La interrupción de las clases y la Plataforma Moodle

Un fenómeno que no deja de sorprender en el desarrollo de las actividades
académicas en la Universidad de Los Andes, es el número de veces que las
clases son interrumpidas durante un semestre. Las causas de esa
interrupción son múltiples y ya prácticamente se ha hecho una costumbre,
por lo cual, los estudiantes, sobre todo los que más deficiencias tienen,
son los más vulnerables.

Si se hace un resumen de las causas que ocasionan la interrupción de las
clases durante un semestre, se tienen las siguientes: 1. Protestas
estudiantiles; 2. Paros profesorales; 3. Protestas comunitarias y
gremiales en el entorno universitario; 4. Días feriados; 5. Condiciones
atmosféricas adversas; 6. Eventos electorales; 7. Eventos feriales; 8.
Fechas religiosas; 9. Otras.

Como esas causas seguramente van a permanecer, porque parecieran formar
parte de una sociedad que en buena medida luce caotizada, sería bueno
pensar en alguna solución que logre mitigar el daño que se ocasiona a los
estudiantes. Una posible solución pudiera ser la incorporación, por parte
del cuerpo docente de la Universidad de Los Andes, como apoyo a sus clases
presenciales, de herramientas como la Plataforma Moodle y otras
tecnologías de información y comunicación (ver: El Proyecto Facebook y la
Posuniversidad (http://www.proyectofacebook.com.ar)).

En el caso de la Plataforma Moodle, algunas de las ventajas que para el
profesor se derivan de su uso, son las siguientes: 1. Planificar
exhaustivamente la asignatura a impartir durante el lapso académico
considerado y colocar en la Plataforma todos los aspectos relacionados con
los objetivos, contenidos, estrategias, actividades a desarrollar por los
alumnos, evaluación y bibliografía; 2. Incorporar los enlaces del
material bibliográfico en forma de archivos Word o Excel o que se
encuentra en la red, bien sean libros, revistas, fotografías, esquemas,
videos y mapas; 3. Hacer seguimiento al desempeño de los estudiantes
mediante el chequeo de las veces que ingresan a la Plataforma, así como a
través de las tareas que van realizando; 4. Incorporar periódicamente
instrucciones dirigidas a los estudiantes, para efectos de enfatizar o
recordar algún aspecto; 5. Informar a los estudiantes a través del envío
de correos electrónicos desde la Plataforma; 6. Publicar las
calificaciones parciales que los estudiantes van obteniendo, así como las
definitivas.

Desde la óptica de los estudiantes, algunas de las ventajas que ofrece la
Plataforma Moodle son: 1. Enterarse, desde el inicio del lapso académico,
de todos los aspectos a considerar en la asignatura, en cuanto a
contenidos, bibliografía a consultar y fechas de las evaluaciones; 2. No
perder contacto con la asignatura en los casos en que, por razones de
receso docente, vacaciones de fin de año o de otro tipo, el lapso
académico se ve interrumpido, ya que puede seguir revisando el material de
lectura y realizando las actividades pautadas; 3. Recibir permanentemente
información por parte del profesor; 4. Utilizar, para desarrollar las
tareas, variados programas de computación; 5. Interactuar con los
compañeros a través de la participación en Foros de discusión, lo que
muchas veces les permite desinhibirse y expresar libremente sus ideas; 6.
Hacer seguimiento a su desempeño. Es decir, la Plataforma Moodle es una
alternativa que puede ser considerada para aliviar un poco los niveles de
incertidumbre de que es víctima buena parte del estudiantado
universitario.


alportillo@ula.ve


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3380 veces.



Alfredo Portillo


Visite el perfil de Alfredo Portillo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: