Como soporte del Socialismo Bolivariano del Siglo XXI

A modo de Introducción 

Este escrito, aparece en un momento  histórico signado   por nuevas tendencias teóricas y rupturas paradigmáticas. Hoy  reflexionando acerca  del Primer Encuentro Posdoctoral: “El Socialismo del Siglo XXI”, celebrado en la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Carabobo, no  me quedó  otro  camino  que revisar mi caja de  herramientas y comenzar a vaciar todos aquellos instrumentos teóricos, modelos económicos, conceptos, categorías sociales, mitos, creencias, esquemas mentales que respondieron a un momento  histórico determinado. Llega a mi recuerdo la famosa Teoría de la Dependencia, cuantas noches de anàlisis, posturas teóricas, en definitiva sin saber consolidamos una tendencia que al final  justificaron a partir de la década de los sesenta a  los gobiernos seudo-democráticos y hasta   gobiernos gorilas esparcidos  por toda Latinoamérica. Un debate  para legitimar la Teoría de la Dependencia  que respondía  y respondió a una fase de fortalecimiento de una oligarquía criolla aliada a los  más oscuros interese foráneo. El debate  aparece hoy como una necesidad de unificar  criterios  y políticas en la construcción de nuevas instituciones que respondan  a la resolución  de los grandes problemas diferidos por mucho  tiempo, fortalecer un proceso de cambios de paradigmas en función de una nueva sociedad, con una nueva visión de lo cultural, lo económico, lo científico y lo técnico, que articule a  la sociedad a través de redes  sociales  para construir nuevos  espacios comunicativos  basados en la participación libre y democrática. El Dr.- Rigoberto Lanz insistió en vaciar esa caja de herramientas si realmente  queremos  dejar atrás el socialismo real con todas sus cargas para dar paso al post-socialismo. Por supuesto  que entendí la conspiración académica del Dr. Rigoberto Lanz. No es fácil dejar atrás al marxismo-leninismo  como herramienta teórica  para interpretar la realidad, en mi caja de herramientas me encontré  con la Reconstrucción del Materialismo Histórico de Jurgen Habermas, un neomarxismo  que le dio una voltereta al trabajo  por el interés como categoría social, retroalimentando al capitalismo y reafirmando que ninguna ciencia es neutra, mucho  menos  la  tecnología  que de ella se deriva, en esa dirección seguí vaciando mi caja de  herramientas, negándome en esta  etapa  que vive  nuestro país, a desprenderme del Materialismo Histórico y el Materialismo dialéctico, a sabiendas  que el momento  histórico  que vivimos signado por el caos  y la globalización, todo se está derrumbando, la postmodernidad está ocupando  todos  los espacios. Hoy, al calor del debate del Socialismo del siglo XXI, debemos extraer  con pinzas de  las miles de  cajas de herramientas, los alicates, serruchos, tuercas, pega  lo todo, Bay pass, reformatear la mente, otros, para  un debate abierto  y positivo   
 
 

que contribuya a la consolidación de  la democracia  participativa expresada  como un cambio cultural a todos los niveles.

En esa dirección, también apareció en mi caja de herramientas la Teoría Sistémica de V. G. de Afanasiev, soporte teórico de la extinta  sociedad soviética; a sabiendas del choque que producirá en los postsocialistas, me atreví hermenèuticamente, a dejar  que  los autores hablen de nuevo  e inferir  algunas ideas, que puedan contribuir al debate abierto, que fortalezca  el pensamiento actual de los diversos actores venezolanos en tono al Socialismo del Siglo XXI. En esa dirección le prometo al Dr.- Rigoberto Lanz seguir vaciando reflexivamente  mi caja de herramientas.

 

TEORIA DE LA DIRECCION CIENTIFICA DE LA SOCIEDAD DE V. G.AFANASIEV.

     
    1- ENFOQUE METODOLOGICO:

La teoría de la gestión de Afanasiev viene a ser en realidad una teoría social cimentada en los principios básicos del Marxismo- Leninismo y expresada metodológicamente a través del materialismo dialéctico, apoyada en las tesis básicas de C. Marx y F. Engels y determinadas por los planteamientos teóricos de V. Lenin, basados en la experiencia Soviética como primer país en el mundo en llevar a la practica los principios básicos del Marxismo como concepción materialista de la historia.

 
El autor comienza definiendo la sociedad al igual que la naturaleza como un sistema integral cuyos componentes en interacción permanente engendra nuevas cualidades, que no poseen los elementos integrantes del mismo y que solo son producto de la estructura- funcional del propio sistema. Es evidente que el desarrollo de la teoría misma esta concebida dentro del enfoque de sistema y que consideramos necesario mencionar sus particularidades: 1.-Cualidades resultantes de la integración y de la formación del sistema, que no se reduce únicamente a la suma de las propiedades de los componentes de que consta... 2.- Composición del sistema siempre existe la división del todo en las partes (1), las partes son elementos, órganos, fenómenos y procesos, cuya interacción constituye precisamente el todo y da lugar a las cualidades que nacen del sistema. El sistema social concebido como tal estaría constituido por un conjunto de partes que iría desde un fenómeno, procesos o ideas sociales hasta un sector de la economía considerado como tal. Esta composición viene a ser la esencia del sistema, la base de su estructura y su organización... 3.- Organización interna, que se manifiesta por la interacción de los componentes que la forman. A cada sistema le corresponde un grado de estructuración y organización; su carácter específico depende de la naturaleza de sus partes.  

El sistema según Afanasiev... “es contradictorio por naturaleza. Es una cosa concreta, plasmada, que mantiene su determinación cualitativa durante cierto período, a veces prolongado. Al propio tiempo, no es una cosa petrificada, fija de una vez y para siempre, ya que se encuentra en estado de movimiento y en proceso de desarrollo... El sistema es un proceso, por cuya razón la estructura viene a ser su organización en el tiempo”. En términos dialécticos o marxista podemos afirmar que el autor deja implícito la caracterización del sistema como unidad dialéctica contradictoria en tanto la estructura como parte constitutiva del mismo garantiza su funcionamiento cualitativo así como los cambios que en su seno interno se generan de forma tal que de su propio seno surjan otros sistemas mas avanzados en el tiempo. La estructura de organización permite al sistema un cierto equilibrio de las partes que la integran, además de las conexiones en el espacio y tiempo; que se manifiestan por un conjunto de interacciones directas o indirectas, esenciales o no esenciales, causales, armónicas y contradictorias, etc. En síntesis, el sistema posee todo el conjunto de componentes y conexiones entre sus partes, que son en parte objeto de estudio de la dialéctica materialista.

El sistema posee relaciones propias de Coordinación y Subordinación.

La coordinación es la armonía y ajustamiento de los componentes de un todo, el carácter especial de la dependencia recíproca de éstos que  
asegura el equilibrio dinámico del sistema.

La subordinación señala el lugar especial y la significación desigual de cada parte en el todo. Según la concepción materialista de la historia, el mas importante componente del sistema social tomado como un todo es el modo históricamente determinado de producción de los bienes materiales, el que constituye la base de funcionamiento y del desarrollo de la sociedad. (4) El carácter específico de su interacción con el medio ambiente a la que Afanasiev hace referencia en los siguientes términos Las condiciones, el ambiente, son el fondo sobre el que se despliegan y con cuya participación se producen el funcionamiento y el desarrollo del sistema integral.

En relación a los tipos de sistemas integrales, el autor hace referencia a todo tipo de sistemas (mecánicos, físicos, biológicos, sociales, artificiales, etc.). Sin embargo todos estos sistemas pueden ser divididos en sistemas autogestionados y sistemas gestionados dirigidos. A los autogestionados, los de regulación .propia, le son inherentes los procesos de dirección. Todos los demás son sistemas autogobernados.  

A este nivel de anàlisis de la teoría el autor se plantea el concepto de dirección y gestión, a la que ubica en el ámbito de la cibernética y define como un atributo una propiedad inmanente de todo sistema auto gobernado, por lo que la dirección sea la misma autonomía, la gestión con las fuerzas propias. Cada uno de los sistemas autogobernados consta en realidad, de dos subsistemas: uno dirigido y otro dirigente. Aplicados a la sociedad, estos dos subsistemas se denominan objeto y sujeto de gestión. Es importante aclarar que tal clasificación tiene sus limitaciones ya que no todos los sistemas sociales generan dos subsistemas: uno dirigido y otro dirigente, lo anterior se puede corroborar por el desarrollo mismo de la sociedad y el cual fueron concebidas por C. Marx, ejemplo de ello fueron las comunidades primitivas, al menos en sus primeras fases. El sistema autogobernado sólo puede conservar su integridad y determinación cualitativa en casos de influencias limitadas desde dentro o desde fuera, importantes para que el proceso de dirección pueda realizarse sin dificultad, sin poner en peligro la estabilidad del sistema o destrucción, lo anterior solo es posible a través de la información; indispensable y suficiente para que el sistema autogestionado, como mencionábamos anteriormente pueda funcionar sin destruirse, manteniendo sus características esenciales. De ahí que la teoría se basa por lo menos en su fase inicial, en los postulados básicos de la Cibernética, por lo que pone de manifiesto su aspecto lógico- formal, así como el uso de la interpretación estadística, al que no podemos negar la naturaleza humana de la información e interpretación estadística y es en el hombre que la información toma sentido y significado ordenador. Por supuesto todo sistema social se caracteriza por sus conexiones directas, indirectas e inversas y que se explican por su naturaleza contradictoria en las que las causa y efectos se alteran constantemente siendo muchas veces las causas efectos y los efectos causas, producto de las contradicciones que en el seno interno de la misma sociedad se generan. En tal sentido debemos tomar en consideración que todo sistema tiende a su transformación constante y ello se explica por la acción de los distintos componentes y de la eficacia de la acción misma del sistema, por lo que la tendencia es hacia el equilibrio dinámico; el principio cibernético de retroconexión es propio de los sistemas autogobernados y va unido a otra peculiaridad muy importante, la orientación hacia un fin concreto, ya que los diversos subsistemas y en particular el sistema dirigente recibe señales a través de circuitos de retroconexión, de que se han logrado o no los objetivos o el efecto útil previsto. Es importante señalar que el hombre es el único ser capaz de plantearse objetivos y tratar de obtenerlos dentro de un ámbito social a diferencia de los otro animales que responden de una manera instintiva como resultado de la evolución natural. En la sociedad la meta superior y final de la dirección expresada en la forma mas general, es lograr el mejor funcionamiento del sistema, la obtención del máximo efecto útil con el mínimo esfuerzos de gastos. Este es el objetivo de la cibernética y parece ser uno de los objetivos de la teoría de Afanasiev:  
lo que nos lleva en principio a afirmar su naturaleza estructural- funcional, aun cuando el autor argumentarà el análisis cibernético a través de la metodología del materialismo dialéctico, aun cuando podemos intuir en los aspectos prácticos su naturaleza funcional. Creemos que en parte, ahí, radica la importancia de la teoría de Afanasiev. Entendemos que los procesos sociales y en especial los de su dirección deben ser comprendidos a partir de un profundo anàlisis de la sociedad como un todo, además de sus particularidades básicas que nos permita vislumbrar los principios, el contenido, los límites y los medios de dirección; en ese particular coincidimos con el autor, sin embargo en el análisis de la misma seguramente vislumbremos con mayor claridad el enfoque dialéctico.

     
    II- LA SOCIEDAD COMO SISTEMA INTEGRAL  
    AUTOGOBERNADO

 
Para Afanasiev, la dirección científica de la sociedad no es otra cosa que una influencia con fines determinados sobre el sistema social, la puesta de este en consonancia con las leyes que le son inherentes. En este sentido, teoría y praxis permite determinar el comportamiento científico de la sociedad a través del descubrimiento de leyes científicas que determinan el desarrollo de la misma y que se ve expresada por la producción de bienes materiales dirigidas a satisfacer las necesidades de la sociedad, todo esto es posible por medio de la conjugación de la producción. El autor toma de Marx y Engels las categorías fundamentales del materialismo histórico para explicar el comportamiento científico de la sociedad y va más allá cuando afirma que la ciencia de la sociedad como sistema integral autogobernado se debe a ambos científicos sociales. En la propuesta teórica de Afanasiev se presentan las siguientes categorías: Formación Socio-económica: Definida como un sistema integral que tiene por base un modo históricamente determinado de producción de los bienes materiales.

 
Modo de Producción: Definida como la forma o manera de producir la sociedad los bienes y servicios necesarios para la subsistencia del hombre y garantizar el desarrollo de la sociedad misma-. Constituye la fuerza indisoluble de las fuerzas productivas y las relaciones de producción. El modo de producción de los bienes materiales es la base material y económica de la formación sobre la cual se rige la superestructura.

 
Superestructura Social: Las concepciones políticas, jurídicas y filosóficas, artísticas y religiosas de la sociedad y las correspondientes relaciones, institutos y organizaciones. Además son parte orgánica de la formación socioeconómica, considerada como un todo, otros fenómenos sociales: determinadas comunidades históricas de los hombres, el modo de vida, la familia y el matrimonio, el idioma, las ciencias naturales y ciertas organizaciones sociales (científico-técnicas y deportivas). Estos tipos de organizaciones son de importancia vital, sin ellas sería imposible la vida y el desarrollo mismo de la sociedad.

 
Es importante señalar, que estas categorías sociales se hallan estrechamente vinculadas, unidas dialécticamente y se manifiestan a través de la acción continua del hombre en el proceso de producción siendo reflejo de un conjunto de leyes históricamente determinadas por la acción del hombre en sociedad. Lo anterior pone de manifiesto que en la formación socioeconómica, a las relaciones sociales le corresponde un lugar muy importante en la gestión de la sociedad. Según el autor surgen necesariamente Relaciones de Gestión, el cual define como relaciones entre las colectividades humanas; siendo sujetos y objetos de gestión tanto la sociedad como los diversos subsistemas que la forman; son las relaciones internas de las colectividades establecidas con el fin de lograr la coordinación y la mayor eficacia de la actividad de los hombres. Una sociedad donde prive la propiedad de los medios de producción, es una sociedad antagónica dividida en clases sociales antagónicas donde priva la explotación de los medios, siendo el hombre un medio más del proceso de producción y por lo tanto sujeto a regulación y dirección. Desde esta óptica materialista lo que determina los cambios sociales, son los cambios que se producen en la producción social; su carácter contradictorio permite cambios cualitativos, reafirmando un nuevo modo de producción, una nueva base y una nueva superestructura, sometiendo los viejos elementos superestructurales con arreglo a la esencia de la nueva formación socioeconómica y las adaptan a los intereses de la nueva clase dominante.

 
De ahí que los cambios sociales son cambios dialécticos y que se ven expresados por los diversos modos de producción por los que ha pasado la historia; sin embargo es bueno aclarar que estos cambios no son lineales, y la experiencia histórica es que no todos los pueblos han pasado en su desarrollo por todas las formaciones sin excepción. Cada pueblo tiene sus particularidades especificas, estas particularidades se manifiestan en la “ley del desarrollo económico y político desigual” o los que otros teóricos dominan “ley del desarrollo desigual y combinado” para caracterizar de algún modo, a los países subdesarrollados. Para dejar clara la idea anterior, Afanasiev reafirma que la formación socioeconómica: “Es un sistema integral en la cual e proceso de gestión científica de la sociedad se debe en gran parte a la complejidad del proceso y en el que la gestión es una propiedad inherente de la misma, gestión que se desprende del carácter dinámico del trabajo social, colectivista de los hombres, de la necesidad de relacionarse con el proceso del trabajo y de la vida, de intercambiar los productos de su actividad material y espiritual”(2) En este sentido el Trabajo también aparece como una categoría social determinante en el anàlisis Marxista.

 
El carácter dialéctico de la sociedad lleva a Marx a proponer dos tipos, dos mecanismo de influencia dirigente en el sistema social: el espontáneo y el consciente; en el primero priva la causalidad, es automático y no requieren la intervención de los hombres, este solo las conoce y se adapta a ellas, puede acelerar o hacer mas lento su curso, pero no puede imponérseles. La dirección espontánea no depende del funcionamiento de los institutos sociales específicos. A propósito de esto Marx decía En la distribución de los productores de mercancías y de sus medios de producción entre las diversas ramas sociales de trabajo reinan el azar y la arbitrariedad(3). Los factores conscientes relacionados con la actividad de los hombres orientada a fines concretos. Se forman paulatinamente institutos sociales especiales- sujetos de gestión-, es decir, según Afanasiev Un conjunto de órganos y organizaciones que ejercen un efecto consciente sobre el sistema, con el fin de lograr determinados resultados. Al tratarse de gestión consciente, la conducta de los hombres, de las colectividades sociales, lo mismo que de otros componentes del sistema, se coloca dentro de determinados límites con arreglo a la esencia económica de la sociedad. Estos factores conscientes han experimentado hondos cambios en la marcha del progreso de la sociedad”(4). El planteamiento anterior se pone de manifiesto en el progreso científico-tecnológico que ha determinado los cambios sociales en lo que va del presente siglo, cambios generados por  
el desarrollo mismo de las fuerzas productivas, aunadas al desarrollo de las relaciones de producción y dentro de estas las relaciones sociales, que a nivel especifico se traducen en relaciones de gestión. La gestión consciente de la sociedad, desde este punto de vista, adquiere un carácter histórico y por lo tanto dialéctico; depende de la esencia de la sociedad, de las relaciones económicas que dominan en ella y del carácter del régimen sociopolítico. A este nivel nos parece realmente que la teoría de la gestión científica de la sociedad, asume el enfoque integral de anàlisis de la sociedad que se ve reflejado en los postulados teóricos del Marxismo-Leninismo, enfoque que aplicado al estudio de la sociedad, no es mas que el enfoque del materialismo dialéctico. Sin embargo todavía nos embarga la duda ya que el autor aun continua aplicando a nivel del discurso el termino estructural- funcional sin dejar claro el significado de los términos, ya que ambos representan una concepción metodológica diametralmente opuesta al menos en el plano teórico. Seguramente un juego de términos que utiliza el autor y que se justifican por el punto de partida de la teoría en si cuando toma para si los postulados de la cibernética como ciencia moderna.

     
    III- LA GESTION EN LA SOCIEDAD CAPITALISTA

La sociedad capitalista es un sistema integral autogobernado, constituido por un conjunto de subsistemas, correspondiente a diferentes sectores de la vida económica, sociopolítica, espiritual, etc. conectados en sentido estructural y funcional, constituyendo un conjunto de formaciones integrales de distinto grado de complejidad y organización. Su carácter dinámico y dialéctico permite su desarrollo cualitativo a través de las contradicciones que resultan del mismo proceso de producción de los bienes materiales a que es determinado por la propiedad de los medios de producción, lo que hace del modo de producción una totalidad antagónica, que es expresión del desarrollo de las fuerzas productivas y las relaciones de producción, que generan en el seno de la sociedad la diferenciación de clases que se caracterizan por su ubicación en el proceso productivo, de ahí, la existencia de dos grandes clases sociales; las propietarias de los medios de producción y las no propietarias de los medios de producción, en términos Marxistas: Burguesía y Proletariado, este ultimo sector minoritario en cuanto a la conducción del poder; por lo que podemos afirmar que en su seno se manifiestan relaciones sociales de explotación, relaciones de coordinación y relaciones de subordinación, cuya base es el modo de producción asentado en la propiedad privada de los medios de producción.  

En la sociedad capitalista funcionan dos factores de gestión; el espontáneo y el consciente, ya explicados anteriormente. El sistema hace uso de estos tipos de gestión para dominar a la sociedad a través de la regulación de las esferas sociopolítica y espiritual, aun cuando su carácter contradictorio origina la lucha de clases, de ahí la importancia que tiene dirigir la conducta de los hombres, asuntos e ideas, con el fin de orientar la actividad de los individuos y las colectividades sociales y su vida social por el cauce que le interesa a la clase dominante.., en palabras de Afanasiev se expresa como La misión de coacción política y de influencia ideológica en las masas trabajadoras se origina en la misión principal del Estado y de todo el sistema de institutos sociales burgueses”(5).

 
En la sociedad capitalista, el Trabajo como categoría social adquiere su mayor relevancia, por el hecho mismo de que el trabajador es considerado como una mercancía mas, desde el mismo momento en que su fuerza de trabajo tiene un valor al igual que cualquier mercancía, siendo objeto de gestión por parte del capitalista considerado como sujeto de gestión, aun cuando por el desarrollo mismo del sistema esta función en si sea asumida por los gerentes, administradores del proceso de producción, aun cuando es el capitalista quien gobierna y tiene plena potestad tanto en la esfera de la producción como en la de las relaciones políticas y de la vida espiritual, ya que es en definitiva el propietario del capital. Surge a este nivel del anàlisis de esta teoría, una categoría fundamental al igual que el trabajo, como es el Capital; descrito por Marx como un tipo de propiedad que explota al trabajo asalariado, y no puede incrementarse salvo con la condición de obtener un nuevo suministro de trabajo asalariado para reiniciar su explotación”(6). Es importante destacar que la relación entre capital y trabajo es tratada aquí como una función del capital mismo y como parte integrante del capital; por lo que se reproduce su carácter antagónico y dominante, la gestión en si es una gestión de dominación de un sector por otro, revistiendo carácter de clase.

El sistema de gestión, según el autor, en el capitalismo la distingue en tres etapas fundamentales: Una primera que se remonta a sus inicios, en ella, la función de gestión es limitada al propietario quien organiza la producción en todos sus ámbitos; sometidos cada uno de sus procesos a las fuerzas ciegas del mercado. El estado no interviene, cumpliendo simplemente el papel de policía, garante del establishment, en función de la libre iniciativa. Un segundo periodo de transformación del capitalismo pre-monopolista en capitalismo monopolista; en el que el propietario se libera totalmente de la función directa de gestión de la producción en su aspecto técnico y organizativo. En este periodo la gestión de la producción adquiere un carácter verdaderamente científico, lo que le permite al propietario manifestar su dominación a través de otros métodos indirectos puestos a su servicio por el desarrollo mismo de la ciencia y la tecnología, ya que quien detente el capital también detentará la ciencia y la tecnología. En cuanto a la gestión en si del aspecto técnico y organizativo, que se desprende del carácter mismo del trabajo social, recae definitivamente sobre los hombros de los organizadores de la producción (administradores, ingenieros, etc.), como las personas mas allegadas al capitalista, y esto es explicable por que la producción en si no ha alcanzado su máximo desarrollo. El Estado se mantiene todavía al margen de los procesos de reproducción capitalista, aun cuando por supuesto se presentan los primeros intentos de intervención. Una tercera etapa relacionada con la formación del Capitalismo Monopolista de Estado, en esta etapa predomina el capital por acciones, sin embargo, los propietarios siguen siendo los dueños de la economía y de toda la sociedad en cuanto la gestionan para si, que por su grado de complejidad recurren al Estado de la cual forman parte; encargándole la función de ingerencia directa en el proceso de producción capitalista, garantizando así mayor acumulación de capital y por lo tanto de dominación social.

 
El desarrollo de las fuerzas productivas en esta etapa es de tal magnitud, que los trust y consorcios monopolistas adquieren su máxima expresión. La orientación principal de la planificación es el mercado... Según Lenin” donde hay trust no hay carencia de planes (7).

En relación a las causas fundamentales de la intervención del Estado en la producción capitalista, se expresa por su transito de las formas extensivas de producción, donde predomina el factor trabajo a las formas intensivas de explotación del capital, este transito es producto del desarrollo científico y tecnológico y la preparación científica de los trabajadores. Este proceso lo podemos caracterizar de la siguiente manera: 1- La producción moderna se basa en el principio de la división del trabajo 2- El desarrollo científico y tecnológico ha permitido el surgimiento de nuevas ramas de la actividad económica, en la esfera de la técnica y de la ciencia (la energía atómica, la electrónica, la informática, transporte, etc.), que diluye lo que podemos llamar capitalista individual. Para ello se requiere de grandes corporaciones y la concentración de grandes recursos financieros y un sin números de recursos humanos especializados. Por su nivel de complejidad el Estado burgués  
es el llamado a asumir estas funciones. 3- La militarización de la economía durante la guerra y la carrera de armamentos en el período postbélico han originado necesariamente la intervención centralizada del Estado en la producción de material de guerra y las ramas afines. 4- Dado el aumento de la propiedad del Estado, nacida de la nacionalización capitalista y cada vez mas extendidas en los países capitalistas.

 
La propiedad del Estado constituye la base económica de la regulación monopolista de Estado. Esta no se utiliza en beneficio del capital individual, sino en la mayoría de los casos en función de toda la clase capitalista. 5- La emulación económica del sistema capitalista con el socialista, lo que ha llevado al sistema capitalista a utilizar los mismos métodos de gestionar la economía socialista, sobre todo la función estatal de planificación. La planificación económica es el rasgo mas distintivo de esta etapa y es propia según G. Myrdal tanto del capitalismo como del socialismo”(8), sin embargo es bueno aclarar que esta prácticamente tiene su origen en los países socialistas, a partir de la instauración de los planes quinquenales puestos en práctica por la ya extinta URSS. Y que es seguida por los países capitalistas específicamente en la metodología y la técnica del análisis estructural y funcional en la gestión, de empleos de tècnicas de planificación- programación- elaboración de presupuesto y otros métodos contemporáneos de gestión, especialmente en los países capitalistas mas avanzados. Es importante señalar que los países que giraron en la orbita socialista soviética utilizaron algunas técnicas avanzadas provenientes de los países capitalistas; Estas fueron utilizados con espíritu creador, aplicándolas a las condiciones de estos  paises que abrazaron el modelo socialista. De ahí que con esta premisa el autor deja claro la naturaleza estructural -funcional del sistema social, que en este particular parece no tener diferenciación, ya que lo que esta en juego es la consecución de objetivos y metas por medio de recursos que resultan escaso tanto en un sistema como en el otro.

En cuanto a la Regulación de la Conducta de los Hombres: Es el Estado el que le atribuye mayor importancia, en especial a la que se refiere a la relación del trabajo con el capital, tratando de reconciliar ambos factores, contradictorios e irreconciliables desde el punto de vista Marxista, esa reconciliación trata de ser impuesta a través del control social; partiendo de la sectorización de la sociedad según su grado de participación en el proceso productivo. La finalidad de la intervención del Estado en la vida sociopolítica y espiritual-psicológica es, en esencia, similar a la finalidad de regulación económica: conservar el capitalismo, mantener a raya las contracciones que le son inmanentes, para ello es necesario mantener la conducta del individuo y la acción de los grupos sociales limitada en gran parte a la satisfacción de sus necesidades inmediatas. Esta función es explicada por la Teoría de la Acción Social (M. Weber, T. Parsons, etc.). Por ejemplo, T. Parsons: Concibe el sistema de gestión como un sistema de diferentes niveles jerárquicos: El primer grupo consta de los ocupados en la producción primaria. Es el nivel técnico o primario, este nivel no posee funciones de dirección. El segundo agrupa a los hombres ocupados en la gestión de la producción y distribución (nivel de managers), este nivel no actúa a nombre propio, sino que recibe órdenes inmediatamente superior. El tercer grupo lo forma el nivel institucional, constituidos por los consejos directivos, consideradas la cúpula de las corporaciones o monopolios. El cuarto grupo lo integran los ocupados en los organismos del alto Gobierno, los que determinan a política del Estado. Es ese nivel societal de la dirección, el que, en última instancia, personifica la integridad del sistema social, y es precisamente aquí, en el nivel societal en donde se establecen los modelos y las normas de acción social y se realiza el control de su cumplimiento. Aquí la planificación de la diversidad de actividades económicas, sociales, culturales, etc. juega aquí un papel de gran relevancia y donde la teoría de la acción social pasa al plano práctico: Se conjuga en la gestión administrativa medidas de influencia ideológica y psicológica con medidas de coacción estatal. Permitiendo de esta forma la estabilidad dinámica del sistema capitalista. Entendiéndose que el capitalismo monopolista de Estado impide el avance a formas mas avanzadas de organización social, sin embargo es de esperarse que el desarrollo mismo de la sociedad por ser dialéctico genere sus propias contradicciones y permita avanzar hacia otro tipo de sociedad, para ello habría que contar con un sector de verdadera vanguardia revolucionaria que a la luz de esas contradicciones pueda influir de manera determinante: la historia esta llena de esos ejemplos.

     
    IV- LA GESTION EN LA SOCIEDAD SOCIALISTA

 
La sociedad socialista al igual que el sistema capitalista es un complejo sistema integral diferenciado, a diferencia de este, todo miembro de la sociedad es a la vez sujeto y objeto de gestión; gobernado y gobernante. Cualquier persona es gobernada, pues, cual fuera el rango que ocupe es gobernada por la sociedad, y, porque forma parte de una colectividad determinada y es gobernado junto con ésta por un órgano colectivo, es decir, por un sujeto de gestión. Es copropietario de la propiedad socialista, el hombre como en cualquier otro sistema social avanzado tanto objeto como sujeto de gestión, es el elemento básico de la estructura; siendo su eslabón central las relaciones entre ellos, ante todas las relaciones de producción. Ahora bien las acciones de los hombres no se restringen solamente a la esfera productiva sino a otras esferas de la vida social, política, espiritual y familiar, de ahí se desprende que la sociedad como una estructural global esta constituida por un conjunto de estructuras que conforman a un sistema integral: la estructura económica, la estructura sociopolítica, la estructura de la vida espiritual, la estructura de la vida familiar, cada una de ellas posee sus peculiaridades que le dan un carácter cualitativo a la sociedad, determinado ante todo, por las formas de propiedad que predominan en ella. Estas relaciones y otras de la vida diaria se hallan en continua interacción con el medio social; en el caso de la sociedad socialista esta se encuentra en interacción con el resto de los sistemas sociales en particular los países de su entorno así como los países del ámbito capitalista. Su principio básico de interacción es la ayuda mutua y colaboración; en lo tocante a los países del capital, es el principio de coexistencia pacifica.

 
El objetivo general de la gestión de la sociedad socialista es la utilización mas conveniente de las leyes objetivas del socialismo y su desarrollo hasta desembocar en el comunismo. En este particular los conceptos de gestión y dirección son similares, tanto el uno como el otro significan el efecto consciente sobre la sociedad partiendo de las leyes objetivas que le son inherentes. No obstante ambos términos son diferentes en relación con el sujeto, con el contenido concreto, y por las formas de ejercer el efecto en el objeto. La gestión es propia de toda la sociedad, mientras que la dirección sólo es propia de la sociedad de clases. En la sociedad sin clases, la dirección política se extingue, la gestión pierde su naturaleza política de clase y se convierte en auto gestión social.

 
Gestionar la sociedad significa gobernar a los hombres, a las colectividades sociales, las cosas y ante todo la técnica y los procesos tecnológicos, los procesos de índole social, las relaciones y las ideas. El elemento mas importante de esa gestión es el dirigir a los hombres, las colectividades. La tesis de que lo principal de la gestión de la sociedad socialista es el dirigir a los hombres no niega la afirmación de que en la medida del avance hacia el comunismo, crece la importancia de la gestión de las cosas, de la técnica y de la tecnología. Cómo quiera que el antagonismo en este tipo de sociedad se reduce a su mínima expresión, crece por lo tanto el papel subjetivo: donde convergen los intereses cardinales del hombre, la colectividad y la sociedad, merced a lo cual el individuo busca su realización a partir del éxito de la sociedad. En tal sentido, en la teoría de la gestión científica de la sociedad el factor subjetivo adquiere un contenido relevante, siendo sujeto de gestión para asegurar el mejor funcionamiento y desarrollo del sistema.

Indudablemente que el desarrollo del sistema socialista lleva implícito, el afrontar un conjunto de problemas; relacionados con la producción, la juventud, la familia, y la vida misma ya que en esta fase privan aun los elementos supraestructurales de modos de producción anteriores y en especial el modo de producción capitalista, de ahí la necesidad de librar una batalla en todos los planos de la actividad económica, política y social de manera de garantizar la igualdad y justicia social. Una de las tareas centrales de gestión, consiste en organizar los recursos humanos, la mano de obra, la principal fuerza productiva de la sociedad; este tipo de gestión presupone el desarrollo de un sistema de orientación profesional que responda lo más posible a las necesidades de la sociedad y a las potencialidades de los individuos. Por lo tanto la gestión científica de la sociedad socialista en todos sus ámbitos, se distingue por el enfoque de sistema, en su totalidad, y por el afán de abarcar y organizar racionalmente todo el conjunto de las relaciones sociales en su interacción. Como ejemplo, haremos referencia a una de las decisiones que se señalan en el histórico informe del Partido Comunista Soviético en su XXIV Congreso. El objetivo de la gestión es organizar racionalmente y asegurar el funcionamiento y desarrollo eficaces tanto de la producción como de la ciencia, la técnica y la instrucción y, lo que es lo principal, estructurar de tal manera comunicaciones entre ellas que los más recientes adelantos de la ciencia hallen una encarnación oportuna en la ciencia y la tecnología y que estas últimas se extiendan a su debido tiempo en la producción... Se subrayó, ante todo, la necesidad de mejorar la teoría y la práctica de la planificación, la cual es en la sociedad socialista el eslabón central, la médula de la gestión de la economía nacional”.

 
De acuerdo al parágrafo anterior, entendemos que la planificación es de primordial importancia en este tipo de sociedad, a partir de la planificación de las diversas áreas de la actividad económica, política y social, etc., se puede tener una visión mas profunda de los diferentes factores que tienen lugar en la sociedad, así como su capacidad de interacción. Por lo que nos atrevemos a dejar la idea para ser desarrollada en el futuro…La Planificación de la Gestión Social....” Racionalización y Planificación de la Gestión”. En ambas ideas no perdiendo su carácter de totalidad social están referidas en el plano concreto al sistema de planificación en Venezuela, que por ser concreto no deja de tener un carácter de totalidad. Partiendo de una premisa fundamental... “La planificación como proceso de cambio social debe estar presente en cada eslabón de la estructura económica, política, social y familiar, de manera de poder garantizar una sociedad basada en la igualdad y justicia social”. Lo que si tenemos claro es que los patrones del socialismo de esa  época( socialismo soviético) no fueron y no son suficientes para garantizar este tipo de sociedad  que queremos construir llamase Socialismo del Siglo XXI y/o Socialismo Bolivariano, así como no tenemos claro si incorporando algunos de los elementos básicos del nuevo  principio de organización social y  los  nuevos  procesos de aprendizajes  que aparecen implícitos  en la Constitución de la Republica Bolivariana de Venezuela y el Ideario Bolivariano  logremos acercarnos al planteamiento teórico anterior y encender  los motores sociales en la búsqueda  del eslabón perdido. Lo que aparentemente esta claro es la necesidad de planificar la gestión social, porque es en el hombre mismo donde hay que buscar los cambios deseados para una sociedad igualitaria y justa.

     
    V- EL SUJETO DE GESTION DE LA SOCIEDAD SOCIALISTA

El sujeto de gestión de la sociedad socialista es el complejo sistema de organizaciones estatales y no estatales. Este sistema viene determinado por el régimen económico de la sociedad y depende de la estructura de clase de ésta. La misión de la gestión científica consiste en reproducir con la máxima precisión el objeto de gestión en el sujeto, ya que de lo contrario sería imposible asegurar el funcionamiento y el progreso optimo del sistema social.

Un lugar importante en el sistema de gestión ocupa el Estado  
Socialista, como regulador de los procesos sociales.

El Estado según la lennin, es un sistema dinámico que consta del aparato estatal a nivel administrativo, legislativo y jurídico; y esta comprendido por varios niveles, en consonancia con los niveles de organización de la sociedad. Esta organización se desenvuelve en dos planos: vertical (sectores de actividad al servicio de la población) y horizontal (con arreglo a la distribución territorial). Es competencia del Estado la gestión científica de todos los procesos sociales, aun cuando la propia gestión descansa en las diversas organizaciones sociales (juntas comunales, sindicatos, gremios, asociaciones juveniles, científicas, etc.,). En el seno de estas organizaciones se generan relaciones sociales, que en el socialismo adquieren la connotación de relaciones de dirección; estas surgen en el proceso de cumplimiento de las funciones del gobierno y dirección de la base de los principios generales de gestión, estas según sea el objeto de gestión adquieren una orientación económica, política e ideológica. Aun cuando no tienen porque tomar esta caracterización. Estas al final se expresan como relaciones de subordinación, administración y disposición, por una parte, y de ejecución y cumplimiento por la otra. Las relaciones políticas e ideológicas son pasajeras y están determinadas por el curso de la historia. Las otras son ejecutadas en forma henal o funcional, debiéndose esa postura a H.Fayol y F.Taylor, respectivamente; siendo expresión del carácter lógico positivista de la sociedad capitalista; los que nos lleva a pensar que hay principios al menos en la organización del trabajo aplicables a ambos sistemas, la diferencia estriba en la forma de aplicación, en el están presente el que, el como y el para que. En el caso de la extinta Unión Soviética, privo el tipo mixto de relaciones de gestión-lineal-horizontal, pareciera ser más racional aun cuando puede surgir el peligro de dirección paralela.

 
Además del Estado como sujeto de gestión, en la sociedad socialista, aparece el partido como sujeto de gestión, único en su estilo, garante de la sociedad, su acción se basa en el conocimiento científico de la sociedad a través del Marxismo-Leninismo. El partido es la única organización responsable, capaz de integrar en un todo único la ciencia, la técnica, y el sistema de gestión y de instrucción capaz de asegurar el desarrollo de la sociedad socialista con miras a un modo de producción mas avanzado para la cual parece ser el fin ultimo del partido y su propia extinción, como es la sociedad comunista, expresión potencial máxima del desarrollo de las fuerzas productivas y las relaciones sociales de producción, que garantizaría el desarrollo potencial del hombre en una sociedad auto gestionada. A todas estas el Estado (con todo su aparato) y el Partido son los todos omnipotentes, aun cuando su finalidad es la formación ideológica de la sociedad en la consolidación del socialismo. Bajo esa premisa  se justifica el nacimiento  de un partido  único que unifique tendencias  y esfuerzos, para afianzar las nuevas ideas en la praxis de la gestión social. Es evidente  que si se tiene claro el proyecto  socialista, esperar que  las fuerzas se unifiquen  es tarde, es el momento histórico en la cual están operando  leyes sociales  especificas que  no pueden esperar, se requiere de una mente y/o mentes  lucidas  para tomar decisiones en el momento oportuno, esperar  que partidos pequeño  burgueses, grupos políticos a lo interno del proceso se pongan de acuerdo, es dejar espacios para comiencen de nuevo a operar los viejos estamentos sociales que todavía persisten a nivel supraestructural, y siga haciendo su trabajo el burocratismo  y la corrupción

 
V.G. Afanasiev hace referencia a tres condiciones fundamentales que debe reunir el aparato de gestión. En primer lugar define el aparato de gestión como un instrumento de aplicación directa de la política, de gestión directa de las diversas esferas de la vida social. Las condiciones son las siguientes: (A)- Competencia y espíritu práctico, -“Para gobernar hay que conocer la materia” (9). No se puede gobernar.., sin competencia... sin conocer la ciencia de gobernar. La competencia es fundamental mas aun, con el desarrollo técnico-científico; lo que requiere de una organización científica del trabajo, la preparación de cuadros técnicos de primera línea (ingenieros, administradores, científicos, etc.,) así como obreros especializados en las diversas áreas de la producción. Es importante resaltar que estos  cuadros  humanos deben ser formados con una estructura curricular distinta  a la que se viene dictando en la educación media y superior tradicional. Se requiere de un hombre nuevo  para el socialismo Bolivariano, por tanto  el sistema educativo  debe responder a esta exigencia social, un hombre  mas que para la competencia  para la solidaridad  y la practica de la libertad y la paz; valores  inconfundibles del nuevo socialismo. En relación al espíritu práctico socialista significa capacidad de utilizar racionalmente, con la mayor eficacia, los recursos disponibles en beneficios de la sociedad, de la colectividad y de cada persona. A manera de crítica, la Racionalidad Instrumental del sistema capitalista aparece acá como Espíritu Práctico, ya que en términos de definición guardan muy poca diferencia que no sea la de revestimiento ideológico.  

 
(B)- Conjugación de los métodos administrativos y científicos: Ambos se van haciendo indispensables en la labor de dirección y gestión no solo de las relaciones económicas, sino también de las sociopolíticas. Interpretando al   autor, en la construcción de la sociedad  adquiere importancia determinante la educación  orientada a la conciencia de los hombres a alcanzar una sociedad sobre bases verdaderamente científicas.... Afanasiev indica en este particular que: “La educación comunista es imposible sin un enfoque verdaderamente científico. Los principios científicos de la educación residen en la vinculación de la labor educativa con la vida, con la labor práctica y las tareas que plantea la construcción del comunismo... Es importante el lugar y el papel de cada uno de los medios (la familia y la escuela, los centros de enseñanza media especializada y superior, la prensa, la radio, la televisión, otras asociaciones, etc.,) en el sistema general de la educación, hay que procurar la unidad y la interacción de todos ellos (10).

 
(C)-Sistema: Es importante que exista un determinado sistema en la actividad del aparato de gestión, su carácter sistémico, presupone, la exacta y detallada distribución de las funciones, la rigurosa especialización de cada órgano dirigente, la concordancia de los mismos, la ausencia de funciones simultaneas y paralelas, así como de eslabones intermedios innecesarios.

Lo anterior, requiere de cuadros dirigentes que respondan a la expectativa de la sociedad socialista, partiendo del principio básico de que ellos son los sujetos soberanos de la gestión, y la asume como un deber cívico, una forma de ejercicios de sus derechos civiles; aun cuando se refiere al trabajo directo de gestión, este es responsabilidad de profesionales en el área. En todo caso el dirigente se le exige gran temple ideológico, madurez política, conocimiento de la teoría Marxista- Leninista,-, profundo sentido de la responsabilidad, con conocimiento pleno de la ciencia de gobernar, de ahí que el nivel educativo es una variable a considerar muy importante así como la experiencia en la vida practica. Por lo que para el socialismo que se  esta  gestando en la sociedad venezolana lo fundamental en este aspecto es aplicar una política de utilización conjugada de los cuadros jóvenes y viejos dirigentes. La conjugación de la experiencia con un sistema bien pensado de preparación orientada con fines concretos, de distribución y perfeccionamiento, y la creación de condiciones propicias para el trabajo, ofrecen la única vía racional posible de formación de los cuadros dirigentes. La formación debe ser exigente, sin prebendas de ningún, conjuga  con la praxis  social diaria que se teje en las comunidades.

     
    VI- FUNCIONES FUNDAMENTALES DE LA GESTION

 
El proceso de gestión reviste un carácter cíclico, comienza por la fijación de las tareas y termina al cumplirse éstas, al lograrse el resultado en base a la información concreta (logrado o no el objetivo planteado), se fijan nuevas tareas y el ciclo vuelve a comenzar. Las tareas son múltiples y en el tiempo se expresan a corto, mediano y largo plazo. Cada uno de estos ciclos guarda relación entre sí y están coordinados en el aspecto estructural y funcional, se hallan en interacción y contribuyen al cumplimiento de las tareas de dirección de toda la sociedad.

Las operaciones y los actos del sujeto de gestión constituyen las funciones de gestión, funciones como las siguientes: Preparación y Adopción de Desiciones de Gestión- La Organización- Regulación- Contabilidad y Control- Procesos de Información.

Todas estas funciones están interrelacionadas entre si y se aplican  
a esferas concretas de la vida social y sectores económicos y sociales  
concretos.

    VII- PRINCIPIOS GENERALES DE GESTION CIENTIFICA

 
Estos principios se entienden como reglas fundamentales de la actividad de los organismos y hombres llamados a dirigir los procesos económicos y sociales. Dichos principios se desprenden, de la esencia misma, de la naturaleza de las leyes objetivas, de la estructura socio- política de la sociedad socialista y del nivel de su desarrollo espiritual. Los principios fueron trazados por Lennin para la construcción del socialismo en el país de los soviets, y son los siguientes: - Centralismo Democrático: dado el carácter económico, técnico, sociopolítico, espiritual, asegura el carácter centralizado y planificado así como la iniciativa y democracia en el funcionamiento y desarrollo del sistema social. Se expresa como la manifestación concreta de la dialéctica del todo y de las partes en el desarrollo de la sociedad, el papel rector y determinante del todo y la relativa independencia de sus partes. El carácter específico del centralismo democrático se manifiesta también en el cumplimiento de las distintas funciones mencionadas anteriormente.- Objetividad; El carácter objetivo se manifiesta por la existencia de leyes objetivas que determinan la vida social y el desarrollo de la sociedad misma, el tener en cuenta las posibilidades reales y el estado efectivo de la sociedad constituyen el principio importante de gestión científica, el principio de la objetividad. - Carácter Concreto; La objetividad exige que se estudie el contenido concreto de los procesos y las leyes que se expresan de forma tal de superar a tiempo las contradicciones concretas de la vida real, esto significa dirigir sobre la base de una información fidedigna y científicamente ordenada. Las estadísticas pasa a jugar un papel muy importante ya que permite la sistematización de los fenómenos así como la de determinar su relación causal, leyes y tendencias objetivas. Optimalidad y Eficiencia; La esencia de este principio consiste en asegurar el cumplimiento de las tareas en el plazo más corto posible y con el gasto mínimo de mano de obra y recursos materiales y financieros. Aquí pareciera estar presente según nuestra apreciación, el principio de racionalidad instrumental de Max Weber, lo que aparece como contradictorio a partir de que en este se expresa todo una política de dominación de la sociedad por parte de un sector de ella misma, a menos que ese sector sea el sujeto de gestión en la sociedad socialista; en este caso, el Estado y sus diversas instituciones. Sin embargo tal racionalidad no tiene su razón teórica de ser, al menos en el Socialismo. Sin embrago el autor parece aclarar cuando dice:... “La eficacia social de uno u otro proceso (Planificación y Gestión) es un fenómeno muy complejo. Desde el punto de vista social, es eficaz el proceso que asegura el funcionamiento y el desarrollo del socialismo como sistema social, contribuye a la solución de los problemas socioeconómico e ideológico que se plantean a la sociedad y al logro del objetivo que persigue el propio desarrollo social en el comunismo: La formación del hombre desarrollado en todos sus aspectos” (11). Sin embargo en términos de la realidad concreta, la planificación y la gestión parecen caminar juntas instrumentalmente, por eso de la razón instrumental weberianamente hablando, pero la diferencia es que en el socialismo la racionalidad parece ser expresada en términos Habermasiano de manera social y comunicativa no negando con ello que su puesta en practica se realiza de forma instrumental, lo importante acá es que los beneficios están dirigidos a la conformación de una sociedad justa donde la realización del hombre social sea uno de sus fundamentos mas importantes.- El Eslabón Fundamental; consiste a través de las leyes sociales determinar en cada momento el aspecto fundamental o eslabón social al que hay que aferrarse con todas las fuerzas para sujetar toda la cadena y preparar sólidamente el paso al eslabón siguiente, ejemplo: el desarrollo del comercio, luego la industrialización y la colectivización, fueron los eslabones fundamentales en la extinta sociedad soviética. No es fácil determinar el eslabón fundamental, para ello es necesario conocer a fondo las leyes que están operando en un momento histórico determinado, para así concentrar las fuerzas y la atención principales.- El Estimulo; El hombre es el ser fundamental de cualquier proceso social, como tal siente un conjunto de necesidades materiales y espirituales que son necesarias satisfacer en el tiempo, unas mas inmediatas que otras pero al fin importantes ya que en gran parte a ellas responde la construcción de la sociedad; como ser humano siente y demanda, está en el sistema social satisfacer este tipo de exigencias sociales, de forma tal que el hombre sienta realmente satisfacción de participar en el proceso productivo y así contribuir con el desarrollo de la sociedad. De ahí que una importante misión de la labor de gestión sea el estímulo eficaz de la actividad laboral y social de los hombres. Lo principal aquí es conjugar los estímulos materiales y morales del trabajo. En este particular, nosotros adicionaríamos estímulos de mayor trascendencia como son realmente la libertad, justicia y equidad, estímulos que puedan ser puestos en practicas a través de un proceso de planificación y gestión de la sociedad en el tiempo, en la cual el individuo se sienta ganado por los resultados materializados en el tiempo y el espacio y estos sean expresión de su desarrollo espiritual  y material.- Gestión Territorial por Ramas; Este principio descansa sobre una base objetiva, o sea sobre la existencia en el socialismo de unidades administrativas territoriales y distintas esferas de la vida social, ramas de la economía y la cultura. La gestión por unidades territoriales y por ramas representa la unidad de los contrarios, y sobre los órganos de gestión recae el importante deber de conjugar hábilmente estos contrarios dirigidos en el tiempo a la reafirmación del socialismo desterrando el burocratismo y consolidando la democracia participativa y socialista.

     
    VIII- MEDIOS CIENTIFICOS Y TECNICOS MODERNOS  
    DE GESTION

En este apartado V.G. Afanasiev, plantea la necesidad de contar con todas las Tècnicas y métodos científicos para lograr que la gestión científica de la sociedad sea expresada realmente como una ciencia, en tal sentido tendrá que hacer uso de las matemáticas, la simulación, los medios técnicos de organización, el uso de las computadoras, la informática, así como el estudio racional del hombre y la técnica en el proceso de gestión. Lo que si debemos tener claro que en ningún momento el hombre debe estar en función de la máquina o método de gestión, muy por el contrario todos estos métodos científicos, técnicos, deben estar en función del bienestar social, cuando esto no sea así habremos perdido la esencia de seres humanos y por tanto ya no importaría el sistema de gestión ni nada que se le parezca, estaremos en presencia del derrumbe de la sociedad ya que en definitiva la organización social en todos sus ámbitos, es en primer termino un problema de orden económico, social, político, y no técnico ni nada por parecido que sea. En ultima instancia creemos que cualquier sistema social debe planificar y gestionar de manera que se produzca una interacción social interna y externamente que garantice la plena libertad del hombre; que medios utilizar, que tipo de organización, que principios básicos regirán, sobre que plataforma ideológica, etc., son realmente respuestas que el hombre debe darse así mismo, respuestas que deben estar en sintonía con el desarrollo histórico de la sociedad, mejor dicho en sintonía dialéctica.

     
    IX- UTILIDAD DE LA TEORIA COMO UNO DE LOS SOPORTES A CONSIDERAR EN LA CONSTRUCCION DEL SOCIALISMO  BOLIVARIANO y/o SOCIALISMO DEL SIGLO XXI.

  En la búsqueda de una aproximación que permita explicar la Planificación de la Gestión Social en la construcción del Socialismo Bolivariano, la teoría de la dirección científica de la sociedad aparece como un soporte teórico a considerar. De ahí nuestro interés en no vaciar del todo nuestra caja de  herramientas y reiniciar el anàlisis de la sociedad venezolana desde la perspectiva del materialismo histórico, tomando como una referencia a considerar los postulados de V. G. Afanasiev; postulados teóricos que se ubican y tienen su razón de ser en la extinta sociedad Soviética.Teoria que consideramos de gran utilidad por lo intrincado y complejo del tema y además por el uso categorial del Marxismo -Leninismo, que hasta  hace algún tiempo estaban lapidados y hoy  resucitan y deambulan por estas calles.

En términos de utilidad, creemos necesario presentar los siguientes criterios: (A) El nivel de análisis; la teoría se desenvuelve a tres niveles:  
el nivel individual, el nivel institucional- organizacional; y la sociedad como un todo. Niveles perfectamente utilizables a la hora de analizar el sistema social en Venezuela; y lo que podría ser más importante aun, enfocar el materialismo histórico como historia para analizar el proceso histórico Venezolano y el método dialéctico como vía de concreción objetiva o verificación de hipótesis planteadas partiendo del análisis de las categorías presentes en el proceso socio-económico de la realidad Venezolana, y que en definitiva desde una realidad totalmente distinta son puesta en el tapete por Afanasiev. (B) El método: La teoría de la gestión científica de la sociedad, viene a ser una teoría que se desarrolla sobre la base de los principios metodológicos del Marxismo- Leninismo. Sus tesis y enunciados básicos se deben a las investigaciones de C. Marx y F. Engels y sobre todo de V. Lenin, este último tomando los postulados de los dos anteriores enriqueciéndolos a partir de la realidad de la Unión Soviética. Su enfoque es clasista y concentra su análisis en las relaciones contradictorias dentro de una totalidad, esto es la sociedad global, y analiza las instituciones como expresión de una dominación de clases. En el caso específico de la sociedad venezolana se acepta su carácter de sistema complejo y por lo tanto objeto de planificación y gestión. Proceso contradictorio en el sistema social como un todo porque a nivel de la superestructura social garantiza como aparato ideológico del Estado la dominación de un sector de la sociedad por otro, siendo el sector dominante el sector del capital, de ahí que prive la racionalidad instrumental a la hora de que el Estado decide planificar.. Premisa por supuesto no comprobada.

(B) Los procesos sociales, los cuales asume como el proceso de racionalización del modo de dominación y acumulación del capital de la sociedad capitalista; y la liberación de las fuerzas sociales(Mano de obra, Capital, Conocimiento) en la sociedad socialista, a través del descubrimiento de las leyes sociales que operan en un momento histórico concreto. Por supuesto en nuestro caso, como país subdesarrollad y petrolero, ubicado en el ámbito del capitalismo global se hace necesario analizar la leyes  sociales  que operan en este momento histórico, en las que el desarrollo científico y tecnológico tienen un alto componente informacional y global , en la cual el conocimiento juega  un papel preponderante  en la producción, es de esperar  que la planificación de la  gestión social cumpla un papel preponderante en la construcción del socialismo del Siglo XXI.

(C) Las relaciones entre Estado y Sociedad, en la teoría de la gestión aparece como una relación como sujeto y objeto de gestión, sin embargo se reconoce las diversas conexiones que se establecen entre uno y otro por sus múltiples facetas que se ven expresadas a través de los diferentes subsistemas económicos sociales, políticos, familiares, etc. Es evidente que en estas diversas conexiones de sistemas complejos, la planificación de la gestión social es el sujeto de gestión.

Por otro lado en el desarrollo de la teoría, se utilizan los planteamientos de la cibernética, por lo que la postura funcional -, estructural se asume desde una perspectiva Marxista, justificándose por esta vía el uso de herramientas cuantitativas y cualitativas, en especial la primera de uso frecuente en el enfoque lógico-positivista.

Es importante aclarar que en relación a los principios utilizados por la teoría muchos de ellos respondieron a la concepción científica de la extinta sociedad Soviética. Es evidente que en el plano del  socialismo del Siglo XXI, en lo que toca a la sociedad venezolana no es posible su inferencia ni cuantitativa ni cualitativa, sin embargo seguramente a partir de esta surgirán por analogía algunos postulados que partirán del “análisis de las leyes que operan en nuestra realidad”. Por otro lado es bueno aclarar que el derrumbe del bloque soviético y  las pocas expresiones socialistas que aun permanecen  bajo la mirada  unipolar  del capitalismo  nos debe conducir, a  buena hora a revisar el Paradigma Marxista, revisión que pasa por confrontar los postulados del materialismo dialéctico con la nueva realidad social de Venezuela, y  que de seguro  con los aires postmodernos podemos  pulimentar una vez  mas este paradigma a partir de esa realidad y  dejar  que  los autores hablen  de nuevo, sin embargo es muy temprano para generar cualquier tipo de afirmación y postura ante los nuevos hechos. Postulados que eran la negación del Marxismo (regreso a la economía de mercado, regreso a ciertas formas de organización donde esta en juego la propiedad privada, participación de otros actores en la vida política distintos a  los partidos políticos, nuevas formas asociativas, nueva  visión del genero en la vida política del país, etc.) aparecen como necesarios ante un conjunto de principios que basados en la propiedad social, incentivadas desde el Estado, aparecen en estos  tiempos  como determinantes del proceso social  que se pretende construir. Sin embargo en el plano de la teoría Científica de la Sociedad todavía están presentes los postulados básicos o mínimos a la que debe aspirar toda sociedad que considere al hombre en su real dimensión en búsqueda de su autorrealización. De ahí la explicación en parte de la importancia de esta Teoría, aún cuando, a partir de los acontecimientos que determinaron la caída  del bloque soviético y planteada sin ningún nivel de profundidad, la colocan en el banquillo de los acusados, sin embargo es bueno recordar que todo lo “sólido se desvanece en el aire”, y así como la teoría Euclideana dio pasos a otras teorías y entre ellas a la teoría de la Relatividad de Eisten, es bueno esperar que se desarrollen algunas teorías sociales en función del desarrollo mismo del hombre y de la sociedad. Es probable que la teoría a la que hacemos referencia este totalmente cuestionada, pero también es probable que sus posibilidades sean realmente ciertas como estrategia social de modernización y hasta respetable como vía de transformación social en países como el nuestro que han decidido  tomar un camino distinto al imperio del capital.  


(*)Coordinador del Dpto. de Ciencias Sociales  
de la Facultad de Ciencias de la Educación  
de la Universidad de Carabobo

 rlanz@mct.gob.ve


 
 
 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3689 veces.



Dr. Miguel Pineda(*)

Economista. Dr en Educación. Legislador al Consejo Legislativo del Estado Carabobo. Presidente de la Comisión de Ciencia Tecnologia del Consejo Legislativo del Estado Carabobo. Docente-Investigador de la Universidad de Carabobo.

 mpineda748@gmail.com      @mpineda748

Visite el perfil de Miguel Pineda para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: