Defendamos a la venezolana Mildred Rivas de la injusticia

En una entrevista de la periodista Massiel del Rosario publicada por NURIA la joven venezolana Mildred Alexandra Rivas de 29 años de edad relata que conoció a través de la red social de instagram al empresario dominicano y capitán del ejército dominicano Orlando Ramirez Medina quien la invitó a vivir a RD en el 2017 ante la situación económica por el bloqueo que vive venezuela.

Luego de que esta joven llega a RD el 8 de junio del 2017 que puso un restaurante de comida y trajo su hijo desde venezuela al país, relata que su ex pareja cambió y comenzó una cadena de hostigamientos, abusos, golpes, humillación, insultos y amenazas.

El 19 de noviembre del 2019 Mildre reacciona y se defiende poniendo una querella en la policia de San Pedro de Macorís. Y ante las insistentes amenazas advierte que lo va a denunciar en la oficina de género por lo que él la obliga a firmar un desistimiento en la fiscalía.

Cansada de tantas amenazas sometió a su agresor en la fiscalía de género en enero del 2020. Pero paralelo a esta demanda, ella recibió otra demanda de Ingrid Salazar una amiga compueblana que se había asociado con su ex pareja para acusarla de agresión, y amenaza de muerte por la que fue detenida en la cárcel de SPM.

El agresor les pagó la fianza y la sacó de la cárcel con la idea de arreglarse. Sin embargo volvieron las amenazas y se agravaron el 18 de julio del 2020 cuando la descubrió visitando una amiga. Se la llevó por los moños, ella se defendió, forcejearon con un cuchillo, huyó al cuarto y luego se refugió en otra casa y su hijo.

Luego fue arrestada y duró 1 mes y medio en la cárcel preventiva de de Santa Fe en un hueco donde apenas se podía rociar agua y vivió un infierno por las condiciones infrahumanas hasta el 25 de agosto de 2020 que fue condenada en coerción por 3 meses en la cárcel de Higüey.

En esta cárcel lleva más de un año sin ser juzgada. Las autoridades judiciales de RD por dinero se han hecho cómplices del abusador dominicano y han convertido a una víctima de abusos de género en victimaria al acusarla de intento de muerte contra su ex pareja por una herida que al otro día le permite pararse y chatear.

La Embajada venezolana no ha dicho una sola palabra sobre este abuso contra esta venezolana y bien podría salir en defensa de esta joven para que se respete el debido proceso que se le ha violentado al no hacerle caso a sus dos denuncias de abusos contra su agresor.

Por lo menos, debiera visitar a esta joven en la cárcel y brindar asistencia legal o tomar las evidencias abrumadoras presentada por la joven contra su ex pareja y asegurarse de que los abogados defensores de oficio están cumpliendo con su deber de defenderla.

Hacemos un llamado al Canciller Jorge Areaza para que permita que la Embajada de Venezuela en RD asista legalmente a esta joven venezolana que necesita de la mano amiga del gobierno porque las autoridades civiles y policiales le están violentando sus derechos a defenderse.

Sin embargo, sean los abogados pagados por venezuela o pagados de oficios por el gobierno dominicano solo el hecho de comprobarse estos mensajes de instagram donde se muestra la cadena de abusos y maltratos de su ex pareja contra la joven madre de un menor.

De comprobarse que la obligaron a firmar un acta de desistimiento contra los abusos de su pareja. De comprobarse la asociación de malhechores formada por su ex pareja y la venezolana Ingrid Salazar. De comprobarse los 45 días de cárcel contra Mildred Rivas en la prisión preventiva de Santa Fe de SPM violando sus derechos.

De comprobarse que los médicos que atendieron la herida de su ex pareja falsearon el diagnóstico médico. De comprobarse que tanto la policia del Dicrim como los fiscales de SPM se hicieron cómplices y obviaron las denuncias de Mildred para favorecer a su ex pareja.

En un juicio que respete las leyes y las instituciones. Quienes deberían estar presos son su agresor y ex pareja por los abusos y esos policías, fiscales y civiles que se hicieron cómplices del victimario. Ella está presa injustamente en la cárcel preventiva de mujeres a la espera de un juicio tal vez vulnerado por el dinero.

Hay un derecho universal a defenderse y Mildred Rivas después de dos denuncias una en la policia y otra en la fiscalía sin que se hiciera justicia se vio obligada a defenderse de un abusador que camine en las calles. Defender a esta compueblana es defender la patria como dice Ali Primera en su canto. La patria es el hombre.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3321 veces.



Juan Mojica


Visite el perfil de Juan Mojica para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad


Revise artículos similares en la sección:
Venezuela en el Exterior