Oposición: Como no había suficiente sangre le pusimos más

La oposición esgrime la violencia en Venezuela como uno de los argumentos para el NO en el referéndum para aprobar la enmienda, la otra razón es la tontería de la reelección indefinida que se cae por su propio peso, ya que la reelección indefinida esta en manos de la sociedad. No es culpa del pueblo que la oposición no tenga candidatos que gocen de la simpatía popular ni de la oligarquía misma para competir con el presidente Chávez. Ahora permítanme contestarles sobre la inseguridad.

La inseguridad es un factor de delincuencia, violencia y muertes. No es en absoluto un tema agradable, da escalofríos, sin embargo es una espantosa y cruda realidad del mundo actual. Hay cosas que ustedes necesitan recordar o saber como por ejemplo de donde nace la violencia y que la impulsa y sostiene. La inseguridad que Uds. Argumentan es una violencia por placer político al culpar al gobierno de todas las muertes, mientras ustedes se lavan las manos echándole mas sangre a las victimas para influenciar la sociedad cuando son los culpables directos de la inseguridad por el sistema que defienden y protegen de las cuales también son responsables por los años ejerciendo el poder y sosteniendo la desigualdad social.

Desde sus orígenes de la humanidad según la “Iglesia” el mundo entero esta envuelto en un ambiente de temor por la inseguridad Este miedo ha formado parte de la vida desde sus orígenes. Anna Tibajuka directora de asentamientos Humanos de naciones unidas dice: La desigualdad extrema y el desempleo conducen a la gente al comportamiento antisocial. Es en los tugurios donde los males se juntan por la indiferencia política. Donde la paz y la seguridad desaparecen y donde resulta imposible proteger a los jóvenes. Según el BM cada año llegan a las ciudades entre 12 y 15 millones de familias asentándose en lugares peligrosos propensos a deslaves, inundaciones y terremotos. Lugares oscuros y sin infraestructura sanitaria desbordando la planificación municipal que incitan la violencia.

En vista que la mitad de la población mundial vive en las ciudades, lo que antes era un refugio ahora se ha convertido en una amenaza. Las abarrotadas ciudades es un territorio ideal para la delincuencia y en los barrios pobres de todo el mundo es peligroso entrar porque hay pocos policías y escasa iluminación. Además organizaciones que antes ofrecían seguridad hoy son sitios de violencia: Las Iglesias, universidades, hogares, plazas. Esos temores tienen su razón de ser, pues según la OMS cada año pierden la vida en forma violenta 2 millones de personas y en África 60 personas de cada 100 sufren una muerte violenta. En los Estados Unidos uno de cada tres muertos es por arma de fuego y un 78% de la población dispone de alguna arma. La población carcelaria de Estados Unidos es de 1700000 personas. Uno de cada cuatro estadounidenses presenta trastorno mental y uno de cada dos lo presenta en cualquier momento según Science News. Mas de la mitad de los niños del mundo, cifra que supera los 1000 millones según The New York Times padecen privaciones extremas detallando un informe de UNICEF. Enorme potencial para la delincuencia juvenil por las desigualdades económicas creadas por el capitalismo y la globalización que incrementa la pobreza. Los conflictos bélicos, la industria pornográfica y el sida alteran enormemente la educación y la moral que en algún momento pudieran recibir estos menores.

Las disfuncionalidades familiares constituyen otra causa para que se hayan disparado la cifra de delincuentes juveniles. Estos proceden de hogares deshechos o con padres agobiados o demasiado ocupados para atenderlos. La criminóloga Irma Labuschagne manifiesta: muchos jóvenes no saben lo que es una familia y tienen una enorme sed de cariño y aceptación. La psicóloga Cecilia Jansen de UNICEF dice: Las familias, las mayorías de ellas están tan atrapadas en afianzar el materialismo del sistema “para triunfar en la vida” que ignoran lo que les sucede a los suyos. Drogas, alcohol, tabaquismo, fármacos dependientes, prostitución, adictos al juego o al internet violento, son las válvulas de escape que ha impuesto la globalización del neoliberalismo para el consumismo. La lectura, el romanticismo, el teatro, el buen cine, el baile, el deporte, el dialogo, el montañismo, los paseos, son cosa del pasado y cada día se alejan mas en este sistema imperante que absorbe hasta la educación con maestros medianamente instruidos en escuelas y colegios privados pero 100 x 100 capitalistas dispuestos a defender a capa y espada el negocio de la educación.

La oposición argumenta los muertos en Venezuela y los secuestrados siempre en Maracaibo, cerca muy cerca del plan Colombia y su proyecto desestabilizador para la región, especialmente para Venezuela con el paramilitarismo. De seguir con el actual modelo globalizador y fracasado por una economía diseñada para sostener la violencia y las guerras para satisfacer solo al 20% de la población mundial, una de cada tres personas vivirá en un barrio marginal en los próximos 25 años afirma el diario londinense The Guardian reflexionando un informe de naciones unidas. Lamentablemente cerca de 1400 millones de personas viven en la pobreza, 40% de la población mundial no tienen acceso al agua potable y el 20% de la misma población mundial no disponen de vivienda y esa es una forma de sostener la violencia.

Los EEUU, paladín de la justicia literal, invierten 2700 millones en prevenir la guerra nuclear, cantidad nada despreciable pero invierten 30000 millones en adquirir elementos para un conflicto nuclear. Sus multinacionales gastan 300000 millones en promover conflictos en África para adueñarse del petróleo cuando apenas bastarían 5000 millones para controlar el sida en ese continente y para acabar con la pobreza extrema se necesitan aproximadamente 70000 millones de dólares devaluados, mientras el Sr. Obama le conceden mas de 800000 mil millones de dólares fuera de los 350000 millones ya gastados para recuperar las finanzas en los EEUU y al dólar en los mercados internacionales. Esa es una dramática forma de impulsar la violencia mundial de la cual Venezuela no es la excepción por la desigualdad de las naciones latinas.

En el año 2006 el secretario general de naciones unidas en asamblea general presento un informe realizado en 21 países en donde el 36% de las mujeres y el 29% de los varones han sufrido algún tipo de agresión especialmente sexual en la infancia y un alto porcentaje de los agresores eran familiares, acción que deja secuelas posteriores para impulsar la violencia. El mismo informe calcula que en un año 150 millones de chicas y 73 millones de chicos menores de 18 años sufrieron violencia de algún tipo y naciones unidas presume que estas cifras quedan cortas ya que la investigación no abarca ni el 50% de las naciones.

Venezuela no será un país perfecto aunque se logre los objetivos, pues cada vez aparecerán nuevos retos. La pobreza seguirá existiendo, la violencia no desaparecerá por completo y es culpa de todos, la naturaleza exigirá siempre nuestra atención por ser una nación petrolera, sin embargo caminar hacia el socialismo significa que los objetivos sociales son prioridad. La importancia de la participación de todos en la atención a la inseguridad, la delincuencia, los asesinatos y las muertes de otro tipo va más allá de los beneficios políticos directos que la oposición persigue culpando al gobierno solo cuando hay que ir a las urnas.


rcpuma061@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5759 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: