Carlos Lanz: crimen de la corrupción

En el crimen de Carlos Lanz falta mucho por aclarar y decir aunque haya detenidos en "calidad" de autores materiales e intelectuales. Algunos portales y medios impresos devenidos en web califican el hecho de "crimen pasional" intentado o dejando al aire que el entorno del camarada asesinado era hamponil, un tanto intentando desacreditar la trayectoria revolucionaria del malogrado dirigente.

Vamos por parte.

La avaricia y la corrupción forman parte de los antivalores creados a lo largo de la historia de la humanidad y fortalecidos y promocionados por el capitalismo. Afirmar que fue pasional su asesinato es una falta de análisis del contexto en que vive el país. Cuando la crisis social y económica se profundiza también toca fondo lo ético, lo moral y de allí surge todo tipo de delincuentes. La corrupción está presente en este doloroso caso donde le quitan la vida a un insigne revolucionario, de visión larga e histórica, de un dirigente que utilizó diversas formas de lucha para conquistar una sociedad donde los excluidos, los explotados de siempre tomaran la dirección. Se sabe, por declaraciones del Fiscal General de la República, Tarek William Saab, que la autora intelectual fue la pareja de Carlos Lanz que organizó a su lado una especie de mafia que alimentaba los intereses financieros de ese grupo delictivo. Proveedores del INCES Aragua que dirigía, donde se despachaban y se daban el vuelto. Una Caja Grande de dinero en dólares.

De este tren delictivo forma parte un "dirigente revolucionario", que maneja las líneas discursivas de izquierda, quien fue el que llevó a Carlos Lanz y lo entregó a los sicarios. Todos con pagos en dólares por parte de la pareja "enloquecida". Además existen otros trece más que hoy están a disposición de la justicia, pero faltan otros, según el fiscal general.

La crisis de valores está presente en este vil asesinato. No actuó Mayi Cumare por celos, sino por quitarse de encima a alguien que denunció y lucho contra el pillaje del cual ella forma parte, según Tarek Willam Saab.

Pero al propio fiscal general le molesta que un grupo de ciudadanas y ciudadanos haya organizado un Comité para la Búsqueda y Liberación de Carlos Lanz. Lo llamo una "fiscalía paralela" y cuyo objetivo era obstruir las investigaciones. Este comité no hizo otra cosa que intentar aportar elementos para la investigación, sensibilizar a la opinión nacional sobre la desaparición de un luchador revolucionario de la talla de Carlos Lanz y, precisamente, para que los opositores y oportunistas de siempre no colaran, como lo hicieron, culpar al Gobierno y al Estado de la desaparición forzosa. Muy mal que un hombre como el fiscal, promotor y defensor de los derechos humanos en otros tiempos hoy se oponga a que un grupo de intelectuales, dirigentes comunales y luchadores políticos y sociales se organicen para aportar elementos a una investigación que en cierto momento parecía paralizada.

Llama la atención que no se conozca el nombre del "Pram" que aportó a los dos criminales que quitaron la vida a Carlos Lanz.

En el imaginario popular se corre que el monstruoso crimen fue "pasional", pero nada se dice de la crisis de valores y el fondo del caso.

Honor por siempre y hasta siempre.

  • Artículo en homenaje a Carlos Lanz, camarada de toda la vida y quien con dignidad, valentía y coraje no se arrodilló ante el crimen .organizado.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1461 veces.



Alcides Castillo

Periodista-Politólogo-Especialista en Sistemas y Procesos Electorales

 acastillo472@hotmail.com

Visite el perfil de Alcides Castillo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alcides Castillo

Alcides Castillo

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social