Gobiernos del Mundo, Uníos

¿Cuánto más van a esperar los países del mundo para tomar acciones concretas y detener el exterminio que se está sucediendo en Gaza por parte del estado “nazista” de Israel, con apoyo del sórdido imperio norteamericano? Los pueblos dignos del mundo esperan de sus gobiernos la firmeza necesaria en esta situación que está viviendo Palestina. ¿Qué esperan los gobiernos para tomar acciones de carácter diplomático y económico? Esto quizás como medida de presión, ya que ningún país del mundo, incluyendo a Israel por supuesto, puede darse el lujo de un bloqueo económico mundial. Es más que falta de voluntad política, son los intereses oscuros que la política encierra.

Hoy es Palestina, mañana pudiésemos ser nosotros, o cualquier otro país que atraiga su interés. La Franja de Gaza alberga en su suelo gas y petróleo, de los cuales se quiere apoderar el estado sionista de Israel, en complot con el imperio norteamericano. Queda patéticamente evidenciado el interés de Estados Unidos. Es vergonzoso el silencio e inacción por parte de la Liga Árabe; pero, qué podíamos esperar de ella, si en el pasado cuando el Imperio atacó a Libia, casi le sirvieron en bandeja de plata la cabeza de Kadafi y los recursos naturales estratégicos de esa nación. Igual que lo hicieron en Irak con total y absoluta impunidad, bajo la mirada cómplice de Naciones Unidas.

¿Dónde ha quedado la dignidad y valentía de los países árabes y sus gobiernos? Como si fuera poco, ahora nos enteramos con indignación que la Media Luna Roja, que está llamada a asistir a los heridos y evitar muertes, está colaborando con el estado sionista de Israel, según lo han referido los medios de comunicación social internacionales.

Ciertos sectores interesados en que siga este conflicto hablan, de cara a la galería, con un doble discurso. Unos dicen que deben parar la guerra, aunque se entiende como ésta, la confrontación de dos o más ejércitos; pero, pequeño detalle: Palestina no tiene ejército, mientras que Israel tiene uno muy poderoso. El sionismo hace alarde de una gran industria armamentista de última generación, la cual utilizan sin piedad alguna ante la población inerme de los hermanos palestinos.

¿Será que Israel pretende repetir el genocidio del cual fue víctima el pueblo judío en el pasado por parte de Hitler? Me quiero referir al pueblo israelí en este caso, por el simple hecho de callar, ese silencio cómplice que aturde los oídos y aceptan semejante horror. ¿Cómo celebrar la muerte? El pueblo israelí a todas luces se ha deshumanizado y se siguen erigiendo como los únicos hijos de Dios.

Llamemos las cosas por su nombre. Lo que está sucediendo en Gaza no son más que horrendos crímenes de lesa humanidad. ¿Será que algún día tendrá el Tribunal de La Haya las bolas de juzgar a estos asesinos y sus camarillas? ¿Dije asesinos? Sí. No olvidemos cómo asesinaron al camarada Yasser Arafat cuando pretendía firmar el acuerdo de paz entre ambos pueblos. E hicieron lo propio con su Primer Ministro Isaac Rabin.

Nada es casualidad cuando logramos entender que los hilos del mundo, en realidad, lo mueven las élites sionistas que concentran en gran medida el capital económico a nivel mundial. Esto de alguna manera explica por qué el gobierno estadounidense siempre está dispuesto a apoyar al Estado de Israel, bajo la excusa de que son países aliados. Y Estados Unidos vería las consecuencias que inmediatamente se haríansentir en su economía, en caso de no apoyar a los intereses sionistas. Esto viene a demostrar que el Presidente Obama no es sino un títere de estas élites, como lo fueron George Bush y todos los presidentes americanos anteriores a lo largo de las últimas seis décadas.

Llegará el tiempo en que los pueblos del mundo se levanten y planten cara a sus gobiernos para exigirles el cumplimiento de los acuerdos internacionales en materia de derechos humanos. De no ser así, la sociedad mundial está condenada a la barbarie y al oprobioso yugo del imperio norteamericano per secula seculorum.

Cierro camaradas con este pensamiento que nos deja mucho para la reflexión y el cual suelo repetir en mis escritos: De nada le sirve al hombre ganar el mundo, si se pierde a sí mismo. ¡Honor y gloria al pueblo digno de Palestina! ¡No al genocidio! ¡No a la expoliación del territorio palestino! ¡Qué viva Jasser Arafat! ¡Que viva Chávez! Con profundo amor y respeto, de una camarada de la República Bolivariana de Venezuela, que sueña con que un mundo mejor es posible.

Zulika King

Coordinadora General del Movimiento de Batalla Social Punta de Lanza

01 de agosto de 2014



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2018 veces.



Zulika King

Coordinadora General del Movimiento de Batalla Social Punta de Lanza. Presidenta de la Fundación Punta de Lanza. Coproductora del Programa Radial "Trinchera del Poder Popular".

 zulikaking@yahoo.com      @ZulikaKing

Visite el perfil de Zulika King para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad


Revise artículos similares en la sección:
Internacionales