Tribunal Supremo y su carácter vinculante

Venezuela a menos de dos meses de las elecciones presidenciales

Ya menos de dos meses para que el pueblo venezolano ejerza el derecho y el deber constitucional del sufragio en elección del Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, hacia un período de seis años, son aspectos neurálgicos que invoca la población ciudadana para el alcance social de una mejor y mayor calidad de vida. Hoy nos vemos inmiscuidos en diatribas y divergencias que han conducido a viscerales confrontaciones en la ciudadanía, no permitiendo subsanar los mas sensibles y notorios aspectos de la vida cotidiana, como lo son; el poder adquisitivo, los derechos y reivindicaciones laborales, las condiciones de mejora de la calidad de vida, la participación política de las personas en los programas públicos.

En este sentido, podemos exhortar a la población venezolana a la observancia congruente en el ejercicio del derecho y el deber al sufragio, es el momento preciso para confesar públicamente la contradicción inherente demostrada de un discurso persuasivo que promueve el socialismo del siglo XXI, con prácticas visibles, sino cínicas, de un cruento capitalismo de estado antiimperialista proneoliberal; quienes apuestan al socialismo, sin estar montado en el poder burocrático del Estado, califique desde su estómago; peor aún, quienes apuestan al sistema del capital y no rentabiliza los derechos ciudadanos, juzgue desde su estómago.

Cultive asumir con criterio y masivamente, cómo los poderes del estado transgrede ferozmente el Estado de Derecho y hace total caso omiso de las demandas del electorado, en nombre del "carácter vinculante político" amparado por el Tribunal Supremo de Justicia que respaldan, fundamentalmente, la tendencia idelogizante de una doctrina que a toda luz siempre se ha manifestado desde la utopía, donde se presume la violación de la Ley Orgánica del Tribunal Supremo de Justicia en su Art. 27 sobre las Competencias de la Sala Electoral, apoyados por una minoría de la población burocrática bolivariana defensora de la arepa y otra minoría con ostentosos ingresos derivados del patrimonio público, dejando de lado los aspectos jurídicos, económicos y culturales a la contingencia derrochadora e incoherente que solo beneficia a la rentabilidad de la inopia.

Es impredecible los resultados que podemos esperar, inclusive las acciones previas a los objetivos electorales planteados objetivamente, si los hay; ante la impudicia oficial se podría alterar el actual juego político en las venideras elecciones. Ciertos actores afirman que a última hora van a retirar la tarjeta opositora, otros revelan que la falta de recursos para la compra de consciencia del evidente clientelismo político desestabiliza los mecanismos mediáticos oficiales, Lo decía el cantautor del pueblo: "señores la democracia no es que nos dejen votar, manipular con la prensa no se llama libertad y si al pueblo lo encandilan con propaganda oficial; llámelo Usted soberano, yo lo llamo encandilao" Alí Primera. Y otro de los aspectos que se escucha y pareciera, dio resultados en Brasil, fue el voto duro dogmático del grupo religioso cristiano evangélico, representado en esta contienda, principalmente, por Javier Bertucci. Lo que si es cierto es que, cualquier cosa podemos esperar del oficialismo, para darle continuidad a su poder.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1059 veces.



Yasmeli Pernía Guillén

Activista por la Contraloría y la Auditoría pública y ciudadana. Merideña. Militante de Marea Socialista

 yasmeli2673@gmail.com

Visite el perfil de Yasmeli Pernía Guillén para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: