Estrés Revolucionario

El estrés es la sobrecarga de demandas ante una disminuida capacidad de respuesta, los aborígenes nos dicen, que se enferma el alma y el espíritu, siendo el cuerpo quien lo manifiesta, la revolución se encuentra en estos momentos de esta forma, sobrecargada de tareas y problemas que han mermado su capacidad de respuesta.
 
El juego de la derecha revela una realidad, no son suficientes las instituciones y leyes, ni con la revolución ni nunca, la capacidad de respuesta no solo depende de la voluntad de hacer y la disposición de recursos, eso lo sabía el comandante Chávez, de allí la premisa del poder para el pueblo y el poder popular.
 
Ante esta realidad, nuestra estructura burocrática al no tener acompañamiento del poder popular, queda con planes y proyectos sin terminar de ejecutar, produciendo muchas veces frustración, no solo en quienes les dirigen sino también en el pueblo ávido de respuestas.
 
Y es que, es difícil aceptar que el cumplimiento de metas con cifras NO es la tarea revolucionaria, es difícil asumir  lo que debemos hacer para que una tarea tenga éxito más allá de las métricas, es complejo incentivar la participación del poder popular sin dirigirlos al cumplimiento de nuestros objetivos institucionales a nuestra manera y sin dejar lugar a sus propios patrones y sistemas, todo esto causa cansancio, desgaste y un estrés tremendo.
 
Para convocarnos a la batalla tenemos que entender que las estrategias de la derecha, las colas, la guerra económica, la guerra psicológica, vienen afectando la conducta de un pueblo que está seguro de no querer volver al pasado, pero que en situaciones de estrés puede no tener la razón objetiva de como tomar las mejores decisiones, ante esto es imprescindible que activemos mecanismos, no solo de difusión informativa, sino de vinculación y reactivación de las estructuras que vienen dando respuesta desde el comienzo del proceso revolucionario, el pueblo.
 
Identifiquemos que los planes deben cambiar porque la realidad cambio, que el comportamiento del pueblo cambio y que sus necesidades cambiaron también, consolidando nuestros vínculos avanzaremos al camino de la irreversibilidad del proceso revolucionario, es ahora el tiempo del hacer más que de decir, es tiempo de apartar egos y mezquindades y comprender que nos jugamos el destino de la patria.
 

@liscetx



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1070 veces.



Eubel López

Artista plástico, Social Media Manager, investigadora.

 liscet@gmail.com      @Liscetx

Visite el perfil de Eubel López para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eubel López

Eubel López

Más artículos de este autor