Nuestra revolución bolivariana

La Revolución Bolivariana se convirtió en la nueva conciencia de los pueblos Latinoamericanos. La Revolución Bolivariana no es el resultado de una sola persona o de unas élites. En primer lugar hay que entender claramente que cuando se libra una lucha política de gran importancia, especialmente si involucra a millones de personas, no se la puede explicar en términos de motivos “personales”. No pocos personajes superficiales y esquemáticos atribuyen la lucha que mantiene el pueblo para lograr su emancipación y liberación de la esclavitud a que estaban sometidos, y afirman que está motivada por la ambición personal del Comandante Chávez. ¿Puede ser que tanta gente sacrifique su posición, su vida y frecuentemente la vida de sus familiares por la ambición de un solo hombre, es decir, de Chávez? Pero toda revolución necesita de un líder que la conduzca y la guíe, el comandante Chávez tiene el liderazgo, la fuerza y el carisma para llevar a feliz término la con6solidación del proceso revolucionario. Para entender correctamente el significado del conflicto que divide al pueblo venezolano, les recomendamos a los sectores de la burguesía oposicionista que tienen que dejar de lado, antes que nada, toda la hueca charlatanería sobre los motivos personales y comenzar a analizar las causas que la engendraron.


La Revolución Bolivariana, estalla como culminación de un proceso histórico, cuando el pueblo ya no quiere tolerar más las antiguas formas de opresión. La Revolución dio un tremendo impulso a la conciencia del pueblo. Despertó en él un espíritu de independencia e iniciativa. El objetivo de la Revolución es abolir la explotación y la desigualdad existente entre los venezolanos, crear una nueva sociedad socialista basada en la propiedad colectiva de la tierra, la socialización de los medios de producción, el control y administración de la industria petrolera y gasífera, las minas y las fábricas, y lograr una distribución racional y justa de los productos del trabajo entre todos los miembros de la sociedad. La Revolución Bolivariana, es pacifica, sin costo de vidas ni bienes, caso único en la historia de los pueblos. Todos los venezolanos conocemos, aunque sea a rasgos generales, las causas y problemas del Proceso Revolucionario que se está llevando a adelante en Venezuela. Anótenlo, burgueses apátridas.


Más de una vez vimos a través de la historia que partidos políticos y organizaciones surgidos del movimiento popular, sufrieron luego una degeneración total. El peor enemigo de la Revolución es el burocratismo que sólo lucha por sus intereses, y contra los intereses del pueblo, obviamente no puede defender la Revolución, tenemos que estar alerta. Recién fuimos testigos del derrumbe de la URSS. Para lograr nuestros objetivos el Líder de la Revolución Bolivariana, está creando una organización fuerte, el partido PSUV, los sindicatos clasistas, los consejos comunales, y la concienciación de las masas en la ideología socialista. Nosotros, los venezolanos, estamos comenzando la revolución socialista, es decir, vamos dando pasos audaces hacia el futuro. Tenemos que estar alerta contra una capa de burócratas, que tratan de alejarse de los reales intereses del pueblo, como son: los entes encargados de administrar justicia, secretarios de los sindicatos y de otras organizaciones, diputados, periodistas, etcétera, que se quieren elevar por encima del pueblo. Los elevan tanto sus condiciones materiales de vida como su influencia política. Pocos son los que mantienen una intima relación con el pueblo y permanecen leales a sus intereses. Los más comienzan a mirar a los que están por encima de ellos en lugar de mirar a los que están debajo. Empiezan a ponerse del lado de la burguesía, olvidando los sufrimientos, las miserias y las esperanzas del pueblo. Esta es la causa de muchas de nuestras dificultades para llevar adelante el proceso revolucionario y construir el socialismo.


Si el nivel tecnológico de Venezuela fuera tan elevado como el de los países desarrollados, la economía socialista hubiera producido desde el comienzo de la Revolución todo lo necesario para satisfacer las necesidades del pueblo. En esas circunstancias la burguesía no hubiera podido jugar un rol importante, ya que el alto nivel tecnológico también hubiera implicado un alto nivel cultural, y el pueblo nunca hubiera permitido que la burguesía les diera ordenes. Pero somos un país pobre, atrasado; además esta desvastado por años de explotación de la oligarquía y el imperialismo; por esta causa, no se pudo producir rápidamente -y aún hoy no se logra- la cantidad de mercancías necesarias como para satisfacer las necesidades cotidianas de la población. Y la escasez de bienes implica inevitablemente la lucha por esos bienes. La burguesía interviene en esta lucha; hace de árbitro, divide, especula con los productos de primera necesidad, les da a unos, les quita a otros.


El control sobre la economía y la distribución de las mercancías dio a la burguesía la oportunidad de concentrar toda la autoridad en sus manos, evitando que el pueblo tenga acceso al poder. Por tal motivo, la Revolución Bolivariana, considera que es necesario el control sobre la economía y la distribución de mercancías ya que da a la Revolución la oportunidad de concentrar toda la autoridad en sus manos, evitando que la oposición apátrida tenga acceso al monopolio de los productos de primera necesidad. De este modo el pueblo se eleva por sobre los especuladores y explotadores de siempre. La Revolución Bolivariana posibilita grandes avances. Está masificando la educación en todos los niveles con la construcción de colegios y universidades. A través de la Misión Barrio Adentro, creó un sistema de salud gratuito al alcance de todos, y a través de la economía planificada, permite el rapidísimo desarrollo de las fuerzas productivas. Es un enorme paso adelante.


“Yo soy el estado -razona la burguesía-. En la medida en que las cosas anden bien para mí, todo está en orden.” No hay nada sorprendente en el hecho de que el pueblo, que no ha salido de la pobreza, albergue sentimientos de hostilidad y odio hacia esta burguesía que se devora una gran parte de los frutos de su trabajo. Mientras el pueblo pretende defender los intereses del socialismo, la burguesía en realidad defiende sus propios intereses, y ahoga y extermina inevitablemente a cualquiera que plantee una critica contra la opresión y la terrible desigualdad existentes en Venezuela. Es absolutamente natural que el pueblo, estén disconformes con la burguesía. La burguesía sólo lucha por sus propios intereses y contra los del pueblo, obviamente no puede decir la verdad sobre las innumerables causas de corrupción, asesinatos de dirigentes campesinos y obreros, instigar al magnicidio del Presidente, vejámenes y difamación contra las instituciones y conspirar permanentemente contra el Estado en beneficio del imperialismo.


Las ideas revolucionarias que corresponden a las necesidades del Proceso Bolivariano superarán todos los obstáculos. Los calumniadores se estrellarán contra esta invencible verdad. Esta lucha traspasó hace tiempo las fronteras de Venezuela.


Salud Camaradas.

Hasta la Victoria Siempre.

Patria. Socialismo o muerte.

¡Venceremos!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 7476 veces.



Manuel Taibo


Visite el perfil de Manuel Taibo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a78064.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO