Hijos para la guerra

En la declaración de los Derechos del Niño, la Asamblea General de las Naciones Unidas, proclamó que: “El niño debe ser protegido contra toda forma de abandono, crueldad y explotación”. “No será objeto de ningún tipo de trata.” Las guerras se han cobrado dos millones de niños que han dejado de existir, seis millones de maltrechos y un millón de desabrigados, en los últimos diez años. En todo el mundo hay mas de 600.000 niños combatientes y, todos los años, exhalan el último suspiro unos 10.000 chavales por las minas antipersonas.

África, que es la quinta parte del universo, tiene un censo de unos 850 millones de aborígenes. Los chiquillos son “forzados a ser soldado”. En el terruño de Sierra Leona ha vegetado esta trágica calamidad: chicos y mozas han sido encadenados, lacerados y vulnerados sexualmente para implantar en su corazón fobias y estímulo criminal. Obligados a ser espectadores del asesinato salvaje de su familia, espectadores del exterminio de aldeas enteras. Narcotizados con estupefacientes para consumar maniobras sanguinarias. Pequeños que son instruidos para ser esperpentos humanos.

Aunque el alistamiento de menores de 18 años en las guerras es un delito, Amnistía Internacional, revela que en más de 35 países las tropas, las resistencias paramilitares y las bandas rebeldes dotadas de armas, se apoyan en una milicia infantil que no ha cumplido los 15 años. Se envía a los muchachos a la primera línea de fuego, imponiéndoles servir de vanguardia, guardaespaldas, cocineros, transportadores de munición, de agua o de manducatorias. Las chiquillas son las primeras lesionadas por los abusos carnales consumados por los reclutas. Algunas criaturas han tenido que pasar por las armas a integrantes de su propia familia y tomar parte en actos libidinosos y de canibalismo, bajo los efectos de bebidas etílicas o de drogas.

La crueldad contra la subsistencia de millones de chiquillos, violentados a la indigencia, al hambre, a la esclavitud sexual o bélica es debido a un infame reparto de los caudales entre los pueblos mas necesitados. 

clementeferrer@yahoo.es



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1451 veces.



Clemente Ferrer

Escritor y músico. www.evyferrer.wordpress.com

 evyferrer@gmail.com      @evyferrer

Visite el perfil de Evy Ferrer para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: