Su importancia para la sociedad en todos los tiempos. Hoy Día del Orientador

Ser Orientador ¡Qué grande!

El 16 de junio de 1991, este título Ser Orientador ¡Qué grande! Se publicó en un artículo de mi autoría en el diario Regional (del Zulia) en el cual reflexionaba "graduarse como orientador significa ser poseedor de un perfil que si uno se detiene un poco no le queda más que pensar si realmente existe esa persona". Es el perfil deseado por la sociedad, la cual aspira que aquella persona que ha elegido la opción Orientación como carrera pueda con la formación académica recibida complementar las capacidades innatas para lidiar con personas calificadas como normales en esa sociedad, quienes en algunas ocasiones y ante situaciones consideradas por ellas relevantes, pueden tener dificultades al pretender resolver un conflicto o tomar una decisión; lo muy bueno que le puede suceder es que exista otra persona que la escuche con atención profesional, sin descalificarla y la ayude mediante el análisis y reflexión a encontrar vías de acción posibles, realistas en el camino elegido que ha de recorrer; acción conducente a ser aplicada a pequeños y grandes grupos cuando hablamos del Orientador escolar o comunal, entre otros.

En el mismo artículo también señalé "…Lo cierto es que el Orientador es un ser humano en su mayoría afable, siempre dispuesto ayudar cuando alguien lo requiere y quien con la ayuda de otros puede promover acciones en beneficio de toda una comunidad…" acá me detengo para cotejar estas últimas palabras con la ilustración histórica, muy resumida ofrecida por el colega Armando Hernández en el grupo de whatsApp "Orientadores y Orientadoras de Venezuela, retos y desafíos 2023" sobre el ejercicio de la Orientación en Venezuela como servicio educativo; importante porque permite analizar en función del pasado, presente y futuro el accionar de un Profesional que no debe desaparecer del Sistema Educativo (laprensalara.com.ve); por otro lado, sirve para nutrir a los nuevos Orientadores. El profesor Armando egresó de las filas de la Universidad de Carabobo en el año 1982 y luego de 42 años continua dando lo mejor de su ejercicio profesional en la misma institución.

Con su larga experiencia acumulada nos refiere: …La década de los 80 fue fundamental en el reconocimiento y valoración de la Orientación de parte del Ministerio de Educación, así mismo se instituye el 17 de junio como día Nacional del Orientador, además acontecieron hechos de relevancia para los orientadores y la Orientación, se creó en el Ministerio de Educación a través de sus respectivas Zonas Educativas, la Dirección de Asuntos Socio-Educativos, la cual tenía entre sus funciones coordinar y dirigir los programas de bienestar estudiantil, existió la figura del Coordinador de Orientación por Región, la del Supervisor de Orientación por municipios y la del Orientador en cada plantel liceos y escuelas básicas del país (meta que nunca se logró alcanzar, no obstante se obtuvo un porcentaje significativo para aquél momento); de igual forma fueron instituidos los Núcleos Integrales de Bienestar Estudiantil (NIBE) conformados por un equipo multidisciplinario psicólogos, trabajadores sociales, odontólogos, médicos, especialistas en dificultades para el aprendizaje, entre otros, coordinados por un orientador. En las proximidades de la década de los 90, se desarrolló el Programa de Orientación Vocacional dirigido por la mencionada Dirección de Asuntos Socio Educativos para lo cual se creó el Centro Nacional de Orientación Vocacional y Profesional (CENAVOP) con el respectivo Centro Regional (CERAVOP) en cada Zona Educativa.

Continua el profesor Armando y subraya que durante los años 80, luego en los 90 y parte de la primera década del nuevo siglo se observó un gran avance de la orientación a nivel institucional ya para la segunda década, año 2010, se advierte un retroceso dado a las políticas emanadas por el gobierno nacional, se eliminaron los equipos interdisciplinarios y sus miembros fueron asignados para cumplir funciones en algunas instituciones, muchos orientadores se jubilaron, los NIBE y sus excelentes programas de atención dirigidos a estudiantes, padres, representantes y docentes se disgregaron; en general, los servicios de orientación en las escuelas y liceos coordinados por un Orientador formado desde el pregrado, ya casi no existen; hoy en algunas de esas oficinas funcionan lo que se ha identificado como Defensoría Estudiantil atendido por otros profesionales sin la figura del Orientador (…)

Este resumido recorrido histórico, nos hace pensar que sin dejar de reconocer la influencia de variables externas (Cueto y Gómez, 2023. Revista Espacios) que han afectado directamente el funcionamiento general del país y por extensión al sistema educativo en pleno, en especial al subsistema Orientación; es tiempo ya de confrontarnos todos los involucrados, de examinar la situación en la realidad que hoy se nos presenta y elegir los caminos más pertinentes al contexto regional, nacional e internacional, en la comprensión de que no somos piezas aisladas en la dinámica social, donde la evaluación de la actuación de cada componente es determinante.

Por lo que observamos, no podemos continuar postergando la investigación a profundidad acerca de la situación que se vive en el campo de la Orientación y su pertinencia actual en cada región, en cada municipio, sólo así, con datos precisos podremos avanzar hacia las próximas décadas y sus exigencias, seguros estamos de que las conclusiones de dichos estudios estarán muy próximas a:

  1. Que se retome la figura del orientador con todas las exigencias de formación y competencias que el país necesita.

  2. Todas las instancias que tienen que ver con la figura del Orientador deben estar muy comprometidas en el hacer por la Orientación, sustentados en la investigación.

  3. Cada Orientador desde su institución y comunidad debe dar lo mejor de sus competencias.

  4. Cada Orientador en su accionar debe comprometer a la Comunidad Educativa en pleno y a la Comunidad que rodea su institución.

Acostumbremos a evaluar lo que hacemos y cómo lo hacemos a fin de lograr resultados más permanentes que garanticen la actualización y la continuidad.

Así las cosas! Feliz día del Orientador

Orientadora



Esta nota ha sido leída aproximadamente 824 veces.



Ruth Cueto


Visite el perfil de Ruth Cueto para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: