La Fábrica de Asesinos

El asesino no nace, se hace.

En virtud de las creencias, el asesino es un idiota, como tú, como yo.

Como tú y como yo, el asesino es el producto de una sociedad infame, cruel, inhumana.

Esa tal sociedad –civilizada le dicen, barranco civilizado le llamo yo- enseña a creer que, por decisión divina o por selección natural, algunos pocos humanos son seres superiores y por ello acreedores de ostentosos y ofensivos privilegios.

El barranco civilizado produce asesinos en masa. Unos pocos para llevar la batuta del crimen (Autores intelectuales) y una inmensa mayoría para ser ejecutantes (Autores materiales).

Los idiotas que aprendieron a creerse seres superiores, ya porque son reyes o príncipes, o porque son blancos, rubios, de ojos azules y muy ricos, o porque tienen un “Destino manifiesto” o porque son el “Pueblo elegido” de tal o cual dios, se creen con derecho a hacer lo que sea para defender “sus privilegios”. Estos son los Señores de la Guerra, amos de la violencia, el crimen y la opresión.

Matar u ordenar matar a los que creen seres inferiores es parte de lo que ellos consideran su derecho legítimo para defender sus intereses y privilegios.

Por otro lado, hay los idiotas que aprendieron a creer las “verdades” que les enseñaron los Señores de la Guerra, por ejemplo, que son seres inferiores, y no sólo no cuestionan los privilegios de esos idiotas, sino que les rinden devoción y pleitesías, y les sirven como asesinos ejecutantes, y siguiendo sus órdenes han cometido y cometen los más alevosos e imperdonables crímenes.

Así ocurrió en las cruzadas y en la conquista de América, en el saqueo y despojo humano y material en África, India, China, América Latina y el Caribe, Vietnam, y ahora en Palestina, Irak, Afganistán, Paquistán, Libia...

Todo un holocausto humano cometido para defender los privilegios de los Señores de la Guerra, de los idiotas que se creen seres superiores.

Así, puede decirse que la historia del barranco civilizado –fábrica de asesinos- es la historia de las guerras y asesinatos cometidos en nombre de los privilegios e intereses de los Señores de la Guerra.

Pero esa historia de violencia y crimen está viviendo su hora crepuscular, el barranco civilizado está tocando fondo y sobre sus cenizas y las de los asesinos florecerá una nueva sociedad humana. Progenésica le llamo yo.

Mi twiter: @progenesico

ramiromen@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2676 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /ddhh/a123735.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO