¡Paren..., paren esta revolución que me quiero bajar!

Queridos camaradas, la expresión que lleva por título este trabajo, tuve la oportunidad de escuchársela a un valioso militante, tan importante como el poeta Alemán Berltold Brecht, quien en su momento histórico dijo una sentencia que persistirá de generación a generación: "Hay hombres que luchan un día y son buenos, otros luchan un año y son mejores, hay quienes luchan muchos años y son muy buenos, pero están los que luchan toda la vida, esos son los imprescindibles".

Tal vez para algunos con su verborrea capitalista y post capitalista es fácil refugiarse en el tan alardeado discurso negador del carácter indispensable de la condición humana. Es la perfecta justificación de la que siempre se ha valido el capitalismo para encubrir en las sombras del olvido los múltiples desmanes que a diario se producen en la humanidad, siendo prueba de ello las invasiones a Irak, Afganistán, Palestina, Kenia, Kosovo, entre otros, en las cuales las matanzas a civiles han sido parte de esta práctica. Todas estas acciones han tenido como principal responsable al imperialismo Norteamericano y sus aliados.

Como podemos ver toda pérdida es importante aun cuando ésta sea disfrazada. Bajo ningún concepto ésta se justifica. En los albores de la construcción del socialismo, los soñadores, los constructores de patria, los desprendidos de lo material, los dispuestos a dar su vida por ideales colectivos, los obreros de las ideas emancipadoras, los de izquierda no vacilante -léase la verdadera izquierda- los honestos, los indígenas, los negros, las mujeres, los campesinos, los soldados, los estudiantes, los jóvenes; todos son importantes y ninguno sobra. Para esta revolución son indispensables. Sin ellos no hay revolución posible, ya que ellos encarnan con su historia la mayor prueba de injusticia que nos han impuesto los imperios y es en la conjugación de estas voluntades donde está el verdadero éxito de la Revolución Bolivariana y, por ende, la esperanza de muchas naciones del mundo.

Ahora bien, si quienes creen que es insignificante que nuestro camarada ya no nos acompañe, debo decirles que eso es síntoma de que hemos perdido la principal esencia de la Revolución. Me refiero al bienestar del otro, al respeto a la otredad. Sin embargo, no creo que lo prioritario en este momento trascendental, sean las emociones individuales que condujeron al camarada a tomar esa decisión, sino las causas que aún susciten en el proceso revolucionario y de las cuales me atrevo a enunciar alguna de las que pude tomar de este valioso camarada.

El Round Robin (todos contra todos) en el PSUV: Esta situación de guerra encubierta entre los distintos aspirantes a militantes del Partido Socialista Unido de Venezuela, a escasos días de su constitución definitiva, ha desatado los más tortuosos epítetos entre los distintos bandos que espero no se asemejen también en nominación a la que poseen los equipos de béisbol de la liga profesional Venezolana. Toda esta novela de micrófono, lejos de contribuir con la construcción de la Revolución Bolivariana, la ha colocado como objetivo político del Imperio y en la que además hemos invitado en primera fila para que se regocijen de nuestros conflictos a la “decente”, “patriótica”, “leal” e “inocente” “oposición”, la misma que le cedió la soberanía venezolana a la jurisdicción extranjera durante la mal llamada apertura petrolera en el Gobierno de Rafael Caldera, al mismo estilo de Juan Vicente Gómez, que puso en manos de los gringos la elaboración de Ley de Hidrocarburos bajo el pretexto que eran ellos los que conocían del negocio.

Sin embargo, la mayor preocupación de toda esta escaramuza es que nos distraigan del verdadero objetivo como es la constitución del Partido a los fines de fortalecer la Revolución, en el que debemos ser vigilantes ante el pugilato que generaron algunos Delegados (Voceros de cada circunscripción Socialista) en la pasada Asamblea que se desarrolló en el Estado Anzoátegui durante los días 22,23 y 24 de Febrero, quienes cual vendedores de terminales, pretendían incidir en el mandato que le dimos los batallones a los Delegados, tratando de entubar algunos nombres que escogimos para la integración de la terna de posibles elegibles para integrar la Dirección Nacional.

Ante este escenario debemos exhortar a todos los Batallones Socialistas que exijan a su Delegado (Vocero de la circunscripción) el cabal cumplimiento de su función. Ellos y ellas constituyen por ahora el medio, no el fin del partido. El verdadero fin es el pueblo y su bienestar integral. Asimismo, debemos destacar que la lealtad de los delegados es con su pueblo, con sus batallones, con la revolución Bolivariana, no con individualidades y mucho menos con las cuotas de poder que aspiran alcanzar. Esto lo digo rescatando a James Petras, “los imperios no existen en abstrato, ellos siempre se manifiestan, y cuando lo hacen no negocian, solo imponen; no piden, lo toman; no hablan, sólo disparan; no escuchan, sólo gritan; no piden justicia, la imponen; no hablan de vida, sino que cultivan la muerte; estos son algunos de los atributos de los imperios.

En este Round Robin entra Tascón, los Cabellos, Lina Ron, recientemente la Hojilla y pare de contar, no sabemos hasta dónde va a llegar esto. Lo cierto es que en este trajinar ya se están produciendo las primeras bajas, como es el caso del camarada que hoy traigo a colación ¿Será que es posible que dejemos que los jueces, como operadores de justicia hagan lo propio ante los posibles actos de corrupción, a la Fiscalía ejercer las acciones correspondientes, a los medios de comunicación cumplir con su deber de informar a la colectividad sin que sigan asumiendo el Rol de los dos primeros y, por ende, alimentándose de los desaciertos de nuestra dirigencia en el ejercicio de sus funciones.

El pueblo debe estar con sus Batallones Socialistas para construir un verdadero partido que fortalezca la Revolución Bolivariana. Si esto es posible dejaremos de ser objeto de nuestra propia destrucción y la verdad volverá a las calles con el pueblo de manos de la revolución y a la cabeza de nuestro comandante.

Los desconstructores de la Revolución Bolivariana ya se han manifestado en esta fauna entre la derecha endógena, los reformistas, el Chavismo sin Chávez, etc. Esta casta de nobles se ha encargado de generar a lo interno de la Revolución y su militancia una suerte de asfixia que los Psicólogos podrían calificar como la desesperanza aprendida, es decir, una suerte de frustración y desesperación ante todo lo que viene ocurriendo que lo colocan como en estado de resignación, aceptación e indiferencia ante todo lo que pasa. En pocas palabras una especie de naturalización. De estos grupos se desprenden acciones como la que recientemente viene ocurriendo en una de las políticas mas recientes del Gobierno Revolucionario, me refiero a PDVAL, donde su gerencia ha sido cambiada cerca de cinco veces. Ahora, cómo se explica que mientras nosotros nos organizamos para la defensa de la seguridad alimentaria desde los Batallones Socialistas, vemos con estupor y dolor que en los actuales momentos se estén perdiendo toneladas de alimentos en Puerto Cabello que se están dañando. Y los responsables de PDVAL, nada – o poco- hacen al respecto. Ante esto pido al gobierno revolucionario que termine por expulsar a esa derecha endógena que volvió a nuestra principal industria. A las autoridades les pido, en nombre del soberano, iniciar las investigaciones pertinentes.

No puedo dejar de decir que en los últimos días nos ha parecido que el tren de la Revolución está cambiando el rumbo. ¡Se salió del carril, pues¡ Y no sólo el camarada, los demás pasajeros también se quieren bajar¡ Retomemos la ruta, el sentido, la orientación… Mi compañero de viaje, el de atrás, y hasta en los otros vagones, hay quienes saben conducir trenes y tienen claridad sobre el destino. Retomemos la orientación…

¡Hasta la victoria siempre!

*Profesor UBV

Abogado-Lic. Trabajo Social UCV

Vocero Suplente: Batallón Simón Bolívar

Parroquia Altagracia

http://hotmail.com/


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2954 veces.



Martín Padrino*


Visite el perfil de Martín Padrino para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas