El capitalismo no puede evitar, lo que hay que evitar

El capitalismo es un sistema, por lo tanto, es mucho más que solo lo económico, y no puede evitar destruir y afectar las dos categorías que le producen su riqueza: la naturaleza y la fuerza de trabajo asalariada, las dos son transformadas en mercancías; son productos históricos. Marx partió de la producción material social, porque ella contiene la esencia de las contradicciones sociales. La producción es histórica, digo, resultado de conflictos entre antagónicos sociales; fue privatizado lo que era libre. En su momento histórico, "Los expropiadores serán expropiados"

Como se puede demostrar, no es este un proceso natural y evolutivo, SE TRATA DE UN PROCESO HISTÓRICO, POR LO TANTO, EL RESULTADO DEL DESARROLLO DE LAS CONTRADICIONES SOCIALES EXISTENTES EN EL SENO DE LA SOCIEDAD. El progreso, es el florecimiento de una de las partes a costa de las otras. Es un mito para la justicia social. Obviamente, el tiempo de existencia del sistema capitalista está limitado; DEPENDERÁ DEL DESARROLLO DE SUS CONTRADICCIONES SOCIALES ANTAGONICAS. Le corresponderá a la clase trabajadora determinar la existencia temporal del capitalismo, es su opuesto histórico.

Historia es sociedad en confrontaciones dialécticas; clases enfrentadas que defienden sus intereses, en fin, praxis o consciencia de clase en acción. La dialéctica ES UN MÉTODO que posibilita comprender a estos conflictos y a la lógica de la historia: la confrontación social. El Estado aparenta ser el Gran Juez, pero es la trinchera jurídica y políticas del poder económico. ¿Socialismo con él Estado liberal burgués? ¿Cómo así?

No somos individuo somos comunidad. Con y dentro de la naturaleza nos humanizamos. La naturaleza no está fuera de nosotros: somos ella. Con el trabajo transformamos la naturaleza y nos reproducimos como especie. Es lo histórico en movimiento. El trabajo privado no humaniza, somete. De transformar la naturaleza a demolerla hay un abismo. Del trabajo humano libre al trabajo asalariado también. Riqueza y pobreza son productos históricos. ¿VENDRÁ "EL DECRECIMIENTO"?

El control que una minoría tiene sobre una mayoría será temporal; dependerá del desarrollo práctico de la consciencia social del pueblo. Las contradicciones materiales alimentan la pugnacidad social. Los intereses privados se despliegan en todos los espacios sociales. Los recursos más insólitos son usados para ocultar la verdad y legitimar la mentira: la ideología como falsa consciencia. La teoría cuando lo es de clase, trata de la lucha dialéctica entre intereses opuestos en el seno social. Probará que la historia es dialéctica. Lo que llamamos PROGRESO ES EL DESARROLLO DESIGUAL ENTRE CLASES. Una clase "progresa" a expensas de otras.

Cierto: "Los cambios materiales, son más fáciles y rápidos que en la consciencia". La consciencia social es un asunto complejo, pues sobre ella se han vertido cualquier cantidad de falacias, sofismas y mentiras. Solo cuando la consciencia (relaciones sujeto/objeto) lo es de clase, se transparenta la realidad histórica: las contradicciones de clase. Estas contradicciones, NO TIENEN SOLUCIÓN EN EL ESTADO BURGUÉS. El Estado es parte esencial de lo histórico. La historia no es una fatalidad ni un determinismo, es el campo de batalla de las contradicciones sociales. Hasta el sentimiento religioso es un producto social.

Todo muestra que hoy el pueblo no tiene una clara teoría revolucionaria y muy poca consciencia de su clase; parece desguarnecido. Marx nos enseñó que la clase trabajadora es una categoría histórica, que contiene dentro de sí la fuerza transformadora: la teoría revolucionaria clasista. Le asignó a la clase trabajadora la colosal tarea de hacer la revolución. "Proletarios del mundo uníos". Revolución y contra revolución son cuestiones de clases. ¿DÓNDE ESTÁ LA IZQUIERDA?

La producción material fue para Marx, el vital referente para entender las contradicciones sociales. De aquí parte su teoría sobre la historia. La producción material, son espacios de confrontaciones históricas. La clase trabajadora es en tanto clase, la marcha de la historia. Marx señaló la auto destrucción de la clase trabajadora como clase. La teoría revolucionaria es práctica revolucionaria, ejercicio de la consciencia de clase de los explotados. La teoría debe ser arma revolucionaria.

Las contradicciones del capitalismo no son casuales son causales. La naturaleza del capital es intrínsecamente destructiva; destruye a la naturaleza y a su fuerza de trabajo, haciendo que una mercancía transforme a la otra. Mercancías que conducen a otra mercancía: el dinero. Son contradicciones insolubles y permanentes de las que el capital no puede escapar. Son espacios minados y terribles para este sistema. SIN CONTRADICCIONES, EL SISTEMA NO PUEDE EXISTIR Y CON ELLAS TIENE EL TIEMPO CONTADO. SON ESTAS CONTRADICCIONES, LAS QUE LA CLASE TRABAJADORA NO LOGRA ENTENDER A PLENITUD, a pesar de que son quienes peor las viven. ES AQUÍ, EN EL SENO DE ESTAS CONTRADICCIONES, DONDE ESTÁ SU PAPEL HISTÓRICO REVOLUCIONARIO. Hoy, sus luchas no trascienden más allá del salario. "Sin teoría revolucionaria no hay revolución". HASTA EL PRÓXIMO VIERNES.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1222 veces.



Jesús M. Vivas P.

Profesor Universitario con 45 años de servicio docente. PhD en Historia, egresado de la Universidad Complutense de Madrid. Más de 700 Artículos publicados a nivel nacional e internacional, mas de 60 años en la lucha revolucionaria, soy Jesus "Chucho" Vivas

 jesusm_vivas@hotmail.com

Visite el perfil de Jesús M. Vivas P. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jesús M. Vivas P.

Jesús M. Vivas P.

Más artículos de este autor