La verdadera pandemia de la Universidad del Zulia, comenzó con la gestión de las actuales autoridades en 2008 (II)

En la Universidad del Zulia se ha venido profundizando en los últimos años una grave crisis que lesiona su imagen pública, comprometen su prestigio, su calidad académica y su futuro, al aparecer sus autoridades, señalados como responsables de hechos típicos de dolo y corrupción. Algunos profesores en funciones de autoridad a los más altos niveles son parte de esta situación. Permanentemente, los medios de comunicación social de la región denuncian graves irregularidades en el manejo de recursos, destacando los comedores universitarios, irregularidades en el manejo de las providencias estudiantiles por parte de DIDSE, venta de cupos de pre y postgrado, cobro de comisión por trámites en la certificación de documentos por parte del CEDIA. Aunado a ello, es posible observar la destrucción de su parque de transporte, deterioro de sus instalaciones, robos y hurtos de sus bienes, ausentismo de sus autoridades en tiempo de actividad, crisis de gobernabilidad, ausencia de sus trabajadores, deserción y abandono estudiantil y una gran falta de transparencia y rendición de los recursos asignados por el Estado.

Todo ello refleja una grave crisis moral e institucional, una carencia total de eficiencia en el gobierno universitario, el cual da muestras de indolencia e incompetencia para cumplir con su deber de garantizar el funcionamiento de esa casa de estudios.

Ante esas severas realidades, la única excusa esgrimida es la insuficiencia de recursos presupuestarios en las asignaciones del gobierno, lo cual, si bien puede admitirse como un hecho que afecta a todo el país, no puede constituirse en justificación para ocultar vicios y profundas desviaciones en los cuales han incurrido sus autoridades.

En los últimos meses hemos presenciado un escándalo en el manejo irregular de cursos de posgrado con participantes extranjeros, que hacen presumir la administración irregular de grandes cantidades de recursos en moneda extranjera por parte de algunos decanos, autoridades y profesores, con posible perjuicio al patrimonio universitario y al país, lo cual debe ser investigado profundamente para establecer las responsabilidades correspondientes.

1.LA CORRUPCION EN LUZ: DE COLORAMA A LOS POSTGRADOS OFRECIDOS A EXTRANJEROS.

Sobre COLORAMA, mucho se escribió en su momento. Fue un estruendoso trance de pudrición de una clase política universitaria quien ha tenido secuestrada esta universidad autónoma, quienes han sido hasta capaces de vender a empresas privadas, extensiones de terreno del campus universitario, destruyendo con esto el erario y patrimonio otorgado por el Estado y el pueblo venezolano. La Universidad del Zulia, desde el 2000 al 2008, hizo con esta universidad lo que se le vino en gana. Existe un pormenorizado estudio jurídico, encargado a un profesor de la Escuela de Derecho y ordenado por la propia universidad, donde se detallan vastos "excesos académicos y administrativos". Allí se concluye de manera contundente que debían anularse todos los actos refrendados por el Consejo Universitario del 16 de septiembre del 2005, exactamente los del día 16.09.2005, donde autorizaron la celebración de la negociación conocida como Ciudad Colorama, dado que no se cumplieron los requisitos legales reglamentarios como desafectación e intervención del Consejo de Fomento, desvirtuando los fines de la institución universitaria. Además se encontró violación de ordenanzas y leyes del patrimonio cultural, en aplicación de lo previsto en la Ley Orgánica de Procedimientos Administrativos, concretamente del artículo diecinueve. Se estuvo en presencia de un negocio jurídico que pretendía disminuir en 161.000 mts2 el patrimonio universitario y cuyo desarrollo no implicaba la búsqueda de ninguno de los fines que son propios de la institución universitaria. Pero a pesar de esto no les importo negociar dichas extensiones de terreno.

No quiero extenderme en este asunto, pero los interesados pueden consultar las siguientes paginas donde se evidencia la gravedad de los hechos de corrupción en que incurrieron las autoridades de la Universidad del Zulia: https://www.aporrea.org/contraloria/a112432.html, https://www.quepasa.com.ve/tribunales/ltltcaso-coloramagtgt-una-estafa-sin-consecuencia-penal/, http://www.laverdad.com/zulia/19670-marchan-por-una-casa-en-ciudad-colorama.html, https://consejouniversitarioluz.wordpress.com/2010/08/04/voto-salvado-caso-colorama/, http://www.atodacosta.8m.net/Pagina6.htm, entre otras.

Menguados los recursos universitarios por la crisis que atraviesa el país, las autoridades, desde 2008, ya todos actualmente con los cargos vencidos, "idearon" otra manera de cargar con dinero ajeno, y es el asunto de los postgrados que se ofrecen a estudiantes extranjeros. Sobre ello he mencionado en otras entregas los vicios y culpables de tan grotesco enriquecimiento ilícito. Mientras miles de estudiantes venezolanos abandonan sus estudios y el país para huir de la crisis, otros universitarios extranjeros hacen el camino inverso. Estudian especialidades, maestrías y doctorados en Medicina, Odontología, Ingeniería, Derecho, Veterinaria, Humanidades y Agronomía. La inscripción y el pago de su doctorado en LUZ representarán, al final de sus estudios, una inversión aproximada de US$8.000 por persona. El interés en los postgrados de la Universidad del Zulia de parte de extranjeros ha aumentado exponencialmente desde hace siete años. Los cursos, en una Venezuela que experimenta una economía hiperinflacionaria y con un control cambiario desde 2003, tienen su polémica y su iniquidad. El diario local "Versión Final" publicó en junio de 2019, una serie de reportajes sobre la venta de cupos de postgrado en LUZ a extranjeros por hasta US$5.000. Las facultades de Odontología, Humanidades y Educación, Medicina, Ciencias Veterinarias, Agronomía, Ciencias Económicas y Sociales, Ciencias Jurídicas y Políticas, y el Núcleo Costa Oriental del Lago mantienen programas de estudios de maestría y doctorado con participación de estudiantes extranjeros. Ahora bien, ¿dónde va a parar ese dinero? Es una gran pregunta sin respuesta, pero los más moderados dicen sin atisbo de duda: Van a parar a los bolsillos de los decanos de las facultades mencionadas, con la complicidad de las autoridades. Ese ingreso en dólares, impulsado por los decanos, no está avalado por el Banco Central de Venezuela, que evita las disparidades e ilícitos cambiarios a través del sistema de cambio Dicom, instrumentado por el Ejecutivo en marzo de 2016. Al convertir la divisa, las ganancias no autorizadas son abismales para quienes comercializan la educación a título personal y sin procurar beneficios para la casa de estudios zuliana. En Venezuela, el procedimiento legal es que la entidad financiera regule el cambio de las divisas a tasa Dicom y luego deposite los bolívares a las cuentas de la Universidad. Pero así no sería negocio para quienes ofertan estudios a nivel superior, en un país que enfrenta una crisis económica sin precedentes.

Sobre esto ya se ha hablado, pero nadie parece querer tomar acciones, ni el gobierno, ni cualquier profesor o empleado u obrero que, al no denunciar, se convierten en cómplices de tan inmoral situación, totalmente alejada de la ley. Un hecho que ejemplifica esta corrupción, fue que, al preguntarle a una directora del postgrado en Gerencia de la FACES, sobre el funcionamiento del mismo, esta respondiera: "Pronto, cuando ofrezcamos la Maestría a Extranjeros, nos vamos a poner a valer" ¿Qué quiso decir esa profesora? ¿Que recibirán ingresos en dólares para poder beneficiar sus bolsillos? No lo dudamos.

2.EL ESCANDALO DEL CEDIA

Hace poco, la rectora encargada decidió, sorpresivamente, destapar la olla de la corrupción en CEDIA. Seguimos pensando, mientras no se demuestre lo contrario, que se trata de un "pote de humo", con otros fines inconfesables: Para tapar el asunto de los postgrados dolarizados donde los responsables de cuello blanco están a la vista, contrarrestar la campaña de denuncias de corrupción adelantada y sustentada por APORREA, pretender la rectora encargada recuperar su deteriorada imagen dentro y fuera de la comunidad universitaria, luego de su cúmulo de errores y cero acierto, nada de gran relevancia en su gestión... En fin, cualquiera puede ser la razón, menos pensar que sea acabar con la corrupción y el caos en LUZ cuando es lo que más se proliferó en su pésima gestión.

Pero bueno, hasta ahora, un chofer, un empleado y un estudiante prófugo aparecen como LA BANDA. De pronto, simples gestores queriéndose ganar unos dolaritos con esas gestiones. No pareciera que se trate de un "Centro de falsificación de firmas y documentos", montado y equipado para delinquir. Estos tres indiciados podrían ser intermediarios entre el usuario y los "PECES GORDOS" que están arriba. Es una cadena…hasta llegar a las autoridades que firman los documentos que se solicitan en CEDIA para uso nacional y exterior, a sabiendas que los procesos están cerrados y aún siguen firmando los lotes de carpetas que les llegan. I igual pasa con algunos decanos que tienen los procesos cerrados y siguen firmando a destiempo, jugando con la necesidad de nuestros egresados para generar este tipo de operaciones a pagar por fuera. Por otra parte, el "cuerpo del delito" expuesto hasta ahora, son títulos de bachiller y otros certificados que NADA TIENEN QUE VER CON CEDIA, sino con la Dirección Docente de LUZ, específicamente en los archivos de la Oficina Trámites Múltiples, donde reposan los expedientes de los bachilleres y cuesta mucho esfuerzo a los interesados que se los devuelvan, generalmente, bachilleres que se han retirado de LUZ para irse a otras instituciones de educación superior u otros países. Cosa que de allí tampoco escapan los pagos en dólares o su equivalente a la tasa del día. Sería cuestión de hacer un llamado a quienes han pasado por eso y de seguro saldrán centenares a señalar a los responsables de ese modus operandi.

Todo parece indicar que esto no pasará de ser un nuevo escándalo propiciado irresponsablemente, desde el seno de la institución, actuando en forma espasmódica y sin mayores elementos de rigor.

 

3. UTILIZACION DE BUSES UNIVERSITARIOS PARA CONTRABANDEAR PRODUCTOS COMO LECHE, POR MAFIAS AMPARADAS POR LAS AUTORIDADES.

 

Utilizar los buses para transportar alimentos es una situación irregular. El transporte universitario no es para transportar alimentos, eso es una irregularidad independientemente de que tengan todos los aspectos legales cubiertos. Esas unidades son transportes estudiantiles. Hay una concesión privada que debe hacer el transporte de alimentos hacia LUZ con sus líneas y permisologías correspondientes. Estos sucesos ocurren desde hace más de quince años, pero ahora menos, porque el parque automotor está en la ruina y ya casi no existe, pero jamás se investigó el asunto, quedando en la bruma. En aquella época (2005), Ángel Rojas, coordinador de transporte de la Universidad del Zulia, informó que el decomiso de un cargamento de más de dos toneladas de leche en polvo, transportado en un bus de la universidad, iba destinado a los comedores de la casa de estudios. Puras mentiras para defenderse él y los peces gordos instalados en el Consejo Universitario. Más información en las siguientes páginas: http://www.laverdad.com/zulia/78830-rechazan-que-se-usen-buses-de-luz-para-llevar-comida.html, http://www.laverdad.com/zulia/78898-la-leche-en-el-bus-de-luz-no-tiene-que-ver-con-la-universidad.html

Mientras, hoy por hoy, la flota de buses de las diferentes rutas estudiantiles de la Universidad del Zulia (LUZ) permanece "en cuatro bloques". El servicio de rutas de transporte, urbanas, extraurbanas y foráneas, ha decaído casi en su totalidad, lo que ha conllevado a que los estudiantes abandonen sus estudios por no gozar de este beneficio y tener menos posibilidades para movilizarse. Los pocos que han quedado viven día a día el drama con el transporte público. A esto, las autoridades no han hecho nada para subsanar esta lamentable situación con quienes deben ser su primera prioridad: Los estudiantes. Ni siquiera tomar parte del dinero que irregularmente reciben en divisas para solucionar este asunto, ya que no les interesa, y no quieren perder su lucro. La falta de repuestos y el mal manejo del presupuesto por parte del departamento de transporte, son razones por las que hoy en día este servicio ha quedado desmantelado. Más información: https://noticialdia.com/2019/07/rutas-estudiantiles-de-luz-en-cuatro-bloques-estacionamiento-del-olvido/

4.VIAJES AL EXTERIOR Y AUSENCIAS INDEFINIDAS DE AUTORIDADES Y DECANOS CON RECURSOS DE LUZ, O SIN ESTE, PERO PARA FINES PERSONALES.

Cuando funcionaba la página del Consejo Universitario, y se podían observar las decisiones semanales de ese cuerpo, era más que evidente, a pesar de la crisis nacional que se comenzaba a visibilizar desde 2008, la cantidad de permisos que solicitaban las autoridades para ausentarse. Algunos eran para participar en "ponencias" o "conferencias" o "congresos" internacionales, otros para firmar convenios que nunca se hicieron efectivos porque LUZ no tiene la capacidad de corresponsabilidad ante universidades extranjeras. Los decanos se iban con gastos pagos por varias semanas (aunque la conferencia o congreso durara solo unos días), al exterior, todo en dólares. Resulta bochornoso el uso de esos recursos por parte de decanos como el de Medicina, que prácticamente viajaba todos los meses a distintos países del mundo, y la de Derecho, que una vez pidió financiamiento de LUZ, para "acompañar" a unos alumnos de su Facultad a Europa, porque ellos iban a presentarse en un Congreso en una ciudad de ese continente. Y nos preguntamos con respecto a este último caso: ¿Les iba a hacer esa decana "barra" a los alumnos referidos como en un juego de futbol? En esa oportunidad esa decana se quedó

un mes por Europa. No fueron los únicos, sin embargo. Todos los decanos, excepto casos honrosos y autoridades, excepto la Secretaria, solicitaban viáticos de manera compulsiva para disfrutar, con dinero ajeno, las delicias de los viajes al exterior, sin tener que pasar por CADIVI, incluso; era dinero en efectivo. El caso del vicerrector administrativo encargado Jesús Salón, nombrado por el Consejo Universitario, es impactante: Sus permisos duraban meses, ya que se iba a Miami, donde tenía casa, y al final dejo el cargo para irse a vivir en el país norteamericano.

5.LA INCONGRUENCIA DE LOS ESTUDIOS VIRTUALES EN EL MARCO DE LA PANDEMIA.

La rectora encargada, a manera de favorecer al gobierno nacional, de manera genuflexa e irresponsable, avala en los actuales momentos un cambio curricular en LUZ de facto, en medio de la pandemia, y de manera irresponsable. Muchos zulianos, pasan desde las siete de la mañana sin servicio eléctrico y todos los días sin horario anunciado seis o siete horas sin luz, sin servicio de Internet por pérdida de señal por altibajos fuertes cuando hay servicio, con ofertas que garantizan estos servicios de manera más segura a 30 dólares mensuales, cuando el sueldo mensual no llega a diez dólares, cuando se sabe que el 75% de los alumnos requieren utilizar los servicios públicos de un ciber para enviarles los informes de actividades académicas a los profesores y estos están cerrados por cuarentena. Entonces, en ese marco, nos preguntamos: ¿Qué realidad viven las autoridades de LUZ, que de manera genuflexa insisten en forzar la barrera técnica hacia una educación virtual en modalidad presencial pero a distancia sin cambiar el modelo curricular como si esto fuese realmente, éticamente, posible? Si supuestamente las autoridades piensan que complacer al gobierno en este desatino es posible, están en un estado de insania mental. Entonces ¿por qué no hacen las cosas como debieran ser y asumen una educación a distancia con un cambio de currículum como debe ser? No jueguen con el futuro de los actuales alumnos de LA UNIVERSIDAD DEL ZULIA sin el menor respeto ni a ellos, ni al personal docente y de investigación con formación docente a quienes se les agrede con estos desatinos, pretendiendo desarrollar indicadores de competencias según perfiles de egreso con solo cursos instruccionales a distancia. Es tanto como pretender formar atletas de natación por correspondencia (con el perdón de los Profesores de Educación Física, deporte y recreación). Ahora bien, antes de dar este paso, si es que de ello se trata, las autoridades, para tal decisión de CAMBIO CURRICULAR, deben entonces evaluar si LUZ cuenta o no cuenta con los recursos tecnológicos y el personal formado para el diseño, programación y desarrollo de programas de formación de profesionales bajo esta modalidad curricular y el perfil requerido en los alumnos para la misma. En fecha reciente, por ejemplo, las autoridades celebraban con regocijo el éxito de un curso a distancia en Humanidades para docentes de LUZ. Pero según las noticias a esa misma hora, el 60% de la ciudad tenía dificultades de servicio eléctrico y en consecuencia sin internet. No comparto el actual desatino, la forma irregular y falta de ética demostrada en asunto tan delicado y de tanta trascendencia como es el desarrollo de las actividades docentes y de investigación mediante las "clases" a distancia por la cuarentena.

6.DE NUEVO LOS POSTGRADOS OFRECIDOS A EXTRANJEROS.

Todo lo planteado, y que en estas líneas se ha querido resumir, ponen en evidencia la decadencia moral y corrupción que se ha visto en la Universidad del Zulia. Lo de los postgrados ofrecidos a extranjeros es lo más grave. No solo cobran en dólares los doctorados y maestrías a estudiantes extranjeros, sino que ese dinero no pasa a las arcas universitarias, quedan en manos de los decanos de las facultades mencionadas, de sus "gestores", del "hombre del maletín" que nuestras fuentes señalan como un exvicerrector de una universidad privada en Maracaibo, que viajo con la decana de Derecho por Ecuador, ofreciendo villas y castillos, aunque cada facultad tiene su "hombre del maletín". Para colmo, hay profesores que imparten clases en esos doctorados exprés, todos del grupo político de los decanos involucrados, a los que les pagan en dólares, en desmedro de otros profesores, seguramente mejor preparados, que reciben sus bajos sueldos en bolívares. En nuestra primera entrega hicimos alusión a una "profesora de metodología" del doctorado que ofrece la facultad de Derecho, que, según los mismos alumnos extranjeros, nada sabe de disciplina metodológica, la cual, junto con la decana, ha emprendido una cacería contra mi persona: ratifico lo que se mencionó, y si es cierto que no sabe de esa disciplina, además sí estuvo bajo la protección de un/a, ex rector/a, y que fue aplazada en su concurso de ingreso. También es cierto que imparte esa materia como se evidencia en la web siguiente: http://192.188.46.193/bitstream/123456789/69507/1/1173-CU-P-2019.pdf.Los ecuatorianos, con sentido del humor, al referirse a ella cantan la canción: "La de la mochila azul", pero lo hacen cambiando la palabra "mochila", por "rayita", por la forma extraña de pintar sus ojos.

Urge una solución a esta corruptela increíble. Ya Ecuador, a través de sus órganos ministeriales en educación, ha tomado cartas en el asunto, tanto así que el ente Rector de la ciencia de ese país, el Senescyt, eliminó a la Universidad del Zulia de las listas para inscribir a profesionales ante esa instancia, ahora lo decide un comité. Antes LUZ estaba incluida, pero por las irregularidades observadas y que no escapan al gobierno de Ecuador, pero SI escapan, al parecer, de las instancias educativas y criminales venezolanas.

 

Profesor Alberto Castellano

 

C.I. 3.897. 657

Correo: psand@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 713 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter