Motorizados

Ser motorizado no es cosa fácil, ser motorizado o motorizada; significa poner en riesgo la vida en cada curva, en cada recta. Ahora con tantos vehículos de todo tipo en nuestras vías de verdad que es arriesgado andar sobre dos ruedas. Aunado a esto el mal estado de algunas calles y avenidas de nuestras ciudades (agua, sol y ruedas) colaboran para que usted pilotee como Carlos Lavado Jones, o si no se estrella. Es así, como cuando ando en mi Empire Horse 150cc. ando con la Santísima Trinidad. Si seguimos metiéndonos en el tema, usted no ve en ninguna televisora una campaña de una buena cantidad de minutos diarios, sobre cuestiones que deben saber motorizados y no motorizados, como respetar por parte de los conductores de carros y camiones la vía que le queda al motorizado entre las filas de vehículos, donde muchos conductores trancan a los motorizados y hasta los hacen caer.

En muchos, casos la falta de experiencia cobra vital relevancia cuando el motorizado no tiene el recorrido y paga la novatada, en mi caso, temprano en los 70´ mi padre nos compró una mini moto Honda 50cc. Mini Trail y hoy en día con todo y la veteranía que representa haber tenido más de 20 motos a lo largo de la vida, puedo decir que resulta peligroso hoy más que ayer para los que tenemos años manejando los caballitos de hierro. Lógicamente en los 70´ resultaba un placer, hoy una destreza total. Estoy seguro que ningún venezolano es campeón mundial, simplemente porque no tiene la moto de un Valentino Rosi o un mundialista cualquiera. Parece que ese pasado de jinetes que pelearon por la patria lo llevamos en el ADN y somos jinetes (pilotos) innatos. Eso lo vieron los que manejan el mundo deportivo hace tiempo y al comprobar con Carlos Lavado y Johnny Cecotto nuestro potencial; nos trancaron.

Total que estas líneas son a favor de muchas personas que viven de su caballito otras que tan solo la usan para ir a su trabajo y lógicamente las que tienen sus motos deportivas y practican ya sea en los campeonatos nacionales, o no. Y sea usted chavista o no, cuando se cae uno por culpa propia o por culpa de otro, el dolor es el mismo. Se debe arrancar una campaña que cree conciencia en todos, para que disminuyan esos alarmantes números rojos que hoy marcan la pauta de un país en el que medio mundo es motorizado. Debe ser una campaña en la que entren todos los medios de comunicación y así desestigmatizar a un gremio muchas veces humillado y atacado constantemente, porque debemos reconocer que la moto, es un vehículo en el que los delincuentes se apoyan de manera eficaz por su versatilidad en el tráfico y si en esta oportunidad el malhechor es “un piloto” es un mal ejemplo.

Nuestra patria con la llegada de Chávez, se fue llenando de motocicletas gracias a los convenios con los chinos y se puede decir que en el 50% de los hogares venezolanos hay por lo menos una moto. Lo malo es que su precio subió increíblemente desde la muerte de nuestro comandante y mi Empire Horse 150cc. que me costó de paquete, en octubre del 2011, 8.000 Bolívares, ahora tiene un precio de más de 40 palos y de verdad que uno no se explica ¿Por qué si los chinos son socios estratégicos, nos suben sus productos como cualquier otro país que nos venda “ X” cosa? Y de paso es un calvario conseguir cualquier motocicleta y tienes que entrar en una lista donde debes bajarte de la mula con el vendedor primero, como 2 o 3 palitos más, y luego con la negociación en sí. Nuestro país, laboratorio del capitalismo mundial, se presta día a día a que todo negociante antichavista, en su afán de tumbar el legado de Chávez, se preste a cualquier marramucia y como estos comerciantes representan el 65% de los negocios en Venezuela, tienen vuelta un ocho la economía nacional. Tendremos los chavistas que montar negocios, apoyados en el gobierno y además crear más batallones de fiscales, que anden por todas nuestras calles, sancionando al 65% de esos comerciantes que ahora tienen más billete que nunca. Un saludo a todos los motorizados de bien y conciencia motorizados y conductores de otros vehículos más grandes, que está en juego la vida del piloto de motos, que anda a tu lado en las vías.

Nota: Una idea que tengo desde hace tiempo, para que los motorizados descarguen en las pistas y no en las calles su pilotaje, es crear un campeonato nacional de carreras de motos en los autódromos como Turagua. Allí, se concentrarían miles de pilotos los fines de semana y se pudiera arrancar con un campeonato de motos estándar y otro de modificada. Apuesto que es un éxito y al organizador le iría muy bien ya que el motorizado debe pagar una inscripción. Ahí les dejo esa, Potro Álvarez, Víctor Clark, etc.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1712 veces.



Jorge Osorio Rojas


Visite el perfil de Jorge Osorio Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /contraloria/a193690.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO