24000 investigadores tiene Venezuela. Ninguno investiga sobre el socialismo

Hacer ciencia en Venezuela no es que no sea fácil, es que es difícil. Desde el inicio, pues si usted espera que le enseñen el método científico en las universidades pues estas lo eliminaron de su pensum por lo que allí no se enseña ciencia. Habrá que ir a otra parte. Y si ya usted está instalado en la actividad científica pues no espere un reconocimiento social (casi lo dijimos en otro artículo: ¿qué es más importante estudiar o ahorrar?) pues ser científico no es valorado en la sociedad venezolana actual, donde nuestros investigadores son vistos como señores respetables, pero hasta ahí. No es que las madres le van a decir a sus hijas o hijos, ¡ojala tu llegara a ser como ese señor o señora!

Y de todas las actividades que necesita con urgencia emprenderse en el país una de las vitales es la del desarrollo científico y tecnológico para engranarla y sostener las aspiraciones de verdadera independencia y libertad nacional. Porque la actividad científica y tecnológica es un activo, en otras palabras es riqueza, que es lo que buscan las naciones industrializadas y los grandes empresarios y empresas para mantenerse en la cima del dominio y del poder. Pero este camino ya está cerrado para nosotros y para los países pobres, porque ellos lo han cerrado para evitar competencias en todas sus áreas de actividad.

Necesitamos por lo tanto impulsar la ciencia y la tecnología desarrollándola con nuestras potencialidades y necesidades, siendo una de ellas la necesidad de cambiar el modelo social capitalista por uno nuevo que hemos llamados socialista porque abandona el desarrollo individual para darle prioridad a lo colectivo, lo social, que no esté centrado únicamente en la competencia sino en la cooperación, pero no podemos realizar esta tarea con la eficiencia que ella necesita si no contamos con los conocimientos, las instituciones, las mentes que estén continuamente sobre el trabajo de investigar, construir modelos, probarlos, incorporar a las comunidades sociales, económicas y políticas para perfeccionarlos y todo eso es una actividad científica y tecnológica, aunque también filosófica , porque sin filosofía tampoco podemos avanzar pues ella es la que nos da una visión de muy largo plazo y contextual.

Pero en Venezuela de los 24 mil talentos dedicados a las actividades de Investigación y Desarrollo (I+D) en Venezuela no hay quien se dedique a realizar todas estas investigaciones necesarias sobre el socialismo, ya que no basta para el caso el investigador individual sino la existencia de equipos de investigación, centros de investigación sobre el socialismo, Institutos, ¡un IVIC para el socialismo ! por lo que los hacedores de políticas, sociales, económicas van a la acción sin una teoría que los preceda que los ilumine, que los oriente, solo su instinto o su deseo de beneficiar a la población, al país y a la nación, en el mejor de los casos pues hay quien no actúa con esas motivaciones.

No me queda claro si estas 24000 personas son el total de personas incorporadas al sistema de ciencia y tecnología o son investigadores incorporados a unidades de investigación y a proyectos concretos, pero en todo caso es una referencia sobre las dimensione de nuestro sector nacional en CyT.

A las dificultades internas para el desarrollo de la ciencia y la tecnología hay que agregar las externas porque entre las prioridades que debemos atender están las de sustitución de insumos de todo tipo, materias primas, maquinarias, procesos, que nos eran suministrados desde el exterior y que ellos harán todos los esfuerzos para detener, como lo han hecho hasta ahora, nuestros esfuerzos de desarrollo.

Nuestra economía era básicamente una economía exportadora de materias primas que ahora nos impiden hacer, por lo que debemos también darle prioridad desde la ciencia y la tecnología en tratar ese aspecto para potenciar aquellas ramas de producción en donde tenemos ventajas o condiciones y donde nuestros científicos y tecnólogos tienen buenos aportes que traernos.

Pero en el contexto de un país amarrado a condiciones de sometimiento y explotación por el imperialismo colectivo, los esfuerzos para alejar nuestras actividades de CyT de los patrones de subordinación a las políticas imperialistas solo podrán dar frutos si alcanzamos con la ayuda de la investigación y la ciencia, el socialismo a la venezolana, con sus propios criterios de igualdad y de riqueza social e individual por lo que es necesario, diría imprescindible, que se impulse este tipo de investigación en el sistema nacional de CyT.

LO PODEMOS DECIR EN ESTROFAS

Venezuela sin ciencia ni tecnología,

fijémoslo en la cabeza

la independencia y el socialismo que anhelamos,

se aleja, con certeza y es pura utopía.

Venezuela despierta, es tu destino

con ciencia, tecnología y cooperación

nos liberaremos de los desatinos

y sin ellas el sueño socialista se desvanece en ilusión.

Quisiera hacer un llamado sonoro

pues o hacemos más ciencia y tecnología

o Venezuela en su socialismo no podrá prosperar

pues el socialismo no llega solo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 700 veces.



Oscar Rodríguez E


Visite el perfil de Oscar Rodríguez E para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: