Un colombiano desde el exterior

Alguien alguna vez pudo pensar que está tarea de cambio en Colombia sería algo fácil y sencilla? La lucha apenas comienza y gracias a Dios ¡Por Ahora! en santa y relativa Paz.

El análisis del resultado debe ser profundo, didáctico y sin especulaciones a priori; en primer lugar debemos entender que el solo hecho de haber ganado la presidencia no es suficiente, ¡claro! que es un gran logro político y aunque el poder real aún lo mantiene el modelo que por décadas ha desangrado nuestra nación, debemos entender que toda gobernanza tiene Cuatro (4) Elementos fundamentales que la sustentan como son: el poder Político, el poder Social, el poder de las Fuerzas Armadas y el poder Económico.

Pues bien el desgaste político del nefasto establisment anterior le brindó la oportunidad a la población de intentar hacer un cambio político y este efectivamente se dió, ahora tenemos que analizar a profundidad sus efectos; uno de ellos es que la ahora oposición entendió la gran debilidad política que tiene y se unió ¡toda!, incluso con grupos ilegales, medios de comunicación y demás para evitar que tal situación política se expanda a los otros sectores de la vida nacional y utilizaron para ello todo lo que tuvieron a la mano legal o ilegal, interno y externo para lograr sus objetivos... y ¡lo lograron!...; entonces no hay nada porqué extrañarse, el clientelismo, la compra de votos, la coerción y los grupos de poder se impusieron.

Otro efecto a resaltar es que los progresistas debemos entender que los cambios y las revoluciones no se hacen con reformas y mucho menos en un país donde quienes las hacen son justamente los enemigos del cambio, llámese Congreso, senado, procuraduría, contraloría, fiscalía, suprema corte, gobernadores, alcaldes, diputados, concejales y un larguísimo etc., entonces ¿que se podía esperar? Esa fué la lógica reacción de la oposición, si hay alguien a quien culpar es a las tibiezas y traiciones de algunos para hacer los cambios de los otros poderes que aún ostentan quienes perdieron la presidencia.

Desde mi punto de vista crítico el presidente Petro debió en el primer momento de su triunfo presidencial (en caliente) haber convocado a toda esa población que le ¡OTORGO! el poder Politico a una consulta con fines de hacer CAMBIOS EN EL PODER SOCIAL E INSTITUCIONAL, por lo demás los poderes económico y militar tendrían que asumir su responsabilidad histórica y comprender que son ellos y no otros los que perderían en caso de una eventual respuesta civil y popular por la defensa del poder político logrado con tanto fervor y sacrificio, situación está que estoy casi seguro los militares y empresarios no permitirían ni estarían dispuestos a defender los intereses de mafias y clanes delictivos que permearon las instituciones, estamentos sociales y poderes de la nación a punta de sangre y fuego.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1256 veces.



Gonzalo Ochoa Díaz


Visite el perfil de Gonzalo Ochoa Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Gonzalo Ochoa Díaz

Gonzalo Ochoa Díaz

Más artículos de este autor