Ojo!: En 1825, Bolívar pidió una “Guerra Universal” de los pueblos contra Europa,…

  1. De plan que tenía Europa de invadirnos con su Santa Alianza en 1825, es de donde brota, en gran parte, la concepción de Libertador de Congreso Anfictiónico de Panamá. Entiéndase: unirnos todos los pueblos de este continente contra los imperios para poder tener soberanía y libertad: "El remedio paliativo a todo esto es el Gran Congreso de Plenipotenciarios en el Istmo bajo un plan vigoroso, y extenso, con un ejército a sus órdenes de cien mil hombres a lo menos, mantenido por la Confederación e independiente de las partes constitutivas".

  2. En mayo de 1825 tuvo Bolívar noticia, por medio de comunicación oficial del Ministerio de Guerra de Colombia, que España y Francia, con la aquiescencia de la Santa Alianza, se preparaban a enviar a América una gran expedición para poner fin a la rebeldía de los territorios de Ultramar. Varios patriotas argentinos entre ellos Dorrego y el Deán Funes le imploraban a Bolívar a que se trasladase al Río de la Plata para ponerse al frente de las masas populares argentinas en rebelión contra la burguesía «porteña». Todo esto lo veían con pánico las monarquías europeas. Pero lo mismo sucedía en México, Chile y hasta en Brasil.

  3. Bolívar entonces vio el significado de la anunciada expedición franco-española asociada con la insurrección de las masas populares argentinas contra el gobierno «europeizante» de Buenos Aires, y entonces OJO, OJO, OJO, mil veces OJO, Bolívar se adelantó a definir la guerra de emancipación como una de las fases decisivas DE LA LUCHA MUNDIAL DE TODOS LOS PUEBLOS CONTRA LOS TRONOS Y DE LOS CONTINENTES COLONIALES CONTRA LAS METRÓPOLIS EUROPEAS.

  4. Esta lucha — le escribía el Libertador a Santander el 11 de marzo de 1825— debe ser, OJO, OJO, OJO, mil veces OJO: "LA GUERRA UNIVERSAL". Seguía diciendo el Libertador: "Estas son mis razones: la Francia, suponiéndonos ocupados en el Perú y poseyendo en el Brasil un gran poder auxiliar, ha podido pensar distraernos en operaciones falsas, o positivas, contando al mismo tiempo con Iturbide en México, con la anarquía de Buenos Aires, y con el desgobierno más absoluto de Chile. Por consiguiente, si el negocio es parcial y puramente francés, Ayacucho lo PARA TODO Y BURLA TODAS SUS COMBINACIONES. Pero si después de una victoria tan decisiva en el mundo americano los aliados persisten en su plan de hostilidad, es una prueba evidente que EL PLAN DEFINITIVO ES LIBRAR, EN UNA CONTIENDA GENERAL, EL TRIUNFO DE LOS TRONOS CONTRA LA LIBERTAD".

  5. Remarcaba el Libertador: "Luego podemos concluir por mi proposición de prepararnos para una lucha muy prolongada, muy ardua, muy importante (…).

  6. Planteaba Indalecio Liévano Aguirre: "Esta lucha no puede ser parcial de ningún modo, porque se cruzan en ella intereses inmensos esparcidos en todo el mundo. Desde luego, todo el Nuevo Hemisferio queda de hecho comprometido; Inglaterra con sus colonias e influencias en las tres partes del mundo y por auxiliar en esta contienda tenemos el espíritu constitucional de los pueblos de Portugal, España, Italia, Grecia, Holanda, Suecia y el imperio turco por salvarse de las garras de Rusia. Los aliados tendrán a todos los gobiernos del continente europeo, y, por consiguiente, a sus ejércitos. Así, el fin de esta litis política y militar depende de tales combinaciones y sucesos que ninguna probabilidad ni penetración humana pueden señalarse el término final".

  7. Presidente Maduro a la altura de Bolívar en esta nueva guerra de Europa con América Latina. He aquí, pues, las razones por las cuales la RACISTA (UE) Europa odia tanto a Venezuela. En 1825, Bolívar vio claramente esta guerra planteada hoy de la Unión Europea contra América Latina. EE UU = Unión Europea = Santa Alianza = OTAN = Grupo de Lima = OEA = KU KLUX KLAN. Apoyamos totalmente al Presidente Maduro frente a la UE…

  8. Desde 1813, Bolívar se dio cuenta de la honda vinculación existente entre la emancipación de las colonias españolas y la suerte de aquellos continentes —Asia y África, especialmente—, obligados a someterse al yugo de las Metrópolis europeas; por ello, en uno de los documentos fundamentales de su gobierno, invitó al mundo americano a comprometerse en la histórica empresa de cambiar los términos de relación entre los continentes llamados coloniales y la Europa que a sí misma se apellidaba culta:

  9. "Después —decía tal documento— de este equilibrio continental que busca la Europa, donde menos parece que debía hallarse, en el seno de la guerra y de las agitaciones, hay otro equilibrio, el que nos importa a nosotros: el Equilibrio del Universo. La ambición de las naciones de Europa lleva el yugo de la esclavitud a las demás partes del mundo; y todas estas partes del mundo debían tratar de establecer el equilibrio entre ellas y Europa para destruir la preponderancia de la última. Yo llamo a esto el equilibrio del Universo y debe entrar en los cálculos de la política americana (…)".

  10. Doce años después, cuando sus victorias a lo largo del continente le habían convertido en el árbitro indiscutible del hemisferio americano, Bolívar proclamaba la necesidad de la unión para «ESA GUERRA UNIVERSAL», para esa batalla entre «LOS PUEBLOS Y LOS TRONOS», y ofrecía al Nuevo Mundo la formidable oportunidad histórica de abanderar la batalla mundial por un «nuevo equilibrio del Universo», en el cual la grandeza de Europa no llevara consigo el «yugo y la esclavitud a las demás partes del mundo».

  11. Dice Indalecio: Aquella era la hora de la hegemonía política de Colombia en América; por primera vez en la historia y desgraciadamente por última —quién sabe por cuánto tiempo—, se sentía su presencia en el ámbito de la política mundial. Eran los días en que el embajador de Francia en Madrid, M. Moustier, se dirigía al ministro francés de Relaciones Exteriores, barón de Damas, en los siguientes términos: "La consternación reina ya en todos los puertos con motivo de las hostilidades contra la Regencia de Argelia y los perjuicios que causan los corsarios colombianos. En estos puertos, más que en las ciudades del interior, gana prosélitos el sentimiento de que si bajo semejantes disposiciones se presenta en las costas de España una cuadra insurrecta americana, sería imposible contener el desbordamiento revolucionario.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1084 veces.



José Sant Roz

Director de Ensartaos.com.ve. Profesor de matemáticas en la Universidad de Los Andes (ULA). autor de más de veinte libros sobre política e historia.

 jsantroz@gmail.com      @jsantroz

Visite el perfil de José Sant Roz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: