El Arado y el Mar

En La Vega aplicaron la "solución final" nazi

La masacre de La Vega, barrio de Caracas, no es un hecho aislado, ni un capricho de los jefes de los cuerpos represivos; al contrario, obedece a la ideología nazi que se incuba en el corazón de la cúpula madurista. Se trata del exterminio como solución, eliminar totalmente lo diferente, lo que incomoda al poder.

Esta opción nazi no es nueva, se presenta en la historia con tenebrosa insistencia. Aquí en el Nuevo Mundo la conocieron los aborígenes aniquilados,desde el norte al Sur del continente profundo yacen los huesos de los habitantes originarios; también los cristianos en los primeros años fueron arrasados en las hogueras por fracciones de los mismos cristianos. Los judíos, lo negros, los indios han padecido este odio.

La cúpula madurista cayó en la tentación de resolver el problema de la inseguridad devastando lo que ellos sentenciaron como origen de esa inseguridad. Todo comenzó en el Barrio San Vicente de Maracay, un operativo conjunto de las fuerzas represivas con más de dos mil funcionarios tomó el barrio en la madrugada 13 de mayo del 2015, el operativo dejó diez ejecutados aproximadamente y más de ochocientos detenidos. Al final, la zona fue declarada libre de pranes. De esta manera quedaron sentadas las líneas fundamentales de la doctrina de seguridad del madurismo: liquidar a los presuntos delincuentes, sin juicio, sin mediar palabras, sin contemplaciones. Después vino la paradójica operación de liberación del pueblo, olp, y de allí el nefasto parto de las faes y los miles de ejecutados que han provocado la reacción del mundo preocupado por los derechos humanos.

La doctrina policial del madurismo no es una pieza suelta, es su conducta en todos los ámbitos. A los políticos los encarcela o los exilia, los acusa sin pruebas de lo que se les va ocurriendo; a los trabajadores les quita sus reivindicaciones, y el que protesta va preso; a los estudiantes les quita la posibilidad de estudiar ahogando a los docentes con sueldos miserables, y el que proteste es de la cia y va para el calabozo. A los más débiles, al barrio, le aplican tierra arrasada descarada, solución final nazi fascista.

La práctica represiva del gobierno va creando los cuerpos encargados de la represión a toda la sociedad, de allí la resistencia a disolver a las faes, que son el instrumento para la aplicación de la represión sin la incomodidad de respetar las leyes. No es gratuita la formación de estos cuerpos paramilitares, sobre ellos se sostiene el gobierno.

La solución final aplicada en La Vega es una señal, un aviso de las intenciones del gobierno de profundizar cada vez más la represión. Por ahora la justifican con la excusa de que son delincuentes, mañana la represión será contra los hambrientos protestando, los enfermos tomando calles, los estudiantes pidiendo clases, lo políticos incómodos.

Tenebroso el futuro de este país en manos del madurismo arrinconado por su propia inutilidad, incapaz de resolver la crisis que él mismo ha creado, desesperado por no tener soluciones, porque todo le sale mal y ya las mentiras y culpar a extraños no funciona; víctima de su propia soberbia, sólo le queda el recurso de reprimir con crueldad y La Vega muestra la verdadera naturaleza del pranato en funciones de gobierno. Si no respetan la vida qué respetan. El país, la sociedad está en manos desquiciadas…

"Maldito el soldado que apunta su arma contra su pueblo" Bolívar



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1951 veces.



Toby Valderrama Antonio Aponte

elaradoyelmar.blogspot.com

 elaradoyelmar@gmail.com      @elaradoyelmar

Visite el perfil de Toby Valderrama Antonio Aponte para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: