27 de Febrero 1989 Caracazo

27 de Febrero de 1989, el pueblo sufre los embates de la implementación del paquete económico neoliberal del Ministro Miguel “paquetico” Rodríguez en el segundo gobierno de Carlos Andrés Pérez. Cansados del hambre, la miseria y la falta de oportunidades, el pueblo reacciona ante el infame atropello al que es sometido. Los que detentaban el poder despilfarraban a manos llenas, ostentando con sus riquezas mal habidas y comprándole apartamentos en la lujosa Quinta Avenida de Nueva York y en zonas exclusivas de la República Dominicana a sus barraganas de turno, con fondos del erario público nacional, burlándose y dando la espalda al pueblo. Más que nunca, se hacía vigente lo que pregonaba nuestro cantor Alí Primera, de que “El que llena la barriga, se olvida del que no come”. Las palabras visionarias de nuestro Libertador “maldito el soldado que levanta el fúsil contra su pueblo” eran pertinentes en forma superlativa porque las Fuerzas Armadas Nacionales levantaron el fusil contra el pueblo para defender los intereses económicos de FEDECAMARAS.

El Ministro de Relaciones Interiores de la época “El policía Izaguirre” incapaz de dar la alocución preparada se retira del podio. Hasta la fecha no se tienen cifras exactas de los compatriotas asesinados y desaparecidos, fueron millares. Recordemos que cuando esta vil masacre aconteció la Conferencia Episcopal no se hizo presente ni elevó su voz de protesta, tampoco lo hicieron las llamadas “Sociedades Civiles Organizadas” ni los múltiples Defensores de Derechos Humanos, salvo algunas excepciones como Tarek Willians Saab, ni los Medios de Comunicación hicieron presión para exigir cifras y aclarar la verdad de los hechos acontecidos. Inequívoca muestra de la existencia de un pacto de COMPLICIDAD para ocultar lo sucedido. Por esos dias surgieron estas reflexiones en forma de versos: I

Como rios de sangre, es el pueblo que baja

Se desborda en su ira y en su desesperanza

Mi pobre gente pobre, mi pobre gente hermana

Relegada, excluida, hijos de la miseria

De esta mi Venezuela su madre acaudalada

II

Quien vela por la gente que ha sido desplazada?

Quién libra su batalla? Si han dado tanta brega y no reciben nada

Si apenas sobreviven: sin empleo, sin agua

Y cuando se rebelan las bestias le masacran

III

Si el pueblo sale airoso de esta brutal matanza

Deberá organizarse en una lucha armada

Para vencer el hambre, para drenar su rabia

Contra las injusticias y que el bellaco caiga.

IV

Con este olor a muerte hoy comienza una etapa

De un rumbo diferente para mi noble patria

Que la unión prevalezca, que la igualdad se expanda

Que REDOBLEN LOS SABLES por amor a la Patria

Que sin duda ninguna el ejemplo es CARACAS.

rgarrid@yahoo.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 7373 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a51885.htmlCd0NV CAC = Y co = US