PCV se pronunció ante el referendo consultivo sobre el territorio Esequibo

Credito: Miguel Romero

28 de noviembre de 2023.- El Partido Comunista de Venezuela (PCV), como partido revolucionario de la clase obrera, actuando con total independencia con respecto a los factores del capital y el Estado burgués, orientado por los principios del marxismo-leninismo, el anticolonialismo, el antiimperialismo y el internacionalismo proletario, en resguardo de la paz y la soberanía de los pueblos e inspirado en el ideal emancipador, latinoamericanista y unificador del libertador Simón Bolívar, se dirige a la clase trabajadora de la ciudad y el campo y, en general, al pueblo venezolano, para exponer nuestra posición ante la convocatoria hecha por el Gobierno Nacional a Referendo Consultivo sobre el territorio Esequibo:

1.Ratificamos nuestra posición histórica en favor de una solución pacífica y negociada del diferendo fronterizo entre la República Bolivariana de Venezuela y la República Cooperativa de Guyana; sin injerencia de los monopolios y potencias extranjeras, para el bien de nuestros pueblos y no de las oligarquías criollas y foráneas; respetando los derechos soberanos de ambos países y bajo los principios de cooperación mutua, unidad y solidaridad entre los pueblos.

2. Reconociendo la justeza del reclamo histórico de Venezuela contra el despojo ejecutado por el imperio británico a finales del siglo XIX, rechazamos el camino del escalamiento de las tensiones diplomáticas, políticas y militares asumido por los gobiernos burgueses de ambas naciones y promovido por las compañías petroleras tras el descubrimiento de grandes yacimientos de petróleo y gas en la zona en disputa, particularmente, por la ExxonMobil, cuya actuación directa en el conflicto coincide con el nombramiento de su Director Ejecutivo, Rex Tillerson, como Secretario de Estado de EEUU en 2017. Las trasnacionales petroleras que se benefician de las concesiones otorgadas ilegalmente por el gobierno de Guyana, cumplen un papel determinante en las acciones dirigidas a radicalizar el conflicto binacional en búsqueda de una decisión rápida que asegure sus intereses, mientras abren paso a la posibilidad de un choque entre pueblos vecinos, con consecuencias impredecibles.

3. Llamamos al pueblo trabajador de Venezuela y Guyana a permanecer alertas y condenar enérgicamente, de cada lado de la frontera, estas maniobras que solo favorecen al capital y a las burguesías locales. Igualmente, llamamos a ambos pueblos a rechazar cualquier pretensión de instalar enclaves militares de Estados Unidos o de cualquier otra potencia extranjera en el Esequibo, lo que sería una amenaza a la paz en la región y una agresión a la soberanía de las dos naciones.

4. El Gobierno del presidente Nicolás Maduro, en su desespero por el creciente rechazo popular a su gestión neoliberal y para desentenderse de las justas demandas que realizan a diario las y los trabajadores venezolanos, ha recurrido a la vieja estrategia de la burguesía sobre el tema del Esequibo: intentar insuflar sentimientos patrioteros y chovinistas a buena parte de la población a través de una millonaria campaña publicitaria. Denunciamos que esa estrategia adoptada por el Gobierno, con la que se pretende engañar, manipular y dominar al pueblo venezolano, haciendo creer que en nuestro país no hay problema más importante que resolver, tiene únicamente finalidades electoreras, oportunistas y reaccionarias; incluso, pudiera darse un escenario en el que -como resultado del escalamiento de tensiones-, el gobierno del presidente Nicolás Maduro imponga un estado de excepción con el que justifique la suspensión de las elecciones presidenciales previstas para el próximo año. Alertamos sobre las consecuencias que esa política puede tener, en una derrota estratégica de las legítimas aspiraciones de Venezuela sobre el territorio Esequibo y un avance en el posicionamiento de los capitales transnacionales y los intereses de las potencias imperialistas en la región.

5.Para el PCV no tiene autoridad moral ni política para llamar a una falsa "unidad nacional en defensa de la patria", un Gobierno que coarta y violenta los derechos laborales, humanos, sociales y políticos de la clase trabajadora venezolana; que judicializa y proscribe a partidos, como lo hizo recientemente contra el Partido Comunista de Venezuela; que aplica una política de confiscación de los derechos constitucionales del pueblo trabajador y de restricción de las libertades democráticas, con el criminal congelamiento de salarios y pensiones, el desmontaje de las convenciones colectivas, las restricciones a la libertad sindical, el encarcelamiento y judicialización de trabajadores que luchan o que denuncian a corruptos, las desmejoras de la educación y la salud públicas, la extrema precarización de servicios públicos esenciales como electricidad, agua y gas doméstico.

6. El PCV llama al pueblo de Venezuela a reflexionar, con pensamiento crítico y conciencia de clase, sobre qué posición tomar ante el Referéndum Consultivo convocado por el Gobierno sobre el tema del Esequibo, sin dejarse llevar por la ruidosa campaña con la que pretenden mostrar al gobierno antiobrero, antipopular y antidemocrático de Maduro como "el más patriota", cuando en realidad está dispuesto a entregarle todo a las empresas transnacionales con tal de sostenerse en el poder, tales son los casos de las petroleras Chevron, Repsol y ENI; las concesiones en el Arco Minero del Orinoco y las Zonas Económicas Especiales, en las que ofrecen grandes extensiones del territorio nacional a empresas extranjeras.

7. El PCV también denuncia los mecanismos de coerción y las presiones indebidas que se están ejerciendo desde el poder para obligar a las y los ciudadanos a participar en este referendo que no tiene carácter vinculante y por tanto no resuelve el diferendo con Guyana. Son inaceptables las amenazas de despido injustificado o suspensión de beneficios sociales (incluso el retiro de la bolsa de productos alimenticios) y las prácticas de acoso y persecución bajo la acusación de «traición a la patria», que están recibiendo tanto trabajadores de la Administración Pública, como habitantes de sectores populares. Al respecto, debemos tener claro que la participación en cualquier consulta popular es un derecho y no una obligación. Participar o no participar, votar sí o no, es una decisión libre y voluntaria de cada venezolano y venezolana y debe ser respetada; exigimos un alto al abusivo autoritarismo gubernamental.

8. Advertimos al pueblo venezolano que quienes hoy hablan de la defensa del país frente al avance de la ExxonMobil en territorio Esequibo, son los mismos que hace pocos días firmaron un acuerdo secreto con el gobierno de Estados Unidos para permitir la entrega de la industria petrolera y gasífera venezolana a las mismas empresas estadounidenses que operan ilegalmente en el territorio Esequibo. La clase trabajadora venezolana debe preservar su independencia frente a las clases dominantes, actuar en función de sus propios intereses y no dejarse utilizar por las élites patronales, los burgueses y sus políticos en el Gobierno y la oposición que, por cierto, nunca les ha interesado el Esequibo, porque les ha bastado la renta petrolera nacional para la acumulación de capitales y su grosero enriquecimiento particular. El PCV hará todo lo que esté en sus manos para unir a la clase trabajadora y demás sectores explotados de Venezuela y Guyana, con la finalidad de lograr una estrategia común en beneficio de los pueblos y contra las apetencias de los monopolios y las aventuras belicistas de los gobiernos burgueses de aquí y de allá; objetivos que serán conquistados plenamente cuando las clases obreras y los pueblos de Venezuela y Guyana asuman el poder e inicien procesos de construcción de sociedades sin explotación ni opresión social.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 6968 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter