En México y Colombia asesinan a dirigentes sociales como alimañas y nada sucede…!!!

La prensa internacional en su conjunto, en complicidad absoluta y desvergonzada con el resto de los poderes fácticos de este mundo occidental, llamado -también- cristiano, le  miente al mundo, de manera persistente, sobre la realidad actual de la Venezuela Bolivariana en el tema de los derechos humanos, simplemente porque su gobierno, con el apoyo de la inmensa mayoría de su pueblo decidió ser libre, independiente y manejar de manera soberana sus asuntos internos y externos, desde el mismo momento en que el Comandante Hugo Chávez asciende al poder, en enero de 1999, luego de ganar abrumadoramente las elecciones de diciembre de 1998.

Vocean por el mundo todo que Venezuela vive una sangrienta dictadura. Que ha abolido la libertad de prensa. Que sus periodistas sufren salvajes persecuciones y acosos e igualmente que los propietarios de los medios “libres” son amenazados y chantajeados para que no le informen al país la verdad de las tragedias que padecen los venezolanos por un régimen controlado de forma absoluta por el gobierno comunista de Cuba y paremos de contar todo cuanto vomitan día tras día, porque, sencillamente, tendríamos que ocupar decenas de cuartillas.

Es tal la campaña atroz que se ha emprendido en contra del país que la misma logra impactar a miles de inocentes lectores de todo el globo, por el solo hecho de que ocultan y callan los crímenes de defensores de derechos humanos, dirigentes sindicales y periodistas en ejercicio, que semana a semana se cometen en otras muchas latitudes, como por ejemplo, ocurre en México y en Colombia, para quedarnos sólo aquí en  nuestro Continente, sencillamente porque los gobiernos de esos países le rinden pleitesía al imperio yanqui, a quien le temen y le obedecen como siervos y en esas posiciones de minusvalía en absoluto les tiembla la mano para entregarle a sus grandes corporaciones monopólicas el control y manejo de sus valiosas e importantes riquezas en perjuicio de sus respectivos pueblos.

No olvidemos que hasta mediados de la década de los noventa, México era uno de los grandes productores de maíz del mundo y como consecuencia del tratado de Libre Comercio que suscribió con América del Norte, el NAFTA en ingles, en octubre de 1988, dejó de serlo y se convirtió en uno de los mayores importadores del grano, al punto de que hoy en día y desde hace ya muchos años, las tortillas que degustan los manitos mexicanos, las hacen con el grano importado de los Estados Unidos y a la fecha, con los nuevos convenios que suscribió Peña Nieto con esa potencia imperial, el panorama que se vislumbra es sumamente oscuro para la gran industria textil mexicana, la cual se verá afectada seriamente, sin duda alguna, al tener que competir de igual a igual con sus pares estadounidenses en condiciones desiguales, dado que a ellos su gobierno les otorga protecciones de todo tipo y qué decir del petróleo, cuya explotación optó por entregárselas a las transnacionales de siempre: Exxon Mobile, Chevron, la Royal Dutch Shell o British Petroleum, Schlumberger y Halliburton, proceso ese que venía gestándose desde la firma del referido Tratado con el norte, durante la presidencia de Carlos Salinas de Gortari en la última década del siglo pasado y, luego, sucesivamente, durante los períodos presidenciales de Ernesto Zedillo, Vicente Fox  y Felipe Calderón.

Colombia, por su parte, con los tratados de libre comercio que ha firmado esta última década con los EEUU, amplios sectores del campo se han visto grandemente afectados porque han mermado las áreas cultivables, entre otros asuntos, debido a que dichos convenios los conmina a sembrar sólo la semilla transgénica que producen sus corporaciones, so pena de cárcel a quienes no lo hagan y opten por seguir las prácticas ancestrales fundadas en la siembra de la semilla autóctona (Tener una semilla es un delito: la nueva dictadura alimentaria ...) y ello ha traído consigo que la balanza de pagos en ese sector se vea hoy severamente afectada. De otra parte, dichos convenios leoninos  establecen  obligaciones arancelarias que impiden que se produzcan en el país, entre otros muchos bienes, medicamentos genéricos de bajo precio, con lo cual se inunda el país con  medicinas de marca de muy alto costo, perjudicando de modo bárbaro a la mayoría de la población, cuyos ingresos en muy poco porcentaje, solamente llega al nivel del salario mínimo y otras muchas aberraciones que permiten que se menoscaben los derechos laborales, sin que los trabajadores estén en capacidad de defenderlos, pues la sindicalización en ese país es ínfima, debido a que históricamente los liderazgos que han surgido para intentar hacerla una realidad social que apunte a un desarrollo patrio por el sendero de la justicia y que no haya explotados, terminan siendo asesinados (“Sólo el 4% de los trabajadores en Colombia están sindicalizados ...).

Sobre ese asunto puntual del salario mínimo colombiano, es muy importante resaltar como algo que pudiera verse como increíble que ocurra en un país que sus autoridades lo promocionan en el mundo como el paraíso en la tierra, pues aseguran a través de la televisión internacional que quien visite Colombia corre el gran riesgo de querer quedarse (1), que de acuerdo a información  de fuentes bien confiables, tomada de la Internet, que de la masa total de trabajadores del país, integrada por un poco más de 21 millones de personas, apenas la pequeñísima cantidad de 1,5 millones de ellas, ganan el tope del salario mínimo y aproximadamente ocho (8) millones reciben menos de ese salario (ver estos enlaces: Abecé para entender cómo se negocia el salario mínimo - El Espectador; El 42% de los ocupados gana menos de mínimo - Semana.com y, "El 68% de la población laboral activa en Colombia es informal ...).

Pero bueno, ha sido un largo introito para mostrar con cifras irrefutables divulgadas en la red por fuentes fidedignas, las cuales las identificamos al pie de página, la sangrienta realidad que se ha vivido y aún se vive en los países hermanos que mencionamos, México y Colombia con  el asesinato planeado y persistente durante los últimos quince años (para no irnos más atrás) en ambas naciones, de cientos de defensores de derechos humanos, dirigentes sindicales y de periodistas debidamente acreditados como tales.

Estas son las cifras espeluznantes de los defensores de derechos humanos, líderes sindicales y periodistas masacrados en los países mencionados:

México (últimos 15 años):

Defensores de derechos humanos y Periodistas asesinados: 134, de los cuales 5 periodistas han sido asesinados en lo que va de este año de 2016 y 25 defensores fueron asesinados entre el 2010 y el pasado año de 2015 (2)

Colombia (últimos 15 años):

Defensores y periodistas asesinados: 235 y de esa cifra, solamente 17 defensores de derechos humanos fueron asesinados en el lapso de un mes de este año, entre el 18 de marzo y el 17 de abril (3)

Pero es que a esa macabra cifra de defensores y periodistas asesinados, hay que agregarle esta otra espantosa que nos hace hervir la sangre, desde 1984 hasta el 2015, han sido asesinados por sicarios en el vecino país, 2.800 dirigentes sindicalistas, a una tasa de 100 por cada año, con un nivel de impunidad del 94,40% (Anexo:Sindicalistas asesinados en Colombia - Wikipedia, la ...).

Cifras ciertamente aterradoras y que si analizamos otros sectores  de la población, como lo sería para México el caso de los 43 maestros de Ayotzinapa y otros muchos más, así como, también, las cientos de miles de víctimas del narcotráfico y del paramilitarismo en Colombia, el cuadro sería mucho más dantesco, pero que jamás todo ello ha hecho sonar alarma alguna en el mundo de los defensores de los derechos humanos, ni a nivel local, ni continental, ni mundial.

Los medios del gran capital ha sabido minimizar con gran habilidad dicha tragedia y cuando deciden lanzar noticias y comentarios sobre la violación de los mismos en sus páginas de portada, solamente enfilan sus baterías sobre nuestro país y hasta llegan a los extremos de colocarlo como el único del Continente que los violenta, sin prueba alguna y sobre la base de mentiras de todo calibre, todo ello hacia el objetivo de desprestigiarlo y convertirlo virtualmente en un país forajido que lo haga presa de una operación internacional para derrocarle su gobierno y sustituirlo por uno afín a los intereses  del gran capital internacional, bajo la conducción de Washington.

 

(1)      Colombia: «El riesgo… es que te quieras quedar» | El Gran Otro

(2)      De 2000 a enero de 2016, 109 periodistas asesinados y 20 ... y México: cinco periodistas han sido asesinados en 2016 | Noticias ...

 

(3)     2016 - Periodistas asesinados | Fundación para la libertad de prensa y en un mes han asesinado a cinco defensores de derechos humanos

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1347 veces.



Iván Oliver Rugeles


Visite el perfil de Iván Oliver Rugeles para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Iván Oliver Rugeles

Iván Oliver Rugeles

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /ddhh/a232312.htmlCd0NV CAC = Y co = US