Cultura y culturas

"Toda cultura es una esfuerzo de reflexión sobre el misterio del mundo y en particular del hombre, es un modo de expresar la dimensión trascendente de la vida humana. El corazón de cada cultura está construido por su acercamiento al más grande de los misterios: el misterio es Dios"

Juan Pablo II

I. ¿Pero, qué es la cultura?

Las definiciones de cultura son innumerables, lo que indica lo difícil que es querer concentrar en una sola fórmula una realidad humana tan compleja. Desde la etimología de la palabra cultura, sabemos que ésta tiene que ver con el cultivo. Es decir es una acción humana esmerada y cuidada desde la que entramos en relación con la naturaleza, con otros hombres, con Dios; y a través de la cual el hombre "accede a su plena humanidad"(Gaudium et Spes, 53).En este sentido, no todo lo que el hombre hace es cultura, pues aquello que no lo conduce a su plena humanidad, más que cultura , tiene que ser llamado anti-cultura.

El análisis de la cultura desde el punto de vista de las ciencias sociales, tropieza desde el inicio con un serio obstáculo: la extrema diversidad de significados, que parece desalentar de entrada cualquier intento de conceptualización rigurosa. La amplia polisemia del concepto cultura y la disputa acerca de las definiciones que ha acompañado incesantemente la historia de la formación del concepto objeto de atención, han posibilitado la aparición de libros en los que aparecen plasmados dicha situación, aún después de su incorporación al léxico de las ciencias sociales .Adicionalmente otra dificultad se deriva del hecho de que, tanto en el campo de la filosofía como en el de las ciencias sociales, el concepto de cultura forma parte de una familia de conceptos totalizantes estrechamente emparentados entre sí por su finalidad común, que es la aprehensión de los procesos simbólicos de la sociedad, y que por eso mismo se recubren total o parcialmente: mentalidades, ideología, imaginario social. De ahí se origina un problema de delimitación de fronteras y de homologación de significados .Una forma de reducción de la indeterminación semántica del término que se analiza sería retener solamente los conceptos construidos por la sociología y la antropología, desechando la variedad de sentidos que le han conferido la tradición filosófica, literaria y el discurso social común.

Ocurre que en los ámbitos de la sociología y la antropología que supuestamente trabajan con conceptos construidos en función de paradigmas teóricos muy precisos, la cultura sigue siendo objeto de definiciones muy diversas según la diversidad de intereses teóricos y metodológicos en juego. Las ideas antes expuestas impone una doble tarea; por una parte se requiere una nueva crítica del estatus teórico del concepto de cultura en las principales corrientes o tradiciones en la antropología y de la sociología; y por otra urge reponer un concepto de cultura, que responda a las exigencias epistemológicas de coherencia y homogeneidad semántica, y a la vez este lo suficientemente vinculado a la práctica científica de dichas corrientes o tradiciones, para ganar un relativo consenso entre los cuentistas sociales.

II. La cultura como dimensión fundamental

La cultura abarca un conjunto amplio de comportamientos de la especie humana: maneras de ver e interpretar el mundo; modos de habitar en él y hacerlo habitable; recursos para transformarlo mediante la técnica. Los seres humanos no estamos en el mundo con la inmediatez de otras especies animales, sino a través de mediaciones culturales. Estar en contacto con el mundo a través de la cultura significa interpretarlo, transformarlo y organizar la supervivencia y convivencia. Con razón formula Ortega: "Yo soy yo en y con mi circunstancia". Unamuno decía: "Hay un continuo flujo y reflujo difusivo entre mi conciencia y la naturaleza que me rodea, que es mía también mi naturaleza; a medida que se naturaliza mi espíritu, saturándose de realidad externa, espiritualizo yo la naturaleza saturándola de idealidad interna. Yo y el mundo nos hacemos mutuamente"

Cultura como acervo de conocimientos es el significado de esta palabra cuando se habla, por ejemplo, de pasar un examen de cultura general. Cultura como formación o educación se dice de una persona cultivada, cuyo nivel apreciamos más por la calidad de juicio que por la cantidad de conocimientos. Cultura, en sentido restringido, designa, a veces, el conjunto de bellas artes o el arte o el área extracurricular de "actividades culturales". Pero hay otra perspectiva diferente sobre la cultura.

Etnógrafos y científicos sociales entienden la cultura como conjunto de productos de la acción humana: lo que se adquiere por aprendizaje a lo largo de la crianza (nurture), por contraste con lo poseído de nacimiento (nature). Según la etimología latina de colere (cultivar, fundar construir) cultura tiene que ver con cultivar la tierra y criar la prole. Los humanos cultivan la tierra y obtienen frutos de ella, en vez de limitarse a recolectar lo que la naturaleza silvestre les ofrezca. Educan los comportamientos de su prole, cultivando sus posibilidades. El ser humano se cultiva a sí mismo, configura su modo de ser y modifica el mundo circundante. Para los humanos, ser naturales equivale a ser inevitablemente culturales.

Cuando se utiliza el término "cultura" según los primeros sentidos citados, se interpreta en sentido elitista; se llama culta a una persona por la erudición de sus conocimientos, el refinamiento de sus modales o sus gustos artísticos. En cambio, la perspectiva etnográfica capta la cultura como el sistema común de vivir de un pueblo. No hay pueblo sin cultura. La cultura es, en ese sentido, un conjunto de interpretaciones del mundo, compartidas popular y masivamente en la marcha de la vida diaria; interpretación cotidiana de ideas y valores; forma compartida de entender el mundo, que se manifiesta en el lenguaje, instituciones y tradiciones; estilos de vida y escala de valor; la manera particular que tiene un pueblo de servirse de las cosas, de trabajar, de expresarse, de comportarse; formas colectivas de interpretación del mundo por las que se guían las sociedades; códigos con que la gente descifra los signos en las cosas; esquemas de comprensión de nuestra vivencia cotidiana .

Es clásica la definición de cultura dada por Edward B. Tylor el pionero de la antropología cultural: "conjunto complejo de conocimientos, creencias, arte, moral, ley, costumbres y otras aptitudes y hábitos adquiridos por el ser humano como miembro de la sociedad".

Se distingue entre la cultura como modo de ser humano, y las culturas particulares. La cultura es la manera específicamente humana de estar en el mundo, el suelo en que arraigan las culturas particulares y sus modos de asimilar y transmitir comportamientos heredados y aprendidos. Cuando visitamos por primera vez una cultura desconocida, nos sorprende el entramado cultural: modos de construir, comer, saludar, festejar o dar culto. La cultura no es algo añadido, sino constitutivo de nuestra humanidad; somos una especie esencialmente comunitaria, constructora (y también destructora) de convivencia.

III. Variaciones sobre el mismo tema

»Así como no se puede dibujar sin líneas, ni se puede pintar sin colores, tampoco se puede hablar ni pensar sin conceptos. Esto vale tanto para la vida cotidiana como para la actividad científica. El concepto de Cultura involucra una multiplicidad de significados que abarcan desde aquellas expresiones que utiliza el sentido común hasta las definiciones dadas por los antropólogos, muchos de los cuales la consideran su objeto de estudio. Dentro de las significaciones más técnicas, las que se supone elabora la antropología, no existe unanimidad y hasta puede decirse que algunas son contradictorias entre sí.

»Con la Cultura sucede como con aquellas palabras que todo el mundo sabe de qué se tratan pero nadie puede con certeza precisar su sentido. Y paradójicamente no es necesario, desde el uso cotidiano, definirlas con absoluta claridad para poder establecer un consenso comunicacional. La multiplicidad de significados no afecta, necesariamente, la performance lingüística. Algunas veces escuchamos que se utiliza al concepto en un sentido más amplio y se habla de legado cultural o de la cultura de tal o cual grupo étnico; aquí si bien se incluyen a las manifestaciones artísticas también suelen incorporarse otros elementos como las conductas alimentarias o los modismos lingüísticos.

»Por cultura Clifford Geertz entiende las pautas de significados dominantes en símbolos, un sistema de… concepciones expresadas en forma simbólica, por medio de las cuales (las personas) comunican, perpetúan y desarrollan actitudes hacia la vida. Estas formas simbólicas o pautas de interacción operan con mayor fuerza en el nivel del inconsciente, proporcionándonos esa fundamental sensación de experiencia, significado y orden. "El inconsciente cultural –dice el antropólogo Edward Hall–, como el inconsciente freudiana, no sólo controla nuestras acciones, sino que únicamente puede percibirse mediante una serie de análisis bastante difíciles y exigentes". Por tanto, la mayor parte de nuestras vidas trascurre sin que apenas seamos conscientes del poderoso grado de influencia de la cultura en nuestros pensamientos, emociones y acciones.


 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1095 veces.



Luis Antonio Azócar Bates

Matemático y filósofo

 medida713@gmail.com

Visite el perfil de Luis Antonio Azócar Bates para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: