Hablemos de la Reforma (II)

En el anterior artículo les expuse algunas de las interrogantes que afloran en esta época de reforma constitucional sobre la importancia de cada uno de sus artículos y un enfoque que genera matices y refleja impresiones sobre el poder moral de quienes la cuestionan. Países cuyos dirigentes de derecha opinan sobre la modificación constitucional cuando en sus países no existe ni siquiera una… críticos de pacotilla, que pretenden hacerla de científicos constitucionalistas y reclamadores de supuestos derechos ficticios pero que en sus propios hábitat son furtivos esclavos voluntarios.

Leyendo algunos otros artículos sobre reforma, hay que decir que Venezuela ha tenido varias propuestas constitucionalistas. La del año 47 que fue discutida por AD, COPEI, URD y el PCV y no duró sino un solo año pues el golpe de estado perejimenista la dejó fuera de combate. Posterior a esa se discutió la del 61(que duró 39 años), casi a puerta cerrada con las mismas cúpulas partidistas aunque ese mismo día que entró en vigencia Betancourt suspendió las garantías y luego con un proceso entero constituyente se produjo la del 99… la más discutida (hasta por radio y TV) y ventilada (con todos los sectores incluido el indígena) con un proceso refrendario que le dio legitimidad y que había sido inédito hasta entonces en el país… el pueblo opinó soberanamente sobre su propia carta magna. El debate sobre la nueva reforma está abierto y los parlamentarios de la AN se hallan analizando cada una de las propuestas que incluyen 33 artículos la forma y el fondo que tocan, la necesidad que impulsa hacerlo y el espíritu socialista y comunal que debe incluir el basamento constitucional de ahora en adelante. Un nuevo paso en la profundización del poder comunal y un nuevo paso que ofrezca garantía del ejercicio popular en todas las instancias permanentemente y no circunstancialmente.

La reelección presidencial, analizada en mi anterior artículo, no debe ser objeto de satanizaciones. Muchos de los países europeos la contemplan como forma de dar garantía a la continuidad de proyectos iniciados pues una nación no se construye en un solo período de cuatro o cinco años y menos una que está en ruinas.

Otro de los artículos más importantes es el que tiene que ver con la jornada laboral que luego de la reforma, si se aprueba, será de seis horas en vez de ocho. El trabajador sometido a un esfuerzo laboral diario debe contemplar dos aspectos de vida esenciales para su desarrollo interno y familiar: uno de ellos tiene que ver con el esparcimiento integral y el otro con las actividades de participación en su entorno, sea de con el objeto de su cultivo ideológico, de su estudio formal o de su formación autodidacta. El tiempo es el más preciado de los tesoros y todos sabemos que es un recurso que no se recupera ni se reevalúa… está allí, transcurre se pierde o se gana. Esta reforma pretende orientar nuevamente el tiempo de los ciudadanos sobre la base de un trabajo necesario y provechoso pero no más importante que los espacios individuales de esparcimiento o participación del mismo hombre en sus actividades comunales o familiares. La posible reforma de la jornada está latente desde haced varios años ya, sin embargo, comisiones tripartitas de centrales obreras y patronales en subrepticios y anómalos acuerdos jamás habían discutido seriamente sobre ella… tras las discusiones que siempre llegaron a nada, lo único que se solía ver eran carros nuevos y casas amobladas en los representantes sindicales. Esta vez, será una modificación constitucional, esta vez nadie lo podrá evitar.

Otro de los artículos tiene que ver con la inclusión de las misiones (art. 141) en la estructura del estado ubicándola en rango similar al resto de las instancias y garantizando su pervivencia en el tiempo. Con esta reforma el pueblo puede estar tranquilo que sus logros en todas las materias que contemplan las misiones serán guarnecidos por un texto constitucional que las absorbe como parte del sistema político administrativo y que sea como sea deben ser respetadas como derecho adquirido con rango constitucional. De eso se trata esta reforma y además de darles una muestra comparativa a quienes observan el funcionamiento de estas misiones y las estructuras tradicionales del estado de cuales realmente son las necesarias y cuales considera el ciudadano verdaderamente un derecho y cuales parecieran ser derecho solamente de los empleados públicos y los regentes de las instituciones. Esa debate sobre burocracia y funcionamiento viene y el choque será enorme. Bueno… la semana próxima discutiremos sobre la nueva orientación de los territorios y los artículos referentes al poder comunal. Hasta la victoria siempre.

prensagobernacion@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2006 veces.



Luis Jonás Reyes Flores


Visite el perfil de Luis Jonás Reyes Flores para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Jonás Reyes Flores

Luis Jonás Reyes Flores

Más artículos de este autor


Notas relacionadas