemente-  los vínculos con la tierra y el sentido del cosmos, para lo cual es esencial la ancestralidad con sentido de contemporaneidad histórica y particularmente los despojos actuales a la territorialidad indígena. La lucha por la tierra en el Yaracuy, por ejemplo, nunca está desvinculada del todo de la larga resistencia jirahara de un siglo, en la cual entronca también en 1552 la resistencia del  Negro Miguel o la reciente guerrilla autosostenida, de casi 10 años, encabezada por el camarada Raúl Domínguez contra la dictadura de Pérez Jiménez. Mucho menos están desvinculadas las luchas actuales por la tierra y contra el sicariato en el Yaracuy durante el gobierno bolivariano. 

Tampoco podemos descartar las inclinaciones bolivarianas  y patrióticas de la juventud militar venezolana, y sus vínculos con las memorias de la independencia y la ética de nuestros principales próceres, Bolívar, Miranda, Sucre, el padre Madariaga, y en retrospectiva, remontándose a Guaicaipuro como figura emblemática de la Resistencia Indígena y de unidad político-militar de la región centro norte de Venezuela. Juventud militar bolivariana la cual consiguió tomar el poder en 1998 por la vía pacífica y se propone una revolución pacífica pero no desarmada. ¡Se arrechó Guaicaipuro gritaba el pueblo de Los Teques y Guarenas el 27 de febrero de l989! Del mismo modo, la juventud guerrillera  que asume el poder en Cuba, retomaba las ideas martianas. 

-La protesta estudiantil/juvenil en los países altamente industrializados de la década del 60,  pretende llenar un vacío histórico dejado por el movimiento obrero, secuestrado por el sindicalismo tecnoburocrático, corrompido y decadente. Y también por parte de una izquierda de catecismo que ya sufría su propio desgaste imbuida en la ideología tecnocrática. Herbert Marcuse aparece como uno de sus teóricos. Señala un resultado de la sociedad industrial avanzada: el hombre uni-dimensional. Pero no habla expresamente del hombre uni-lineal creado por Occidente y  remodelado por la ideología tecnocrática. 

      Hay una diferencia radical en los movimientos juveniles de los países capitalistas altamente industrializados y los de nuestros países, sin dejar de encontrar  objetivos comunes de cuestionamientos a un sistema global de explotación, opresión y dominación. Los provos van a ser más políticos y antisistema que los hippy. De  la misma manera, señalamos una desvinculación y enfrentamiento de los movimientos racistas-clasistas, patriarcalistas, neofascistas y  prosistema actuales, contra los movimientos altermundistas (o alternativos que se plantean hoy  otro mundo posible). El  altermundismo se apoya en una diversidad de movimientos político-sociales que abarcan todo el planeta y cuyas fuentes humanas, culturales y ecológicas no son sólo urbanas.   Encontramos sin embargo profundas diferencias entre el altermundismo europeo y el altermundismo de los países del llamado Tercer Mundo. Véase el zapatismo y los movimientos indígenas de Bolivia y Ecuador, los Sin Tierra en Brasil. Los movimientos juveniles neofascistas en cambio se apoyan en la ideología capitalista neoliberal (que ahora en su indefinición y ocultamiento de ubicación en el centro capitalista del imperio, la llaman “centro-humanista”). Donde ni vemos el “centro”, dado su extremismo de derecha, ni vemos el humanismo al estar al servicio del sistema y de la cultura dominante contra la diversidad, contra su propio papel histórico  y su especificidad en cuanto jóvenes de un tiempo histórico preciso

-Hay además formas de dominación  más antiguas de dominio de la juventud por los sistemas de explotación y opresión, hasta entroncar con  las formas más recientes que arrancan desde finales de la década del 50 del siglo pasado en el inicio de la fase del capitalismo monopólico y su correspondiente ideología: la ideología tecnocrática, al encuentro hoy de la ideología tecnocrática neoliberal del terrorismo mediático global. 

¿QUÉ ES LA IDEOLOGÍA TECNOCRÁTICA  Y CÓMO HA TRATADO A LA JUVENTUD? 

-Veamos algunas notas características del tratamiento dado a la juventud por parte de la ideología tecnocrática para poder entender su finalidad y funcionamiento: 

-Ya en la década de los años 20 del siglo pasado Beltrand Russell se plantea un Gobierno Mundial bajo la dirección de la raza blanca anglosajona como supuesta “raza superior”. 5 años más tarde -¡qué casualidad!- aparecía en América la ideología de la raza cósmica de Vasconcelos, quien de antemano reconocía que la “raza blanca” no había terminado de cumplir su papel histórico, pero que algún día, le tocará a la raza cósmica, que sería el producto de la fusión de todas las razas –y culturas- del mundo en nuestra América; de allí la renuncia o el conformismo por un tiempo largo, de vivir sin identidad propia. El tiempo nuestro no es todavía nuestro tiempo, por lo tanto, nuestra juventud y así, generaciones enteras tendrán que construir por esa vía en la eterna espera, su turno (¿de qué, de un nuevo imperio? ¿de nuevo dominio sobre otras  humanidades?) ¿No es acaso, llevado por la vía de la “integración” hispanocentrista el mismo esquema anglonorteamericano, mediante el blanqueamiento progresivo? Esquema, dicho sea de paso, que ya no funciona ni siquiera en los Estados Unidos. Vasconcelos, cercano en principio a la revolución mexicana de 1910, terminará simpatizando como era de esperarse, con el fascismo.

Unos pueblos nacían para mandar y otros para obedecer, según la concepción elitesca de la educación que se manejaba desde los tiempos de Aristóteles. Tenemos que desaristotelizar la educación para hacerla popular, había dicho en su tiempo el sabio Cecilio Acosta a pesar de su conservadurismo político.

-Siempre ha buscado  esta ideología tecnocrática vaciar a la juventud de su propia historia, idioma materno, cultura propia y educación propia. Todo lo que me vacíe de mi propia historia y cultura, dice Galeno, es teología de dominación, opio del pueblo. 

-Una juventud anónima, invisible, masificada, sin historia personal y social, sin cultura propia y educación propia como base de la relación con las otras culturas y civilizaciones (punto de partida necesario de la interculturalidad): es una juventud que permanece en la eterna infancia, en el “mastica chicle” y en todo caso, en una eterna “adolescencia”. Y por tanto una juventud sin brújulas, que sin madurar envejece al nacer, sobre todo si se liquidan de antemano sus potencialidades creativas en un mundo donde todo  se le ofrece hecho: permítame pensar por usted, como decía el lema de aquella publicidad, que ahora se convierte en una ideología global de la  Era Digital. Una juventud sin reflexiones profundas y de clisé: “no es no”, como el ejemplo más reciente.

-Llevados al pragmatismo o la práctica ciega, carente de brújulas rectoras, vieja herencia del pragmatismo norteamericano, que si útil en sus  primeras etapas, hoy le pasa factura a su propio futuro.  Pragmatismo de la ideología tecnocrática que logró penetrar y despolitizar en cierto sentido a la izquierda y a la juventud progresista.

-Este ha sido el mecanismo ideal para promover  la aculturación (proceso de destrucción de la cultura propia que otros llaman transculturación) para alcanzar un estado de vacío cultural, donde la destrucción  parcial de la cultura propia no puede ser compensada por la cultura dominante, causando una situación traumática. Ese estado de ánimo, lo llama la nueva antropología crítica deculturación.

* En síntesis, hay que eliminar la enseñanza de la historia y de la geografía para que perdamos el rumbo. Y hay que establecer un antagonismo entre humanidades y ciencias, entre ciencia y poesía. 

LA REVOLUCIÓN MEXICANA, UNA REVOLUCIÓN SOCIAL, PERO ANTI-INDÍGENA 

-Ya la revolución mexicana de 1910, había sido el primer ensayo en el continente para despojar de su conciencia etno-histórica a la juventud indígena. Fue una revolución social contra la cultura propia y la educación propia de los mexicanos, modernización unilateral bajo pretexto de desindianizar para mexicanizar, una reforma agraria que pretendía sustituir al indio por el campesino y el supuesto mestizo, proceso que desembocó en la dictadura socialdemócrata del PRI hasta la actualidad, con la recolonización norteamericana de ese país. De este absurdo pudo darse cuenta después Octavio Paz.  La diversidad cultural se ocultará en el mamotreto ideológico de la “raza cósmica” a través del Ministro de Educación José de Vasconcelos. La cara distinta de la misma medalla del apartheid euronorteamericano,  el integracionismo unilateral de los pueblos indígenas a la vida nacional, es presentado como una “idea original” y “propia” de este continente frente a la dominación foránea. Son caras distintas de la moneda del mismo racismo tomando el blanco como modelo ideal y la cultura occidental como la única válida. 

-Si la ideología tecnocrática comienza a montarse a finales de la década del 50 y en la década del 60 estallan los movimientos estudiantiles en Occidente, es precisamente a partir de la década del 70 en que comienza el estallido de las minorías y/o mayorías étnicas y nacionales, (Barbados I y II) el momento culminante en que la concepción anglosajona del fin de la historia, empieza a eliminar la enseñanza de la  geografía e historia de los pueblos y países, mientras que en la década de los 90 con la caída de la URSS y el Muro de Berlín se vuelve a hablar del fin de la historia, del fin de las ideologías, del fin de la política, del fin de la nación, del Estado Nacional y por tanto del advenimiento de “la aldea global”. Este supuesto acceso al paraíso, ocurre cada vez que una clase dominante en el poder llega a su climax y comienza su agotamiento y declinación. En los Estados Unidos, la historia mutilada sólo englobaba la llegada de los peregrinos del Mayflower, el holocausto judío y otros acontecimientos que explican el surgimiento del imperio, ignorando el holocausto indígena, la brutal conquista del oeste, llevada al cine como supuesto heroísmo blanco, la esclavitud negra y el apartheid generalizado, pasando por la discriminación de los latinos, con la instauración de las nacionalidades europeas de primera clase. 

EL FIN DE LA HISTORIA, ANUNCIA LA LLEGADA DE LA “ERA CIENTÍFICA” (LUEGO DE LA “ERA DIGITAL”) 

-Si estamos en el fin de la historia, se dice que hemos llegado a la era científica y tecnológica, donde toda la historia válida es sólo la historia de la ciencia y de la tecnología: desaparece por tanto la historia del hombre (y de la mujer), degenerando en cientificismo y un culto al tecnologismo descomunal que desequilibró al planeta. Sustitución progresiva de la biósfera por una tecnósfera, por una vida cada vez más artificial y antinatural. La educación dominante no es –como aspiraba Simón Rodríguez- una educación para la vida en contacto con todo lo viviente.

-Esto significa que en la juventud hay que preservar el modelo dominante. Si hay contradicciones entre el modelo y la realidad, es la realidad la que está equivocada, nunca el modelo dominante, el cual se vuelve intocable y se confunde con el mito ciencia.

-Cuando hay un problema de envergadura, donde pareciera que nada funciona y todo se entraba, entonces se procesa como un “problema de gerencia” para preservar el modelo o sistema dominante. 

LA ESPECIALIZACIÓN  Y  LA PÉRDIDA DE LA VISIÓN DE CONJUNTO DEL SISTEMA 

-Para preservar el modelo dominante, la educación universitaria debe estar orientada a la especialización y superespecialización, incluso la microespecialización, con la finalidad de que la juventud pierda el sentido de la realidad y el sentido de totalidad que la pueda llevar a ver en macro y en micro, en lo social y personal, el funcionamiento global del sistema de dominación local y mundial.

-Se producirá así un especialista cada vez más ajeno a su realidad y a sus intereses: el tecno-burócrata. Un ser de oficina y laboratorio congelado en el aire acondicionado.

-Se buscará un nuevo templo de adoración a la tecnoburocracia: las ciudadelas de científicos (desde Occidente hasta la URSS). Nuestro IVIC será en sus inicios una pseudo imitación de esos ensayos.

-Entre la década del 60 al 80 era común en jóvenes norteamericanos y soviéticos la misma respuesta: todo lo que hemos heredado de nuestros padres y abuelos es un obstáculo para afrontar el futuro. Se confunde aquí el rechazo al pasado feudal, semi-feudal y capitalista con el rechazo en redondo y global a todo el pasado que es muy largo y parte de un presente complejo. Tampoco es verdad que todo el pasado colonial o el mismo pasado capitalista sea negado en redondo, desconociendo sus aportes indiscutibles en cada fase del proceso histórico. Algo que será fragmentariamente desmentido en cada revuelta estudiantil o juvenil, queriendo restablecer transitoriamente –instintivamente-  la continuidad de la historia humana y de la historia de la naturaleza en su coevolución, rupturas, discontinuidades y continuidades.

-

LA DECULTURACIÓN  QUE LLEVA A LA ILUMINACIÓN FUGAZ  DE LAS DROGAS 

-El vacío cultural parcial, la deculturación  lleva a los jóvenes a la iluminación fugaz, a “vivir lo que quieras”, aquí y ahora (en el instante) el presentismo ingenuo y utilitario, que en el fondo es un escape. Una cultura dominante donde lo cotidiano se confunde con la rutina y el aburrimiento. La droga se convierte en una necesidad, incluso el alcoholismo en adultos, sin que éstos escapen también en cierto sentido a las drogas. Además el sistema descubre que la liberalización sexual, el carnaval y otros drenajes, lejos de poner en peligro el modelo dominante lo fortalecen. En la década del 70  el Colegio de Psicólogos del Brasil advierte al gobierno, que se exponen a una insurrección si eliminan los carnavales, verdadera  válvula de escape de la realidad de explotación, pero también, mecanismo de resistencia cultural al mismo tiempo para mantener en vivo sus sueños. Todo depende de las brújulas que orienten el despliegue de la creatividad anti-sistema en cada acontecimiento del calendario anual de los pueblos o nos quedamos en lo banal de la vida cotidiana.

-Luego los juegos, el deporte a distancia por la TV, la pornografía por Internet, la telefonía celular y otros mecanismos afines de entretenimiento y consumo, la filosofía de la moda, los grandes centros comerciales, la comida chatarra, la pretendida música global, intentando sustituir la música propia de cada pueblo o cultura, so-pretexto de que la música no tiene fronteras, la implantación de una música estridente para sacarlos fuera de sí, enajenarlos y desarraigarlos histórica, cultural y espiritualmente, le permiten a la ideología tecnocrática neoliberal, ideológicamente globalizadora y homogeneizante en sus pretensiones, construir todo su andamiaje para ver como natural, necesaria y hasta deseable la dominación prolongada y domesticadora.

LA  FRACTURA DE LA FAMILIA EXTENSA Y DE LA COMUNIDAD TRADICIONAL 

-Se critica olímpicamente que los padres y abuelos no están en condiciones hoy de afrontar un diálogo inter-generacional, pero se olvida que el aparato educativo y los medios televisivos han venido generando una distancia artificial e ideologizante entre los jóvenes y sus mayores, atrapando la orientación general hacia una visión unilineal y unilateral del progreso humano.

-Otro elemento importante, que venía manejándose desde la colonia es la fractura de la familia indígena y  el desmontaje de la comunidad indígena por parte del misionero y el encomendero para imponer progresivamente la familia nuclear. El proceso ha sido el siguiente: la iglesia desplaza en la educación propia a la familia indígena y la comunidad indígena; luego, recientemente, con el capitalismo monopólico y transnacional, la escuela, la iglesia, la familia y  la comunidad tradicional, son desplazadas por los medios de comunicación masivos.- Particularmente la televisión que incita constantemente a la violencia, las drogas y el consumismo desenfrenado, promoviendo la delincuencia, la aculturación progresiva y el vacío existencial por la vía del individualismo y la competencia. 

LA IGLESIA CONSERVA ESPACIOS Y PRIVILEGIOS O UN SECUESTRO JUVENIL 

-Sin embargo, la iglesia va a conservar ciertos espacios de privilegio y de poder educativo en la esfera de la educación privada desde la escuela a la universidad, con el propósito siempre de contribuir a preparar a la nueva élite dirigente en lo político, lo económico, lo social y cultural.  Esto será, salvo excepciones, desde la década del 40 la base política donde se desarrollará COPEI a la sombra del franquismo español; luego, en tiempos de la revolución bolivariana, reforzados por Acción Democrática y  cierta izquierda que viene de regreso, serán el punto de apoyo social juvenil de las guarimbas contrarrevolucionarias, las manitas blancas, copia al carbón de todas las contrarrevoluciones del mundo actual, salvo los sectores  que van rompiendo con esa tradición y ciertas iglesias de base que trabajan en los sectores populares. Proyecto fascista monitoreado desde el Departamento de Estado.

Incluso, durante las dictaduras (de Gómez a Pérez Jiménez) proliferarán las Universidades privadas, puesto que serán más dóciles y domesticables que las Universidades públicas.  Durante el  puntofijismo, las Universidades públicas a partir de la década de los 80, sufrirán un progresivo proceso de secuestro por parte de élites dominantes, que venían adoctrinadas desde la escuela y el bachillerato por la educación privada, religiosa o laica según los casos, hasta llegar al punto casi final de un proceso de privatización, que fue frenado por el caracazo (27 de febrero de 1989) y por la insurgencia militar bolivariana del 4 de febrero de 1992 y la toma del poder político en  1998.  

SURGEN MODELOS  DE  UNIVERSIDAD TECNOCRÁTICA 

    En plena democracia representativa nacen modelos de universidades tecnocráticas públicas, con el propósito de contribuir a la formación de la clase dirigente tecnoburocrática y proporcionarle tecnócratas a las transnacionales de acuerdo a la nueva división internacional del trabajo: prototipo, la Universidad Simón Bolívar, como modelo de educación tecnocrática y así, los Tecnológicos o ya, a otro nivel, los Colegios Universitarios, éstos últimos para hacer techo y limitar y reprimir la aspiración a la educación superior de amplios sectores populares. 

LOS SECTORES MÁS PROGRESISTAS DE LA EDUCACIÓN PRIVADA HAN SIDO ACORRALADOS 

- La insurgencia de algunos sectores progresistas de  la educación privada laicos o religiosos –aunque muy minoritarios- ha sido de resistencia silenciosa: difícil de sostener en un medio hostil, con un magisterio secuestrado en buena medida por parte de  la intolerancia de los sectores dominantes sobre todo en la última década. Estos reducidos sectores han sufrido la incomprensión –como el jamón del  sanwich- tanto de los sectores de oposición como del mismo gobierno de turno. ¿Qué hacer? ¿Qué norte asumir? ¿Con qué apoyo? Es algo todavía no claro. Ello podría ser una palanca importante para sectores juveniles medios que no quieren ser reclutados por el fascismo. Pero hay que salir de la intimidación y de las medidas tibias. 

LOS MUERTOS DEL 27 DE FEBRERO SON JÓVENES EN SU GRAN MAYORÍA 

-Los muertos y desaparecidos el 27 de febrero de 1989 habían sido en su gran mayoría jóvenes de los barrios de las grandes ciudades. Señalamos que esta insurgencia nacional - de alcance planetario- derrotó las recetas unilaterales, tecnocráticas y tecnoburocráticas  del paquete neoliberal  del FMI y Banco Mundial en convivencia cómplice con el Pacto de Punto Fijo.

-El pasaje estudiantil va a costar después más de 50 muertos. 

IDIOTIZACIÓN TECNOCRÁTICA Y PROLIFERACIÓN DE SECTAS RELIGIOSAS 

-Se habló en un tiempo, no sin cierta exageración de una generación boba. Una generalización sería arbitraria y  contraria a la realidad, pero es un hecho que existe un programa global en marcha contra la juventud por parte de un capitalismo decadente y sin mensaje para ella. Y que ese programa no es nuevo. Pero es el capitalismo monopólico y la ideología tecnocrática quienes lo llevan con cierta coherencia y profundidad a escala global.   

-Es perfectamente manejable  y compatible la ideología tecnocrática con la proliferación de sectas religiosas made in Usa, que aparten de la realidad a aquellos sectores de la juventud que no sean directamente asimilables al aparato tecnocrático, ni a la religiosidad histórica del país en cuestión, hasta convertir la cultura dominante en un ideal de cultura de evasión bajo un violento proceso de urbanización compulsiva y de individualización creciente: vivir siempre en el pasado o en el futuro, escapando del presente vital. Disfrazado de un presentismo sin historia. 

SECUESTRAR EL TIEMPO LIBRE DE JÓVENES Y ADULTOS 

-Cada vez se hace más acariciable la idea de secuestrar el tiempo libre con los famosos “pasa tiempos” o “mata tiempos” que nos permitan escapar de la rutina y hacernos presas fáciles de la sociedad de consumo masivo y de una sociedad política cada vez más conformista, acrítica y despersonalizante. 

UNA JUVENTUD QUE  RECHAZA EL PASADO ¿Pero cuál pasado? 

-En la época colonial a la juventud indígena se le dominaba desde la misión, la reducción o el pueblo de doctrina.  Se le apartaba de la familia y de la comunidad y sobre todo de sus sabios ancianos y ancianas. Los esclavizados africanos desde el hato, la hacienda o la plantación, sin olvidar el desmembramiento étnico. Las teologías de la dominación veían como algo natural  la esclavitud y la servidumbre y convocaban a sus víctimas a la obediencia y resignación. 

-La ideología tecnocrática ha adoctrinado a la juventud en la idea falsa de que hay que sacarse de encima todo el pasado, toda historia para romper las ataduras que impiden la explosión de la libertad, de la creatividad y de toda insurgencia contra cualquier atadura. El objetivo fundamental del capitalismo monopólico a partir de la década del 50 del siglo pasado fue crear un falso problema generacional  para ocultar las múltiples causas de la explotación, la miseria y la desigualdad social. 

COMO JÓVENES EN LA DÉCADA DEL 60 INSURGIMOS CONTRA UN PASADO ¿CUÁL? 

-Sin duda alguna nosotros como jóvenes de la década del 60 insurgimos contra un presente que nos arrastraba a un pasado nefasto. ¿Cuál pasado?  Comenzábamos a descubrir que la conquista no había terminado. Que la colonia seguía. Que la independencia estaba a mitad de camino. Que la esclavitud asumía nuevos rostros. Ya lo había anunciado desde 1950 Enrique Bernardo Nuñez: hay gente que todavía sueña y defiende una situación colonial y le hace coro a la nueva dominación extranjera. Era el  bicentenario del nacimiento del Prócer Francisco de Miranda ( 28 de marzo-1750-1950). 

CÉSAR RENGIFO: UN TEATRO HISTÓRICO Y REVOLUCIONARIO ENCARNADO EN LA CULTURA 

-César Rengifo, socialista y revolucionario quien vivió en tiempos de la génesis y desarrollo de la ideología tecnocrática nos proporciona un teatro, una pintura y un muralismo que  buscaba abarcar  desde su propio presente histórico todas las fases de nuestra historia y de nuestra cultura, nadando contra la corriente incluso dentro de la misma  intelectualidad de su generación. ¿Nos hemos planteado, como vehículo de la enseñanza masiva de la historia el teatro de César Rengifo? 

MIRANDA: EDAD Y COMPROMISO 

-Miranda en su tiempo en sus famosos consejos al joven Bernardo de O´Higgins, le planteaba la necesidad de desconfiar de los hombres de más de 40 años (a menos que lean a escondidas los libros prohibidos por la inquisición y pertenezcan a movimientos clandestinos contra la tiranía). De manera que no se trataba sólo de la edad sino de compromiso histórico con su tiempo.  El mismo  Miranda era sesentón cuando vuelve a Venezuela para encabezar el proceso independentista. Los perros callejeros en la pintura de César Rengifo pareciera que se vuelven a encontrar con Miranda, en su indoblegable amor a los animales y su sensibilidad a toda la naturaleza. 

SIMÓN RODRÍGUEZ: UN  LLAMADO  A NO IMITAR MODELOS 

-Simón Rodríguez en su tiempo llamaba a no imitar a Europa y los Estados Unidos. Inventamos o erramos. Pero su llamado no representaba un partir de cero y llamaba al acercamiento a su propia realidad: más vale comprender a un indio que a Ovidio. Lo que significa que en el fondo había una reivindicación de su propia cultura. Ellos hablan bien el quechua y el castellano, nosotros no hablamos bien el castellano y no terminamos de aprender el quechua, expresaba.

-Simón Rodríguez se mantuvo con ideas nuevas, jóvenes en plena madurez y envejecimiento físico. Pero en una permanente renovación espiritual y educativa. 

JOSÉ MARTÍ: AMÉRICA  NO CAMINARÁ SIN EL INDIO 

-José Martí va a plantear después que América no caminará sin el indio y criticará implacablemente a los que se avergüenzan de una madre india. 

LA  INDEPENDENCIA ES EL PRIMER ACTO DE CULTURA 

-Bolívar verá en la Independencia el primer acto de cultura. Y así lo dirá desde el África nuestro contemporáneo, el joven guerrillero Amílcar Cabral, quien se planteaba la liberación nacional frente a la dominación extranjera. 

SER COMO NIÑOS, RENACER DE NUEVO SIN ABOLIR EL VIEJO TESTAMENTO 

-El mismo Jesús de Nazareth planteará en su tiempo al predicar la Buena Nueva que no ha venido a abolir el viejo testamento, sino a dar cumplimiento. Y señala, que hay que renacer, nacer de nuevo para alcanzar el reino.

-El hombre nuevo que propondrá en su momento el joven guerrillero Ernesto Che Guevara, no es un ser despojado de su mismidad, de su propia historia y cultura sino restablecido en su dignidad. Hay escritos del Che donde se restablece claramente el lugar de la historia y de la naturaleza en la cual se desenvuelven sus vivencias y su vida crística como la llama el Comandante Chávez. Su Hombre Nuevo no surge de la nada. Surge de un trasfondo histórico en un presente convulso. 

LA  MÚSICA  EN LA RESISTENCIA CULTURAL 

-En los Cantos de Alí Primera, de Morela Muñoz o de Luis Mariano Rivera se expresa toda una cultura de resistencia y una historia de la resistencia que pasa por la resistencia indígena, bolivariana y de las teologías de la liberación.

-En los albores de la revolución bolivariana ocurrió un fenómeno extraño en apariencia: la gente de la tercera edad estaba más ganada para el socialismo que amplios sectores de la juventud. ¿Por qué ocurría esto?  Desde  finales de la década del 50 como hemos dicho, el capitalismo monopólico y transnacional había despojado a amplios sectores de la juventud de la idea de patria, de nación, de historia, de cultura propia y de educación propia. Incluso ya se prefería el inglés al castellano y se tenía un profundo desprecio por los idiomas indígenas y por algunos patois y otras expresiones lingüísticas    de los afrodescendientes. ¿Cuál había sido el instrumento? La ideología tecnocrática a través del aparato educativo y los medios de comunicación  masivos, especialmente la televisión. 

PERO VAYAMOS AL FONDO DEL PROBLEMA ¿ERA VERDAD QUE NUESTRA JUVENTUD CONTEMPORÁNEA RECHAZABA TODO EL PASADO Y SU PROPIA CULTURA? 

-Veamos. La juventud hippy  en la década del 60 en rechazo a los valores de la sociedad y cultura dominante busca en principio un acercamiento  hacia  la naturaleza, hacia las culturas y religiones orientales y especialmente hacia las culturas indígenas, en los símbolos, las vestimentas; luego ven hacia el afro oprimido y los derechos civiles, miran hacia la guerra de Vietnam, condenan la guerra, miran hacia valores como el amor, la justicia y la paz, construyen comunidades itinerantes, al estilo de los gitanos o de los indios frente al cerco estrecho de la ciudad, la familia nuclear y la destrucción de la comunidad urbana. Los provos, surgidos en Ámsterdam, más politizados y comprometidos que los hippy,  no se  proponían hacer la revolución porque sabían que carecían de las fuerzas necesarias para esa tarea de envergadura. Pero sí estaban conscientes de llenar un vacío y de actuar como agentes dinámicos y provocadores a la conciencia social. De allí que tomaran las calles con los métodos de la no-violencia activa. Rituales y teatro  abierto. Provocar a una sociedad dormida. Llamar su atención hacia la guerra de Vietnam y otros problemas mundiales y locales.  Contra la contaminación del vehículo automotor, tomar espacios de la ciudad con la bicicleta para restablecer el ambiente. Tocar, implicar en su hacer a una sociedad adormecida por la sociedad capitalista.

-En tiempos de guerra, la juventud vietnamita, además de la ayuda soviética ponía en uso todos sus métodos tradicionales de ataque y defensa para compensar el carácter de una guerra asimétrica. De manera que disponía de su propio pasado y de su propia cultura. 

Los zapatistas hoy, mediante una política de eventos extraordinarios de la protesta, de estallidos antisistema, buscan restablecer el  continum  de la historia. Frente a la sociedad anónima que invisibiliza a todos los oprimidos, hablar detrás de un anonimato homeopático, curación por sus iguales (detrás del pasamontaña) para restablecer la personalidad disuelta por el consumismo capitalista. La unidad de la historia humana, la unidad de la historia de la naturaleza sólo puede alcanzarse pasando por la diversidad de actores. No de un sujeto único, excluyente. De allí el sentido del hacer: preguntando, caminamos, vale decir, oyendo antes que nada las voces internas, el murmullo silencioso de los oprimidos invisibilizados. 

-En síntesis, las utopías nunca o casi nunca, -salvo cuando se vuelven represivas y totalitarias-, están desvinculadas de cierto pasado ancestral, cierta edad de oro o paraíso que existió, ciertas promesas y sueños. El mito, la ciencia, la poesía, la utopía y la política, siempre han convivido, consciente o inconscientemente en un mismo nicho ideológico. Salvo en Platón y otros casos, donde de su República tan perfecta expulsa a los pintores y a los poetas….

-Basta recordar a José Carlos Mariátegui, indoamericanista, socialista y revolucionario, que al buscar un marxismo encarnado en su realidad histórica y cultural trataba de unir el mito a la ciencia. Desde un instrumento concreto: la política. Desde un sueño: la utopía. 

ALGUNAS PROPUESTAS EN PREGUNTAS PARA LA DISCUSIÓN   

-Reivindicando a César Rengifo, su teatro histórico, su muralismo, su pintura y su indoamericanismo socialista. Pensamos que el teatro histórico de César Rengifo procesado erróneamente como supuesta obra antihispánica al romper contra el hispanocentrismo reinante y el desarrollo de la ideología tecnocrática, puede ser un instrumento y una metodología para la enseñanza masiva de la historia. ¿Se podrán instrumentar  algunas escenas –por ejemplo- , las escenas más medulares de sus distintas obras para  llevarlas al  teatro de calle y  fomentar un interés para el montaje de toda su  obra dramática en todo el país? Un teatro que toque y que implique a la gente en este momento histórico. Una pintura que representa figuras que van de frente al futuro, que aparentan ir de espalda para los que estamos dormidos ante nuestra propia realidad. Un muralismo donde la conquista, la colonia y la independencia son parte de nuestro presente vivo ¿Cómo llevarlo a las escuelas, liceos y universidades? ¿O el mito de Amalivaca de los tamanacos del Orinoco y la creación del hombre  y la mujer después de la edad de las aguas? En dos figuras resume a la humanidad: su autorretrato, un indio y el hombre que llora por el hombre, un afro que por uno de sus ojos llora lágrimas de sangre. Representación de los dos pueblos más oprimidos y excluidos históricamente.  Es en definitiva un arte pancrónico: porque hace presentes a todos los períodos de nuestra historia, desde la indianidad precolombina, la conquista, la colonia, la independencia, la república, la guerra federal, hasta el advenimiento del petróleo.

-En el mismo origen y desarrollo de los movimientos políticos y sociales subyace la presencia simultánea de distintos tiempos históricos, sin perder su sentido de contemporaneidad plena. Se expresa una proteica diversidad aún cuando no sea reconocida siempre de manera expresa. ¿Es posible construir una metodología participativa e inclusiva capaz de recoger toda esa diversidad sin perder de vista los objetivos comunes de la lucha contra el sistema? ¿Puede esta metodología armar a la juventud en el uso  simultáneo de todas las fuentes y fundamentos del socialismo del siglo XXI para afianzar su naturaleza y su proceso de construcción participativa?

Tierra de Guaicaipuro 2 de marzo de 2009. Hacia el diálogo generacional y el diálogo de civilizaciones. 


 guaicaipurosrr07@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4662 veces.



Saúl Rivas


Visite el perfil de Saúl Rivas Rivas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad