Carta pública al Presidente Nicolás Maduro

Miércoles 18 de abril de 2018

Carta pública al Presidente Nicolás Maduro

con atención a los Ministros Elías Jaua Milano y Hugbel Roa

La vida no conquistó el planeta mediante combates,

sino gracias a la cooperación. Las formas de vida se

multiplicaron y se hicieron más complejas

asociándose a otras, no matándolas.

Lynn Marguli

Hay una línea de investigación en antropología que argumenta, que a lo largo de la evolución de la especie humana estuvo siempre presente la necesidad de que entre los distintos individuos se establecieran relaciones de cooperación para poder sobrevivir hasta los día de hoy. A riesgo de sonar altisonantes, decimos que en el desarrollo del Programa Robinsoniano de Estudios, Libres, Abiertos y Avanzados que llevamos a cabo 1156 docentes a lo largo de 5 años,desde mayo de 2013 y organizados en el Frente de Trabajadores de la Enseñanza Samuel Robinson, aprendimos (y aprender es algo dificil) lo que significa cooperar para andar juntos.

Además, aprendimos que a pesar de todas las dificultades que se presenten o nos presenten en el camino es necerario resistir. Aprendimos que frente a la duda es fundamental ejercer la fe, la alegría y la libertad. Aprendimos que a cada golpe que recibimos se impone acerar más nuetras convicciones y voluntad en lo que se hace. Aprendimos que no debe dejarse de avanzar hacia más amor,más belleza,más justicia y hacer distancia de sus antónimos. Aprendimos que en verano es cuando el cují demuestra su fortaleza. Aprendimos la importancia de la terquedad cuando se persiguen metas. Aprendimos en la práctica a entender la pedagogía del amor, de cuidarnos, de respetarnos y de querernos los unos a los otros. Aprendimos el significado pedagógico de la Ansiedad Empática demostrada por el niño que se conmueve con el sufrimiento de otro niño y lo lleva a su madre para que élla lo consuele.

Aprendimos que sin educación intencional es imposible transformar el mundo. Aprendimos a no contentarnos con la apariencia engañosa de la realidad sino a descubrir sus contradicciones dialécticas y sus tendencias y a elaborar las acciones pertinentes. Aprendimos que detrás de cada fenómeno que vemos a simple vista hay un mundo que no se ve, y en ese mundo invisible se hallan las causas de los procesos naturales que observamos. Aprendimos, no sin dolor, que la realización de cualquier proyecto se desarrolla con base a ley de la unidad y lucha de contrarios. Aprendimos que en cualquier investigación es necesario zambullirse debajo del nivel de las aguas para empezar a ver que hay más allá de la superficie usando el pensamiento crítico y emancipador para plantear los cambios que deban hacerse.

Aprendimos, que en equipo la construcción del conocimiento produce mayores satisfaciones. Aprendimos que los resultados de las investigaciones y el conocimiento mismo no tienen sentido si no buscan la resolución de nuestros problemas como sociedad. Aprendimos que no existe una sola respuesta verdadera para cada problema humano. Aprendimos que existe una realidad objetiva y cognoscible independiente de nuestra conciencia y voluntad pero que existe otra a lo interno de cada una y uno de nosotros que se influyen mutuamente. Aprendimos a ser testigos conscientes de tres crisis mundiales: la económica-financiera, la ecológica-planetaria y la política. Aprendimos que ciencia sin conciencia pudiera en muchos casos poner en peligro la existencia humana. Aprendimos que una idea y un principio moral ayudan a resistir.

Aprendimos que simultaneamente a elevar el coeficiente intelectual es necesario elevar el coeficiente emocional. Aprendimos que nos equivocamos por el simple hecho de ser seres humanos mas aprendemos de los mismos errores.Aprendimos que existen modelos educativos que imparten enseñanzas que caducan como sucede con cualquier mercancía en el mercado. Aprendimos que las sociedades cambian como cambia todo y la educación cambia en consecuencia. Aprendimos que a pesar de que la humanidad está en peligro de ser destruida por una obsesión imperialista de dominarlo todo, nuestras esperanzas y convicciones serán las de sublevarnos contra la violencia. Aprendimos que no hay nada que produzca más felicidad que cuando nuestras acciones sirven a los demás.

Aprendimos que el problema no es hacer un posgrado sino como este nos ayuda a ser un poquito mejores. Son tantas y tan diversas las cosas que logramos aprender y al mimo tiempo enseñarnos entre nosotros, todo fue un aprendizaje . Haber estado metidos en el interior de esta experiencia nos proprcionó un legado de emociones significativas que dificilmente olvidaremos. Desafortunadamente invertimos mucho tiempo en la defensa del programa sino hubiésemos aprendido muchas cosas más, aunque pensándolo mejor; defendernos también fue un aprendizaje. Sin embargo, nos quedó una pregunta sin resolver ¿será que quienes han deseado vernos destruidos como una experiencia de educación popular y cientifica lograron aprender aunque sea un poquito de lo mucho que nosostros aprendimos?.

Presidente Nicolás Maduro y Ministros Elías Jaua Milano y Hugbel Roa, los 1156 docentes organizados en el Frente de Trabajadores de la Enseñanza Samuel Robinson (FFTESR), nos mantemos firmes y a la espera sobre la respuesta de la solicitud sobre: "El reconocimiento y acreditación por parte de la República Bolivariana de Venezuela del Programa Robinsoniano de Estudios, Libres, Abiertos y Avanzados" como una Micromisión Educativa.

Arnaldo Aguilar Dorta

Coordinador General del FFTESR

arnaldo.aguilar@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 587 veces.



Arnaldo Aguilar Dorta / Frente de Trabajadores de la Enseñanza Samuel Robinson


Visite el perfil de Arnaldo Aguilar Dorta para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Arnaldo Aguilar Dorta

Arnaldo Aguilar Dorta

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /educacion/a261982.htmlCd0NV CAC = Y co = US