Objetivo Robert: la tarea de Lorent

El asesinato del joven líder bolivariano Robert Serra viene a confirmar las intenciones perversas del uribismo en nuestro país. En efecto, la reciente detención del también joven pero fascista con potencialidades extraordinarias para el crimen Lorent Saleth habla de la saña que develan los planes que van desde el asesinato selectivo hasta la activación de explosivos en sitios públicos. Para quien no le importa la vida esto es la solución contra lo que han dado en llamar el castro – comunismo venezolano, la excusa para salvar la democracia burguesa y el Estado genuflexo que la promueve.

El casi perfecto crimen contra Serra, abre una profunda herida en la patria de Bolívar, por lo menos en los que hemos sido contaminados de la biofilia que el comandante Chávez irradió. Lo positivo, para despecho del uribismo, es la capacidad cicatrizante que ha adquirido en chavismo en estos últimos años, en la que el dolor es convertido rápidamente en fuerza positiva de creación y de unidad. En efecto, el miedo no es opción mucho menos cuando un pueblo como el de Bolívar sabe quienes están detrás de estas muertes, las de hoy y las que lamentablemente vendrán mañana bajo el ropaje del paramilitarismo colombiano promovido por los seudo demócratas venezolanos, en su mayoría agrupados en la MUD.

El corte perfecto, la precisión exacta para la herida mortal hace mucho tiempo ha sido perfeccionada por las huestes asesinas que promociona Uribe Vélez, y que lamentablemente han encontrado eco en algunos jóvenes venezolanos que como Saleth poco le importa lo que se llame vida. Esta quirúrgica de la muerte los delata, a tal punto que el mismo ex presidente colombiano Ernesto Samper se ha adelantado a identificarlo, se va a promover con mucha fuerza en nuestro país. Pareciera remozarse con nuevos métodos el crimen de Sucre, hoy contra aquellos que como Robert Serra representaba la vida, la creación, la ternura de los pueblos. Es la maldición de Berruecos la que anima al crimen contra los hijos de Bolívar de y de Chávez. Son los intereses de la ambición los que vienen contra Venezuela a toda costa. Son estos intereses bastardos los que h prefiguran planes genocidas, los que hoy persiguen, calculan, detallan los datos para que no se pierda tiempo en la utilidad del puñal contra la vida.

Que otra vez el grito de Bolívar nos ponga en guardia, “Unidad, unidad, unidad esa ha de ser nuestra divisa”, hoy cuando se juntan con intenciones criminales los intereses de contrabandistas con los de los mercenarios de la política entreguista y del saqueo de nuestros países. Las planas que se aprendió Saleth contra su misma sangre, los objetivos que encarna en lo que llama los “muñecos” deben revertirse contra ellos mismos si nos animamos a entender orgánicamente la búsqueda de los iguales como un conjuro contra el mal que encarna el capitalismo.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1946 veces.



Nelson España

Miembro del Frente Antiimperialista de la Zona Sur - Anzoátegui

 espanel7@gmail.com

Visite el perfil de Nelson España para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Nelson España

Nelson España

Más artículos de este autor