¿Puede un profesional de PDVSA, primera industria del pais, vivir con su salario?

Credito: Archivo

Credito: Archivo

14 de octubre de 2019.-Para nadie es un secreto que el salario mínimo en Venezuela más que representar una burla, es un sistema que se asemeja a un nuevo modelo de esclavitud implantado en el gobierno del Presidente Nicolás Maduro pero cuando además vemos que los trabajadores de Petróleos de Venezuela S.A. primera industria del país, devengan un salario en cuya quincena no pueden comprar ni un kilo de caraotas, se vuelve aún más incomprensible y sorprendente.

Con la política de hace unos meses de "igualar" la mayoría de los salarios en la administración pública (aún cuando PDVSA es una empresa de carácter mercantil), encontramos que la diferencia entre un trabajador que tiene 20 años de servicio y aquel que tiene 2 o del caso del trabajador que tiene una profesión universitaria y el que no la tiene, son de escasos Bs 2.000 o Bs.3.000.

Cada vez más son los trabajadores de tan importante industria, que renuncian ya sea para irse del país o para buscar mejores opciones que le permitan subsistir en la grave situación económica que vive el país. Otros, han optado por buscar otras fuentes de ingreso con la esperanza que algún día PDVSA vuelva a ser la gran empresa que otrora fue y así, Fulana consiguió trabajar en una peluquería haciendo manicure y pedicure, Sutana, consiguió trabajar en una inmobiliaria, Mengana y su esposo, consiguieron en una Droguería, la primera administrando dicha empresa y el segundo como vendedor, todos ellos, laborando en el tiempo que las actividades de la industria (la cual se ha reducido a su máxima expresión por estar casi todas las negociaciones suspendidas), no sean afectadas. Todos los trabajadores refirieron que de "ese trabajo" adicional, es que están dando de comer a su familia.

La evidencia anexa pertenece a un trabajador que tiene 15 años de servicio, cuenta con una profesión universitaria y su salario mensual son de Bs 149.973,35 más Bs. 160.000,00 correspondiente al bono de alimentación. En un país totalmente dolarizado porque es evidente en el precio de los insumos, venta de inmuebles cada día en dicha moneda, ese salario representa menos de 10$ al mes.

Adicionalmente y como si fuera poco, los trabajadores de la industria petrolera han ido perdiendo cada vez más los pocos beneficios que tenían. Las Farmacias y establecimientos de salud en los cuales por convenio con PDVSA podían adquirir medicamentos (en su mayoría inaccesibles por el salario con el que cuentan) o realizarse estudios costosos como Resonancias Magnéticas y Tomografías, ya han ido cerrando dichos convenios por la falta de pago. Así mismo, las clínicas donde antes podían escogerse según la conveniencia del trabajador o por la ubicación debido a la emergencia presentada del paciente (trabajador o familiar beneficiario del Seguro Sicoprosa), igualmente han ido cerrando las puertas por el mismo motivo de falta de pago, razón por la cual recientemente se reportó el fallecimiento de 2 jóvenes trabajadores en el Estado Sucre y Estado Anzoátegui ya que ninguna clínica recibió a dichos pacientes.

Los bonos populistas del gobierno no llegan a todos. Aquel trabajador que se ha negado a recibir la limosna que más que por "ayudar" al pueblo como así se jactan decir es para poder "llenarse la boca" y gritar que pese a las "sanciones del imperio" ellos piensan en su pueblo, sencillamente no podrá tener otro ingreso que no sea el de ese salario de hambre y que claramente refleja cada día el nuevo Modelo de Esclavitud del Siglo XXI en Venezuela.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 8334 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




US mp N GA Y ab = '0' /energia/n347788.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO