Entre lo mecánico y orgánico

En ciencias sociales no podemos hablar de exactitud. Es la diferencia fundamental con las denominadas "ciencias duras". Desde el punto de vista de la sociología clásica y tomando en cuenta a uno de sus autores mas representativos Emile Durkheim quien estudia la sociedad como el conjunto interconectados e interdependientes de hechos sociales que son hechos externos y coercitivos al individuo. Este conjuntos de interacciones genera 2 tipos de solidaridades una mecánica que responde mas a instintos o apoyos de tipo autómata. No es que no sean racionales pero no son susceptibles al cuestionamiento. La solidaridad entre los creyentes a un dogma inalterable es una ejemplificación de ello.

Por otro lado encontramos la solidaridad de tipo orgánico. Esta responde a criterios mucho mas flexibles y se sustenta en la lógica y la razón. Siempre he considerado que el valor central del socialismo venezolano revolucionario y bolivariano debe ser, precisamente, la solidaridad. Nuestro socialismo no debe ser cerrado a los cambios y muchos menos pretender esconder la realidad política que hoy vive el país. En otras palabras debemos sustentar nuestra hegemonía en una solidaridad orgánica que tenga en cuenta la profunda crisis que hoy atraviesa la sociedad venezolana.

Se tiene que evaluar correctamente las causas que han contribuido a generarla y desde allí comenzar a construir las soluciones. La solidaridad orgánica que surge de este tipo de análisis nos proporcionaría sin lugar a dudas una solida base desde donde avanzar y enfrentar las amenazas que se ciernen sobre el proceso revolucionario venezolano. No podemos optar en las verdades mediáticas que buscan generar relaciones mecánicas donde se justifique la violencia irracional.

Es por ello que debemos luchar contra cualquier forma de mecanización del hecho social revolucionario. últimamente he observado que algunos analistas que se hacen llamar chavistas radicales creen que lo hoy pasa en Venezuela se resuelve asumiendo todos los modos de producción estátizando toda la banca no otorgarle más divisas. Es decir asumir el socialismo como un dogma económico político que no refleja las relaciones sociales históricas de Venezuela. Bajo un esquema económico rentista asumir el control de los medios de producción equivale a implosionar las fuentes, actuales y futuras, de producción. El comandante Chavez nos señalo el camino. El socialismo venezolano no es copia es invención propia. No podemos entonces ser mas "chavistas que Chavez".

Eso seria abrirle las puertas a una radicalismo estéril que solo conduciría al debilitamiento del procesó y terminaría de allanarle el paso al fascismo que "mecánicamente" entregaría al país al gran capital internacional.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1300 veces.



Hugbel Roa

Ministro para Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología

 @hugbelpsuv

Visite el perfil de Hugbel Roa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Hugbel Roa

Hugbel Roa

Más artículos de este autor