La ley “contra el odio” no me quitará la arrechera...

La muerte de Lenin y el aislamiento en que quedó colocado Trotsky, permitieron que Stalin imprimiera un sello contrarrevolucionario a las actuaciones del Partido bolchevique de allí en adelante. Las barbaridades políticas del stalinismo están latentes en el propio campo revolucionario. Sería una ingenuidad creer que es un mal que "viene de afuera". Por ello, la lucha frontal contra toda manifestación burocrática se convierte en una necesidad vital para la preservación del Partido como organización auténticamente revolucionaria. La defensa intransigente de la libertad de discusión constituye una respuesta frente a las deformaciones del centralismo. Colocarse abierta y decididamente contra la manipulación y por el ejercicio pleno de la democracia interna es el único modo eficaz de impedir el centralismo burocrático.

Rigoberto Lanz – Por una teoría del poder y del partido

***

El madurismo sigue en su afán totalitarista. Continúa pensando que la "victoria" que logró por escasos 600 mil votos sobre los sectores de oposición en las pasadas elecciones regionales, y que si bien le proporcionaron cuantitativamente un 80% de las gobernaciones, en la praxis, la mayoría de esos votos fueron logrados sobre la base del chantaje y el amedrentamiento social, incluyendo el despreciable hecho de exigir el sufragio a cambio de satisfacer parcialmente el hambre con una bolsa de comida que escasamente, podrá durar sobre una mesa dos o tres días.

Por ello, no resulta exagerado establecer un estudio comparado entre las palabras de Lanz en relación sobre lo que derivó la "revolución rusa" en manos de Stalin, y en lo que se ha convertido la mal llamada "revolución bolivariana" bajo el control de Maduro. La muerte de Chávez, aunado con la salida de importantes pensadores que se apartaron del madurismo (conformado por grupos neoestalinistas, neonazistas y neofascistas), incluyendo aquellos que a pesar de que se mantienen en ese espacio, son echados de la cúpula del poder cuando se vuelven incómodos, por citar a Isaías Rodríguez, representan no sólo una deformación en el ejercicio del poder, sino que la creación ilegítima e ilegal de una "constituyente" son parte de ese centralismo burocrático que funciona para perseguir a la disidencia política, pero es inútil para generar beneficios económicos y sociales a la población, al punto que desde que se instaló semejante adefesio político, tal y como lo pronosticamos, la inflación se ha acelerado y el dólar paralelo va rumbo a las seis cifras¹, o sea, el pueblo se empobrece aceleradamente cada día que pasa, pero ellos insisten en echarle la culpa a la "guerra económica", lo cual para Lanz, termina siendo una frase para ingenuos pensar que mis propios errores, voy siempre a justificarlos por culpa de otros.

En tal sentido, esta "constituyente", o lo que es lo mismo, la cúpula madurista, porque de los casi 600 miembros que integran ese "órgano político", usted realiza una encuesta en la población preguntando los nombres de sus integrantes, y podrá comprobar como la mayoría de la gente, ni sabe quiénes son, y menos que funciones cumplen tales "constituyentes" en diferentes "comisiones"; verbigracia, esa "constituyente" representa la más fétida bazofia de burocracia política. Es decir, sus integrantes, además que no aportan nada a la sociedad, son unos individuos ignorantes, e insensibles de la realidad social, que sólo cumplen funciones panegíricas ante los designios de la cúpula del PSUV, cuyas siglas deberían leerse como Partido Stalinista y Único de Venezuela.

Ahora ésta "constituyente" usurpando funciones que son competencia de la Asamblea Nacional aprueba una ley "contra el odio", la cual desde nuestra perspectiva termina por odiarse a sí misma. No sólo porque se equivocan quienes piensan que cada vez que veamos el cómo nuestro salario queda pulverizado con la compra de tres o cuatro artículos, sino porque no encontramos medicinas, o los malandros nos asaltan dentro de un autobús, después de haber esperado horas por una unidad, o el ver como los corruptos o la nueva burguesía roja-rojita, viven como jerarcas, ellos pretenden que con esa "ley", desaparezca nuestra arrechera ¡No! Por el contrario, aquí por más que intenten desviar o forzar una represa al cauce de la historia, al final ese cauce buscará el sentido de vía y espacio natural.

En consecuencia, suponemos que cuando aparezca Pedro Carreño, Diosdado Cabello, o los "comunicadores" de los programas estelares de Venezolana de Televisión (VTV) o el propio presidente de la República², mentándole la madre a cualquier político, pues, ya dirá esa "constituyente" y sus voceros, que esas son palabras para el llamado al amor y la tolerancia desde un "oxímoron" político ¡Hipócritas! Es claro que esa ley lo que plantea es un nuevo chantaje y autocensura sobre quienes disienten contra el neototalitarismo. El madurismo quien pretende ir a contracorriente de un pueblo que está muriendo de hambre, ejecuta lo que decía Hannah Arendt (2004: 318) sobre el totalitarismo ruso:

"La burocracia totalitaria, con una más completa comprensión del poder absoluto, penetró en el individuo particular y en su vida íntima con la misma brutalidad. El resultado de esta experiencia radical consistió en que la espontaneidad íntima del pueblo bajo su dominador quedó muerta junto con sus actividades sociales y políticas, de forma tal que la simple esterilidad política bajo las antiguas burocracias fue reemplazada por la esterilidad total bajo la dominación totalitaria"

Ese es el juego final de esta ley "contra el odio". Que una parte del pueblo termine odiando a la otra desde un vértice cognitivo dominado por el poder. Lo que diga el poder será "odio contra el pueblo". Lo que diga esa poder incluyendo que, Maduro, Cabello, y toda la cúpula del PSUV nos hablen de "guerra" para lograr la paz, en ese caso estaremos en presencia de un oxímoron de "bondad", pero a usted no se le ocurra protestar porque carga encima una ira, porque este gobierno no genera las respuestas económicas y sociales que necesita el país para salir de este hundimiento histórico, porque si esa es su respuesta, será sospechoso de generar "odio", y si alguien del PSUV dice que usted es promotor de odio, pues, la cárcel será su destino.

Por lo pronto, esa ley del odio se odia a sí misma, y la razón es simple ¿Cómo harán por ejemplo, aquellas crápulas, defendidas por Cabello, que vimos en imágenes cayéndole a palos a diputados de la Asamblea Nacional en el propio hemiciclo nacional? ¿Qué van a decir a los venezolanos esos "constituyentes", cuando escuchemos individuos defensores del madurismo, cuya lengua además de bradifrénica, resulta incontinente con el empleo de palabras que son interfectas?

La ley "contra el odio", no me quitará la arrechera contra el gobierno madurista. Por el contrario, esta arrechera está in crescendo, porque el país no encuentra solución pacífica a esta terrible crisis, razón por la cual, sólo nos está quedando la acción sobrevenida como única salida, hecho sobrevenido, que no sabemos el cómo será, pero si estamos seguros que estará cargado de mucho odio, aunque intenten decretar con una "ley" la desaparición de las repudiables emociones. A propósito de ser ciego. Quien tenga ojos que vea

***

¹ https://www.aporrea.org/actualidad/a250366.html

² https://www.youtube.com/watch?v=p_04kR_9GPQ



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2727 veces.



Javier Antonio Vivas Santana

Lic. en Educación en las menciones de Ciencias Sociales y Lengua (UNA) Maestría en Educación mención Enseñanza del Castellano (UDO) Dr. en Educación (UPEL) Profesor de la Misión Sucre (2003 -2012)

 jvivassantana@gmail.com      @jvivassantana

Visite el perfil de Javier Antonio Vivas Santana para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Javier Antonio Vivas Santana

Javier Antonio Vivas Santana

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ddhh/a255076.htmlCd0NV CAC = Y co = US