Rehenes

Gracias a la mediación del presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chavez, fueron liberadas las colombianas Clara Rojas y Consuelo González.

El 10 de enero de 2008, el canal de televisión venezolano llamado Telesur publicó ante el impávido y escéptico mundo contemporáneo el documetraje videográfico que recoge el preciso momento en que las vetadas y narcomonstruosas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejercito POpular (FARC-EP, conocidas simplemente como FARC) entregan, vía algunos de sus demonios rasos, con plena salud y sin sesgos de tortura alguna a ambas mujeres.(ver video, créditos:Telesur/aporrea.org)

Desde el selvático punto de liberación (en algún lugar de Colombia) las transportaron en dos elicópteros hasta el estado Táchira, territorio Venezolano, donde las esperaban ya sus esperanzados familiares y cientos de atónitas personas.

El operativo estuvo a cargo de los gobiernos de Colombia y Venezuela y de la Cruz Roja Internacional. El presidente Chavez había fungido como mediador hasta el 31 de diciembre del año anterior cuando el Presidente colombiano le dió amablemente las gracias y lo sacó políticamente de la jugada entorpeciendo peligrosamente la liberación de las rehenes.

Clara Rojas era compañera de fórmula electoral de la candidata presidencial Ingrid Betancourt (ambas exaspirantes por el partido así llamado Verde Oxígeno). Rojas y Betancourt fueron secuestradas en 2002. Por otro lado la exlegisladora Consuelo González fue secuestrada desde 2001, la víspera del atentado contra las torres gemelas en NY. Durante el terrible e interminable lapso de cautiverio murió su esposo y también nació su primera nieta. González es una de los seis excongresistas (la mayoría secuestrados cuando eran miembros del legislativo) que hacen parte de los más de 40 rehenes que las FARC proponen canjear por 500 de sus militantes presos. Perteneciente al partido Liberal, González, de 57 años, había sido elegida en 1998 para un segundo período en la Cámara de Representantes.

Betancourt y Rojas viajaban entre Florencia y San Vicente del Caguán desairando la advertencia de las autoridades de no entrar en dicho territorio luego de verse frustrados los presuntos diálogos de paz entre el entonces presidente colombiano Andrés Pastrana (1998-2992) y la transgeneracional guerrilla de las FARC; Debido al origen franco-colombiano de Betancourt, el caso ha tomado toda la atención y disposición del gobierno francés. Dos días después de la retención, Rojas fue liberada por las FARC pero ella misma decidió quedarse argullendo solidaridad con Betancourt.

Los primeros rumores sobre el hijo concebido entre Rojas, aspirante a la vicepresidencia de Colombia, y un demoníaco soldado raso de la guerrilla colombiana aparecieron en abril de 2006, con la publicación del libro "Últimas noticias de la guerra", en él se comenta que existió una cuasi-inexorable relación afectiva y se descarta enteramente toda posible violación. La confirmación del nacimiento de tal procreación entre el desprestigiado cielo y el paradigmático infierno la dio John Frank Pinchao, quien dicen escapó de manos de las FARC tras sobrevivir a ocho años y medio de infernal cautiverio entre ánimas en pena y estampidas de belcebúes. En rueda de prensa, este policía dijo que el niño había nacido tres años atrás, que había sido llamado Emmanuel y que (los narcorrebeldes) lo cuidaban y lo atendían haciéndole juguetes artesanales en la selva. Declaró que el máximo jefe de las FARC, Manuel Marulanda Vélez, aseguraba que el pequeño "era mitad de ellos".

La inminente ratificación del nacimiento del bebé conmocionó a todos los sectores colombianos y de inmediato medios y ong's lanzaron campañas pidiéndole a las FARC la liberación del pequeño, en las que recordaban que Emmanuel era el único niño en el mundo que había sido concebido y nacido en soez cautiverio.

El 31 de diciembre de 2007, cuando se frustró el primer operativo de rescate organizado para la liberación de Rojas y González, el gobierno colombiano hizo pública una explosiva declaración a través de la cual se advertía que las FARC no tenían al pequeño Emmanel, quien aparentemente había sido separado de su madre pocos meses después de nacer.

El enigma sobre el paradero del niño fue resuelto apenas hace unas semanas atrás, cuando las FARC admitieron que Emmanuel es en realidad el niño Juan David Gómez, quien desde 2005 ya se encontraba en el estatal Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), que protege menores desamparados.

El pequeño llegó a la institución luego de que el campesino que lo cuidaba por encargo de las FARC lo llevó a un centro médico de la selvática ciudad de San José del Guaviare. El maltrato y fractura que presentaba el menor en uno de sus brazos hizo que el ICBF le quitara al incapaz labriego el desamparado niño. Rojas declaró que acababa de enterarse de que su hijo Emmanuel está bajo protección gubernamental. Reveló algunos detalles del nacimiento de su hijo, concebido durante sus días de cautiverio y parido en medio de la selva en abril de 2004 mediante una dificil cesárea que atendió un enfermero de la guerilla. Dijo que Betancourt le confeccionó su primera ropa y que le cantaba canciones en francés. Por razones de seguridad (y estratégicas) Betancourt y Rojas fueron separadas desde hace más de tres años, comentó. Según las primeras noticias, la guerrilla no se había enterado del paradero del niño todo ese tiempo. Hoy el niño se llama Juan David y está registrado así, pero su mamá dice que se seguirá llamando Emmanuel. No dijo nada sobre el padre del niño. Fue una guerrillera quien cuidó del niño en sus primeros días mientras Rojas se recuperaba. A los 8 meses tuvo que separarse de su hijo debido a los operativos militares y a las persecuciones implementadas por el gobierno colombiano hacia la guerrilla. Ahora, tras seis años de cautiverio a manos de la guerrilla, ha quedado en libertad y lo que más anhela es ir a reencontrarse con su hijo Emmanuel. La identidad del menor fue comprobada mediante pruebas de ADN, luego que un hombre confesara que las FARC se lo entregaron en 2005. Rojas y su hijo se reencontrarían en los próximos días tras más de dos años de haber sido separados.

Los familiares de Ingrid Betancourt, así como el gobierno francés, esperan que pronto Ingrid quede tambien en libertad. Chavez dijo que seguirán las gestiones para que un segundo grupo de rehenes sea liberado a cambio de que otro tanto de presos de la guerrilla queden en libertad.

La Casa Blanca reconoció, no sin desgana, ante una insistente y explícita pregunta la labor de Chavez para el éxito de la operación. Así mismo el presidente francés Nicolas Sarkozy dijo que "Francia se alegra profundamente" de la liberación lograda. Las liberadas no cesan en los agradecimientos al Presidente Chavez. Su estratégica participación consiguió que ambas se reincorporaran a la sociedad democrática.

Sin embargo hoy, el así nombrado zar antidrogas de la oficialmente democrática nación conocida como Estados Unidos, John P. Walters, calificó a Chavez de "facilitador del narcotráfico", según Washington Venezuela es puerto de embarque de la cocaína colombiana. Las voces del imperio siguen procurando rehenes de su ignorancia a las personas de la zoociedad contemporánea.
 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2420 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad


Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad