(un plan de formación de Científicos y Tecnólogos para el Pueblo)

Todo Carabobo una comunidad educativa insurgente de productores libremente asociados (I)

Primera parte

Resumen

La ruta escogida para exponer cómo está dispuesta, en teoría, la estructura del Plan "Todo Carabobo una comunidad educativa insurgente de productores libremente asociados", y su Programa de Formación de Científicos y Tecnólogos para el Pueblo, es la siguiente: Primeramente situamos el plan en un época histórica que se caracteriza por la crisis sistémica y de la racionalidad del capital, que explicamos a lo largo de la Introducción. Organizarse para la transición anticapitalista. Lo que nos conduce posteriormente a reconocer en el capítulo 1: La ebullición de entornos pedagógicos emergentes. Esta ubicación histórica nos exige definir, lo que entendemos por validación del conocimiento científico en educación dentro del plan en el capítulo 2 : Todo Carabobo una comunidad educativa insurgente de productores libremente asociados. Seguidamente, precisamos bajo esta nueva racionalidad lo que consideramos es el sistema operativo del plan a lo largo del capítulo 3. Programa de Formación de Científicos y Tecnólogos para el Pueblo. Para luego reivindicar en el capítulo 4: La Imaginación; en Investigación, Acción y Participación. Que nos lleva a desarrollar en el capítulo 5: El PRELAA en: educación, ciencia y sociedad en su estrecha relación con el plan. Y finalmente abordar en el capítulo 6: Cómo seguir enseñando y aprendiendo en un mundo de pandemias

Palabras claves: Transición anticapitalista. Pedagogías emergentes. Comunidad educativa insurgente. Productores libremente asociados. Científicos y Tecnólogos para el Pueblo. La Imaginación. El Prelaa. Enseñanza, aprendizaje y pandemia

Introducción.

Organizarse para la transición anticapitalista

"La crisis consiste precisamente en el hecho de que

lo viejo muere y lo nuevo no puede nacer: en

este interregno se verifican los fenómenos

morbosos más variados".

Antonio Gramsci

Aun cuando se tienen evidencias históricas, que como sistema, el capitalismo haya desarrollado una gran capacidad de salir airoso de sus recurrente crisis cíclicas, e incluso, de haberse dado por "muerto" en distintas ocasiones, para luego verlo resucitar sobre los rieles de su propia evolución histórica. No obstante, se puede asegurar, con base en los eventos que se observan en la actualidad, que hay indicadores suficientes para señalar, que el capitalismo pudiera hallarse gravemente herido, en una fase de crisis profunda, arrastrando consigo a toda la humanidad. Crisis, que en estas nuevas circunstancias, es generada por el antagonismo que se da entre por un lado, el agotamiento de su expansionismo geográfico, buscador incesante de mercados. Y de otro lado, la destrucción del tiempo de los recursos naturales, del tiempo histórico humano y del tiempo-espacio planetario en su afán de "sentirse" satisfecho en sus permanentes ansias de acumulación de beneficio y ganancia.

Esta contradicción, de dos dimensiones universales, como son: la desposesión del tiempo y el espacio de la vida y del planeta. Y que más claramente puede interpretarse con la siguiente visión de Karl Marx "Si el dinero, como dice Augier, ‘viene con manchas de sangre en una mejilla’, el capital lo hace chorreando sangre y lodo por todos los poros, desde la cabeza hasta los pies". Y con base en esta visión, cabe inferir, que el Covid 19 viene a condensar por sí mismo en el siglo xxi la truculenta contradicción universal del capitalismo contra todo lo viviente, contra la Humanidad y contra la Madre Naturaleza. Esto ya podrá comprobarse en la nueva confrontación que está en puertas, para medir cuál de las potencias posiciona en el mercado la vacuna contra el virus.

Los eventos que vienen dándose mundialmente y que se reproducen a escala nacional en Venezuela, nos indican que debe cambiarse en forma raizal la orientación de la economía, la cual deberá ser redireccionada. Todo lo que se produzca tiene que destinarse fundamentalmente a satisfacer las necesidades y el mejoramiento de la población, y no a aumentar las riquezas de unos cuantos capitalistas explotadores. Asimismo la producción no puede estar por encima de los límites ecológicos respetar los ciclos y los límites de la naturaleza. La economía debe subordinarse a la propiedad comunal la de todos. El modelo de economía capitalista que sigue predominando en venezuela es inviable como se está demostrando a nivel mundial.

Todo lo anterior nos obliga a concluir que la educación tendrá un lugar estratégico que jugar tanto en la superación revolucionaria de la civilización capitalista como en la construcción de un mundo nuevo y viable. Esto supone que a este proceso tenemos que permitir el desarrollo de nuevas didácticas y nuevas pedagogías que vayan cerrando el ciclo de los sistemas educativos que fueron creados en un momento histórico para cumplir con los requerimientos del desarrollo industrial de capitalismo. Pero ahora se trata de formar, capacitar y educar para ir forjando una cultura nueva, una sociedad donde se comience a vivir mejor, con mayores niveles de justicia social, democracia. Se sabe que el reto es complejo y nada fácil, pero hay que intentarlo sin temor a equivocarnos. De lo contrario es irse a la casa a esperar que el cadáver del sistema capitalista pase por el frente de nuestra casa, y eso nunca ocurrirá. Hay que actuar porque hasta ahora es la única forma conocida de cambiar el mundo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 550 veces.



Arnaldo Aguilar Dorta


Visite el perfil de Arnaldo Aguilar Dorta para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: