Comamndante en Jefe de los Batallones de la Dignidad Nuestramericana

Che, más allá de la sombra de tu cosecha

Es un hecho cultural la referencia al Che como símbolo de desprendimiento, rebeldía, anti-imperialismo, revolución y dignidad en el seno de los pueblos del África; en la América mestiza y altiva; en la Europa cansada o en el Asia. Esa mirada del Che que designa el camino de la esperanza en cada joven, mujer, anciano o niño que sueña con páginas de liberación.

Se constata que más allá de los esfuerzos mediáticos por convertir al Che en un icono inconmovible, una leyenda a ser homenajeada cada aniversario, El COMANDANTE EN JEFE DE LOS BATALLONES DE LA DIGNIDAD NUESTRAMERICANA triunfó, y hoy sabemos que es mucho más que una imagen, es en nuestro entender, un paso importante en el parto de una Teoría para la Revolución Socialista Mundial y específicamente Nuestramericana. De donde recomendable es una visita guiada que nos conduzca a calibrar su tiempo, su rebeldía y su aporte para esa Liberación, sobretodo para los más jóvenes o los entrados en años que desconocen la magnitud de la presencia del Che en nuestro acervo político, ideológico y moral.

Los años cincuenta e inicios de los sesenta del siglo pasado se desenvolvieron en el marco de la confrontación este-oeste; la lucha tenaz entre el bloque encabezado por la URSS y el otro por EEUU; era también el enfrentamiento entre la libertad injusta del capitalismo y la camisa de fuerza de la "justicia social" impuesta por los jerarcas del poder y decisión de la URSS. Era entonces que en el tiempo del Che el capitalismo ya hacia vida en la "socialista" Unión Soviética; así se pretendía construir el socialismo con métodos propios del capitalismo, de generación de nuevas dependencias y controles de parte del eje principal (la URSS) a los secundarios (Cuba, entre otros). Era la dictadura del dogmatismo y determinismo basado en el factor económico; prevalecía la distribución, la comercialización y mercantilización de la vida por encima de la producción de mejores condiciones de vida, ignorando al más importante agente en todo proceso de reproducción de la existencia –el ser humano-.

En ese contexto surge -con la fuerza del convencimiento- la valoración de la Moral, la Ética, la conciencia revolucionaria en el pensamiento del Che. Así para este hombre la posibilidad del comunismo descansa más en el desarrollo de la conciencia revolucionaria que de las fuerzas productivas o del desarrollo económico, constituyéndose tal aseveración en una clave fundamental en su propuesta teórica. Para el Che el trabajo voluntario no tenía nada que ver con la producción o la economía, ello estaba inscrito en la lógica del desprendimiento, de la solidaridad, de gestación de nuevos valores que nos den la satisfacción de ser felices en el desarrollo de la solidaridad con los demás. En el pensamiento del Che alcanza máxima realización la voluntad, mística, y conciencia revolucionaria del militante. La subjetividad como fuerza matriz para la recreación de lo real.

Ya con Rosa Luxemburgo; Lukács y su Historia y Conciencia de Clase; Gramsci y sus Cuadernos de la Cárcel; Mariátegui y sus Siete Ensayos de la Realidad Peruana; Karl Korsch y su Marxismo y Filosofía; Karel Kosík y Dialéctica de lo Concreto; Herbert Marcuse y Razón y Revolución, entre muchos otros y muchas otras obras, se va conformando un pensamiento que revindica la Praxis; la obra integral de Marx, pero sobre todo la revolución en la revolución. No existe una meta preestablecida, todo es un continuo hacer, rehacer y repensar; luego sistematizar y volver al ciclo de ese hacer, rehacer y repensar. No existen graduandos en militancia revolucionaria, existen mujeres y hombres esforzándose por ser cada día más dignos y respetados por el pueblo, convencidos que en la medida de ser más sencillos, humildes, desprendidos y solidarios estamos más cercanos a ese ideal de hombre y mujer que tanto pregonó y pregona el Che.

Con Gramsci tenemos una invalorable observación crítica y en positivo de la obra de Marx: La revolución en occidente requiere de la elaboración de nuevas categorías y puntos de vistas; Con Mariátegui el aporte de Marx se vio increpado a presentar un sujeto real en las tierras Nuestras americanas y en ausencia de una respuesta idónea surgieron las bastas masas de desamparados de la tierra peruana encabezados por los indígenas: Entonces nuestro socialismo es Indo-americano. Y con el Che alcanzamos lo más fino, profundo y determinante de toda revolución, la conciencia del militante, su cualidad. La prefiguración de los cánones indispensable que nos permitan hablar de la especie humana de nuevo tipo que requiere la construcción del socialismo.

Con el aporte teórico y práctico del Comandante Ernesto Che Guevara, el Marxismo Crítico, como corriente de avanzada en la gesta marxista, alcanza mayoría de edad. El Che aporta esa importante consideración referida no solo al papel del ser humano, sino de lo más importante de ese elemento, su conciencia cualificada.

Es la verificación a lo interno del pensamiento y acción del Che, de la Praxis como la categoría central en la obra de Carlos Marx, que subraya el rol de la superestructura en el control o subversión social. Es la revitalización de una corriente política-ideológica, el marxismo crítico, que enfrenta el dogmatismo y el determinismo economicista y sobre todo acepta que la revolución se realiza con seres humanos, sobrevivientes del gran vendaval generado por el capitalismo.

En ese sentido, la revolución bolivariana es Guevarista en la medida que se realiza más por la voluntad de todo un pueblo encabezado por Chávez que por el desarrollo de las fuerzas productivas o las vanguardias revolucionarias.

Entonces camaradas a bajar al Che del pedestal en que el Imperio quiere que lo tengamos y vamos a re-descubrirlo en el baño de sonrisas oculta tras la tristeza Nuestramericana; en el esfuerzo de nuestro pueblo, de sus mujeres y hombres, de sus niños, de sus calles y de sus ciudades, así como de sus pueblos.

¡LARGA VIDA AL  COMANDANTE EN JEFE DE LOS BATALLONES DE LA DIGNIDAD NUESTRAMERICANA!

¡TODOS AL DEBATE SOBRE LA PROPUESTA DEL HOMBRE NUEVO! 

¡A PROFUNDIZAR EL ESFUERZO POR UNA REVOLUCIÓN NUESTRAMERICANA!

 

¡VENCEREMOS!

¡SOLO EL PUEBLO SALVA AL PUEBLO!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2237 veces.



Luis Villafaña


Visite el perfil de Luis Villafaña para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: