Sin lucha revolucionaria de los pueblos no surgirá una sociedad alternativa al capitalismo

Hemos visto con preocupación declaraciones de altos funcionarios del gobierno bolivariano, referidas al supuesto “derrumbe del capitalismo” que estaría produciéndose a través de la crisis económica que en estos meses ha recaído a niveles similares a los vividos en 2008-2009. Al respecto puntualizamos lo que hemos afirmado desde hace ya varios años: el capitalismo mundial no se va a derrumbar por sí mismo. Debe ser derribado a consecuencia de la lucha revolucionaria de los trabajadores y los pueblos del mundo.

Estar creyendo que es una cuestión de tiempo, para presenciar –como si viéramos una película- la caída del capitalismo-imperialismo globalizado que nos domina desde hace varios siglos, es una ilusión propia de ingenuos. Mientras no se constituya una referencia societal que se postule como alternativa y vaya ganando espacios territoriales concretos en la lucha de clases mundial, el capitalismo siempre encontrará otros caminos para garantizar la continuidad de su dominación.

El socialismo sólo podrá hacerse realidad en la medida en que se constituya en una referencia de poder político para las grandes masas de trabajadores en todo el mundo, y que vaya conquistando victorias (tanto políticas como militares) que debiliten al mismo tiempo el poderío de la burguesía mundial. El dominio del capitalismo financiero, de las grandes multinacionales, del complejo militar-industrial yanqui, de sus organismos multilaterales (FMI, BM, OMC), de las grandes potencias del G-7, no va a sucumbir debido a la crisis actual. Por lo contrario, la estrategia de estos centros del poder mundial apunta a fortalecer su dominación en la medida en que nos deslizamos por el tobogán de la recesión y posible gran depresión económica que se anuncia.

La estrategia de los países imperialistas es imponer una dictadura mundial que violente todas las máscaras “democráticas” y toda la legalidad internacional que se instauró luego de la segunda guerra mundial. Y por ahora no existen fuerzas revolucionarias que tengan la capacidad de impedirlo. Esas fuerzas hay que construirlas en cada uno de los países, promoviendo una política revolucionaria que no alimente falsas esperanzas de “soluciones negociadas” con los representantes del capital.


cruzcarrillo2001@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1993 veces.



Roberto López Sánchez

Roberto López Sánchez (Caracas, 1958). Historiador. Profesor Titular de la Universidad del Zulia (1994-2019). Magister en Historia de Venezuela y Doctor en Ciencias Políticas. Luchador social, activista del movimiento estudiantil y profesoral, vinculado al trabajo obrero, campesino, ambientalista, indígena y cultural desde 1977. Participante de la lucha armada revolucionaria (1977-1988); miembro del Frente Guerrillero Américo Silva. Sometido a persecución política y juicio militar en 1982. Actividad revolucionaria clandestina durante 1982-1988. Fundador de la Unión Nacional de Trabajadores-Zulia y miembro de su comité ejecutivo (2004-2012). Integra el consejo consultivo de la Federación Bolivariana Socialista de Trabajadores del Zulia (organismo que sólo ha sido convocado en una oportunidad en cinco años). Ha sido director de las Divisiones de Extensión y de Formación General; Secretario Docente de EUS; Coordinador de la Unidad Académica de Antropología, del Diplomado en Consejos Comunales (cinco cohortes graduadas) y el Diplomado en Formación Sindical con (cinco cohortes graduadas) en la Facultad Experimental de Ciencias (FEC). También ha coordinado la Zona Zulia-Falcón del Ministerio del Trabajo (2004). Ha publicado: El movimiento de trabajadores en Venezuela durante la revolución bolivariana: 1999-2012 (2017); Movimiento estudiantil y proceso político venezolano (2007); El protagonismo popular en la historia de Venezuela (2008-2015); Los Consejos Comunales y el Socialismo del Siglo XXI (2009); y Venezuela ante la globalización, la crisis mundial y los retos de su desarrollo (2012), además de 5 capítulos de libros científicos, 45 artículos científicos y 50 ponencias en eventos nacionales e internacionales. Es miembro del Programa de Estímulo a la Investigación (PEII), nivel C. Egresó en pregrado con 19,41 puntos de promedio (LUZ, 1994). Ha dirigido 10 proyectos de investigación en la FEC-LUZ. Actualmente dicta semestralmente las materias de Historia de Venezuela, Historia de América, Intercambios económicos y simbólicos, y Poder y Movimientos Sociales, en la Licenciatura en Antropología de LUZ. Ha dictado los seminarios Lucha de clases en el siglo XXI. Movimientos sociales y formas de participación política; y El análisis marxista y la sociedad global del siglo XXI, en el programa de Doctorado en Ciencias para el Desarrollo Estratégico de la Universidad Bolivariana de Venezuela, en Maracaibo. En la División de Extensión de la FEC desarrolla anualmente seminarios sobre: Crisis política en Venezuela; Marxismo y Antropología; Movimientos Estudiantiles en Venezuela; Movimiento de Trabajadores en la Venezuela Contemporánea; Crisis Económica Mundial y su repercusión en la economía venezolana; Movimientos Sociales y Protagonismo Popular en la Historia de Venezuela (dictado también en el Centro Internacional Miranda -CIM- y en Fundacite-Mérida en 2016); y el seminario La Lucha Armada en el Oriente de Venezuela: 1965-1990, en el CIM (2017). Es coinvestigador en el Proyecto: “Historia de los frentes guerrilleros Antonio José de Sucre y Américo Silva: 1966-1990”, Centro Nacional de Historia (2016-2017). Investigador principal en el proyecto “Identidades en el estudiantado de la Universidad del Zulia” y del programa de investigación “Universidad del Zulia: comunidad, organizaciones e identidades” (2017-2019).

 @cruzcarrillo09

Visite el perfil de Roberto López Sánchez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a129136.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO