Israel sigue bombardeando ciudades en Gaza y amenaza con ampliar ataques

Palestinos observan la destrucción causada por un ataque aéreo israelí en Rafah, en la Franja de Gaza, el 9 de febrero de 2024.

Palestinos observan la destrucción causada por un ataque aéreo israelí en Rafah, en la Franja de Gaza, el 9 de febrero de 2024.

Las ciudades de Gaza, Khan Yunis y Rafah continuaron hoy bajo fuego del Ejército israelí en medio de crecientes temores de una ofensiva contra el sur de la Franja, donde se refugian más de un millón de palestinos.

Anoche y en la madrugada de este viernes decenas de ciudadanos murieron o resultaron heridos en los bombardeos de la aviación y la artillería contra varias zonas del enclave costero, reportó la agencia oficial de noticias Wafa.

Aeronaves israelíes lanzaron numerosos misiles contra los barrios de Al-Rimal, Al-Sabra, Al-Zaytoun, Tal Al-Hawa y Sheikh Ajlin, en la norteña urbe de Gaza, lo que provocó víctimas mortales y lesionados, agregó.

Mientras, las cañoneras dispararon proyectiles contra la zona del puerto de pescadores, al oeste de esa localidad.

Wafa anunció el deceso de cuatro personas al ser alcanzado un jardín de infantes que albergaba a personas desplazadas en la ciudad de Al-Zawaida.

También se contabilizaron varios fallecidos en ataques de la aviación contra casas en Deir al-Balah y en la vecina Khan Yunis, epicentro desde hace semanas de una ofensiva terrestre.

En esta última, un francotirador asesinó a un anciano cerca del Hospital Nasser, que lleva sitiado desde el pasado mes.

En tanto, ocho civiles, entre ellos mujeres y niños, murieron en un ataque contra dos viviendas ubicadas en Rafah, la más meridional de las ciudades gazatíes y próximo blanco de las operaciones israelíes.

Desde el anuncio de Israel de expandir la invasión terrestre a Rafah hemos visto un aumento en los bombardeos, una intensidad significativa en escala y nivel de destrucción, alertó un corresponsal en Gaza de la televisora Al Jazeera.

En los alrededores del Hospital Nasser fuimos testigos de una nueva tendencia de asesinatos selectivos, subrayó.

El periodista denunció que francotiradores israelíes mantienen rodeada la zona cercana al centro de salud y disparan a ciudadanos. Hasta el momento se recuperaron 17 cuerpos de las calles, reveló.

ATAQUES AÉREOS NOCTURNOS

Poco después de la medianoche del viernes, un ataque alcanzó un edificio residencial cerca del Hospital Kuwaití de Rafah y mató a cinco personas de la familia al-Sayed, incluyendo tres niños y una mujer. Un segundo ataque causó otros tres muertos en la ciudad.

Otra operación nocturna en la ciudad de Deir al-Balah, en el centro del sitiado territorio, se cobró la vida de nueve personas más. También en el centro de Gaza, un ataque cerca de una escuela infantil convertida en refugio mató a cinco personas y causó varios heridos, además de daños en el edificio. Según los testigos, los ocupantes estaban dormidos en el momento del incidente.

A su llegada al hospital Mártires de Al Aqsa de la zona, una mujer que llevaba a una niña pequeña en brazos, gritó: "¿Qué podemos hacer? Esto es obra del cobarde enemigo sionista que elige a civiles inocentes. ¿Esta niña dispara cohetes a los judíos? Que Dios nos ayude"

Algunos de los niños heridos eran atendidos mientras estaban tumbados sobre el piso.

Más de la mitad de la población de Gaza ha huido a Rafah siguiendo las órdenes de evacuación israelíes durante su campaña terrestre en continua expansión. Esas órdenes afectan ya a dos tercios del enclave, aunque se estima que unos 300.000 palestinos siguen en la mitad norte de Gaza ignorando las recomendaciones.

Incluso en las zonas marcadas como seguras, como Rafah, Israel lanza ataques aéreos contra lo que dice que son objetivos de Hamás. Las autoridades israelíes consideran que el grupo insurgente es el responsable de las muertes civiles porque sus efectivos operan entre ellos.

TRABAJANDO POR UN ALTO EL FUEGO

La ofensiva aérea y terrestre de Israel, que es una de las más destructivas de la historia reciente, mató a 27.947 palestinos e hirió a más de 67.000 más, dijeron las autoridades de salud locales el viernes. La guerra ha obligado a la mayoría de la población a abandonar sus hogares y ha empujado a una cuarta de la población gazatí a la inanición.

Biden dijo que sigue trabajando "incansablemente" para que Israel y Hamás acuerden una pausa prolongada en los combates. La tregua estaría vinculada a la liberación de decenas de rehenes, de los cerca de 250 capturados el 7 de octubre y que se cree que siguen en manos del grupo.

Netanyahu ha rechazado las exigencias de Hamás sobre los rehenes, que incluyen el fin de la guerra y la liberación de cientos de presos palestinos veteranos que cumplen largas condenas por atentados letales en Israel. El mandatario calificó las peticiones del grupo de delirantes, aunque Blinken afirmó que cree que las negociaciones podrían continuar a través de Egipto y Qatar, que ejercen de mediadores.

Con información de Prensa Latina / San Diego Union Tribune



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3080 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter