Una apología al FMLN de El Salvador

Recuerdo siempre algo que mencionaba mi querido y respetado amigo José Vicente Rangel: "Rafael, en política, lo más peligroso, es lo que no se ve, lo que no es evidente". Autor: Rafael Ramírez/Vigencia del 4 de febrero/aporrea.org/4/02/2024.

Tomando como punto de partida, los dos triunfos electorales del partido político de Bukele, llamado Nuevas Ideas, pasamos a hablar de lo que no se ve en política.

Sin información corroborada, es inútil hablar de lo que permanece oculto en política; sin embargo, y para no hacer chambres, hablaremos de ese tema, tomando como criterio la formulación y explicación de hipótesis.

Existen una serie de datos del periódico digital El Faro, que ha cubierto el episodio de las relaciones del gobierno salvadoreño actual, con las pandillas y las ediciones de los medios televisivos y digitales que han cubierto noticiosamente una serie de capturas de dirigentes opositores al gobierno de Felix y Bukele.

A partir de esos datos, sale la siguiente hipótesis. Se desconoce, el nombre de la maniobra; pero, los servicios de inteligencia del Estado, controlado por nuevas ideas; llevan a cabo una operación de manipular acontecimientos y figuras de la historia reciente de El Salvador con el método de trastocar los hechos, para convertir la historia reciente del país, en una intriga entre compinches.

Entretenidos con las intrigas entre compinches y las respuestas estatales públicas obligadas a establecer el orden; no nos damos cuenta que, atrás de esas acciones, existe una fuente o base de operaciones, manejadas por asesores y funcionarios, que sincronizan los tiempos, el ordenamiento y la celebración de la consumación de las maniobras, con las que se mantiene el Estado.

Una segunda hipótesis: el establecimiento de la base de operaciones, tiene como objetivo llegar a cumplir con tres procedimientos. Uno, consiste en manejar los negocios con los jefes pandilleros, para menguar la violencia, las rentas, los asesinatos, y ofrecer el mejoramiento de los reclusorios y del trato a los detenidos.

El otro movimiento, consiste en tramar acciones judiciales que convierten a dirigentes del FMLN, ARENA y cúpulas militares relacionadas con ambos partidos, en las víctimas principales de los chanchullos jurídicos del Estado, que incluyen en esa dinámica perjuriosa, la violación de la Constitución.

La tercera acción gravita en ponerle fin al proyecto del fmln de cambios y profundizar el restablecimiento modernizado del poder hegemónico de las clases burguesas, ahora lideradas por el capital industrial, mercantil y financiero. Este es el asunto estratégico de fondo.

Desvirtuando las deformaciones históricas de la guerra.

Si miramos con el punto de vista bukeliana la historia reciente de El Salvador, la guerra de 12 años del FMLN y sus resultados políticos, que cambiaron el control y hegemonía tradicional, que los cafetaleros, terratenientes exportadores y comerciantes, mantenían sobre el Estado, resultan ser, una chonguenga (peo) política de aventureros.

En cambio, dejando las chifladuras a un lado, nos damos cuenta que, con el desenlace de la guerra de 12 años y sus mártires, el FMLN irrumpió, a través de los acuerdos de paz, a formular una serie de reformas en la estructura legal del Estado y sus tres poderes. Así fue como el Frente, rompió legalmente, el control y la ocupación del Estado y sus formas de gobierno, que estaban bajo el excepcionalísimo de terratenientes cafetaleros, ricos agro exportadores, comerciantes burgueses y sus lacayos

Esa irrupción del fmln, en la vida política tradicional y dominante en El Salvador, permitió fundar así, espacios de participación electoral y de gobierno, para nuevas fuerzas políticas.

De esta manera, El Salvador inauguraba un nuevo proceso de relaciones políticas, donde se instauraba, en el seno de la democracia burguesa tradicional, reaccionaria, anticomunista y racista; un ejercicio electoral pluralista muy diferente, al mantenido muchas décadas por partidos derechistas como el militarista PCN y el anticomunista ARENA.

En ese ejercicio electoral, donde las fuerzas derechistas mantenían continuamente su invicto gubernamental a costa de fraudes y represión, el FMLN se abrió paso, se convirtió en partido político y se sometió al escrutinio electoral del pueblo. Ese es otro proceso complejo.

Pero, aparte de los avances y retrocesos electorales del FMLN, su más preciado logro político fue, resquebrajar el control tradicional que la derecha ejercía sobre el Estado y sus formas de gobierno, ponerle tope a la continuidad de los crímenes y represión militar que las fuerzas del orden ejercían con inmunidad sobre la población civil, fundando aquí, la Policía Nacional Civil-PNC. Otro logro importante del "Frente" fue, abrir el ejercicio electoral pluralista, donde la población marginada políticamente, hoy tenía la oportunidad de participar activamente.

El FMLN, logra así, desmantelar los pretextos con los que los oligarcas dominantes en El Salvador, habían acorralado la vida democrática de los ciudadanos y marginado a la población salvadoreña, desde la matanza de 1932, a participar activamente en la vida política nacional.

Sin embargo, esa alegría no duró mucho; como respuesta al inicio de un período difícil de reconstrucción de relaciones políticas, encaminadas a la reconciliación social y participación política electoral de los sectores populares marginados, el gobierno norteamericano deportó hacia El Salvador, un ejército de terroristas, criminales, traficantes de drogas que tenía como reservas políticas en las cárceles de varios Estados de la Unión norteamericana.

Llegaron así, los mareros de la MS y los 18. Movimientos violentos, que rápidamente se activaron y crecieron, principalmente en las zonas urbanas del país.

De la misma manera que la actividad delictiva de secuestros, desapariciones, rentas, asesinatos y tráfico de drogas de los movimientos terroristas en ebullición y apogeo, complicaba el desarrollo del proyecto de transformación social; el bloqueo parlamentario, que los legisladores del partido ARENA, ponían a las políticas de beneficio social impulsadas por el FMLN, fueron acabando con el proyecto pluralista y de transformación económica y social que impulsaba el "Frente".

De cara a este panorama de agresión a las políticas del fmln, nace el proyecto de Nuevas Ideas, que se prestó, con la complicidad de antiguos militantes del fmln, a pegarle el tiro de gracia al proyecto pluralista del FMLN y a inhabilitar líderes del derechista ARENA.

Son notorios, los procesos sumarios contra las dirigentes políticas del FMLN, la médica Violeta Menjívar y la científica Erlinda Handal; quienes fueron apresadas y enjuiciadas por delitos ampulosos. También, se encuentran exiliados, los expresidentes Mauricio Funes y Salvador Sánchez Cerén, ambos del FMLN.

Se suman a estos casos, las capturas para inhabilitar política y electoralmente a opositores de los partidos político ARENA y GANA; entre ellos, se capturaron al expresidente Tony Saca y al ex alcalde capitalino Ernesto Meyson. Otro caso testimonial, es la captura del general David Munguía Payés, acusado de negociar con pandillas.

Contrapesando el éxito de la lucha contra las pandillas, con la militarización de la vida civil y la violencia fascista contra la cultura.

Durante el tiempo que se implementaban las maniobras diseñadas para neutralizar las pandillas; el plan de capturas, control territorial y militarización de la vida civil, iba acompañado con la implementación del estado de excepción, que se ha venido renovando por más de un año; medida que vulneró los derechos humanos e hizo volver la impunidad de las fuerzas del orden y la represión. Se agrega a lo anterior, la construcción del Centro penitenciario CECOT, que aloja casi 15 mil reclusos y el reforzamiento de las fuerzas del orden, Policía y fuerzas armadas, con incremento de personal juvenil y mejoramiento del armamento y medios de transporte.

Va también, una serie reformas jurídicas y constitucionales que remarcan el control hegemónico de los poderes del Estado, y la persecución con causales judiciales infladas contra dirigentes de ARENA, FMLN y cúpulas militares relacionadas con ambos partidos.

Junto a esas medidas represivas y hegemonistas, va, la exposición continuada de un discurso de odio, difamación de los gobiernos anteriores y un planteamiento deformado de la guerra revolucionaria, la desvalorización de los acuerdos de paz; que fue un proceso de diálogo y negociación entre El gobierno de Cristiani y los líderes del FMLN, con el que se le puso fin a la guerra de 12 años.

Henos aquí, frente a algunos acontecimientos testimoniales en el campo de la escultura:

El derribamiento, la demolición, luego fundir el metal y convertirlo en tapaderas de hidrantes de aguas negras, de una escultura en assemblage y colage tridimensional dedicado a la reconciliación y a la memoria de un momento histórico de guerra. La escultura de más o menos 6 metros de altura, y 25 metros cuadrados de base, configurado por el busto de una mujer guiada por palomas en el aire y dos militares de la mano (una mujer guerrillera y un soldado hombre de las fuerzas armadas) caminando y con un brazo en alto. El busto color azul añil y los cuerpos verde olivo. Se construyó con cientos de miles de llaves de puertas y candados ya en desuso. Este acto violento de fascismo anti cultural, evidencia la negación de Bukele a la historia de guerras de clases que ha vivido El Salvador, en su existencia centenaria cono república y un irrespeto a los derechos de autor.

En relación al contenido de la escultura destruida, llevaba el mensaje optimista de paz y reconciliación y a la vez, expresaba un recordatorio a las víctimas de la guerra de los 12 años, despertaba también la obligación moral de indemnizar a los veteranos sobrevivientes del conflicto y ponía en perspectiva, prevenir la repetición de los crímenes del pasado, como un deber legal y una obligación moral de las autoridades salvadoreñas.

Son palmarias, las desgastadas expresiones contra revolucionarias dirigidas hacia el FMLN, que están en el centro del entramado deconstructivista del discurso bukeliano y de sus seguidores parlamentarios y activistas. Así como la descompensación de la energía de los eventos históricos llevados a cabo por el movimiento revolucionario del fmln.

Todo esto está constatado en los hechos y en los twits, ahora X, que divulga Bukele, el gobierno y sus ministerios, el periódico oficial El Salvador, la Radio Nacional, más el agregado de las declaraciones de los altos mandos del ejército y la policía nacional civil. Las prácticas de consumo de este tipo de información, recae sobre los jóvenes del campo y la ciudad, que son los principales destinatarios de la deconstrucción histórica promovida por el gobierno.

Para reforzar la hipótesis, hay un dato curioso, la existencia de un personaje que parece estar relacionado con el papel subvertidor de los hechos. Este personaje tiene que ver con el asesoramiento político presidencial y sus vínculos con el gobierno venezolano.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 641 veces.



Memo Fernández


Visite el perfil de Memo Fernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: