El pueblo juega y gira en un dedo las llaves de Miraflores

Ya dicho popularmente o académicamente, el progreso de la generalidad de los venezolanos, estuvo determinado por la nacionalización de las fuentes energéticas y cambiar las reglas en la extracción, procesamiento y comercialización de la producción petrolera. Todo para el mejoramiento y progreso de Venezuela.

Ya lo dijo sencillamente Arnaldo Aguilar "Chávez recuperó de las garras de las transnacionales norteamericanas su empresa petrolera para ponerla al servicio del desarrollo nacional y del bienestar del pueblo."

Para muestra un botón: Cuando se celebró el XVII Congreso de la OCLAE en Nicaragua, en agosto de 2014; comentaban los estudiantes de países centroamericanos que los estudiantes mejor financiados para su estadía durante el evento fueron los estudiantes venezolanos.

Comentaban los jóvenes de las universidades publicas centroamericanas que ellos con dificultades había conseguido entre 75 y 90 dólares para los 6 días del referido evento, y que los venezolanos cada uno llevaba más de mil dólares para los días del congreso.

A un poquito más de un año de la muerte de Chávez, todavía había ciertas reservas financieras de las misiones que incluía a las organizaciones estudiantiles socialistas chavistas. Eso fue un breve ejemplo de los logros de la revolución de Chávez, aun no se había consolidado el programa de gobierno de Maduro y todavía estaba Rafael Ramírez haciendo acrobacias para mantener las ideas de Chávez.

Ahora, la cuestión de los graves problemas económicos que se viven en Venezuela, no es por la caída de los precios y el bloqueo, sino porque maduro volvió a privatizar y entregar el principal recurso, el petróleo y el gas, para que las transnacionales norteamericanas, europeas y chinas se lleven el petróleo casi regalado y más grave aún, sin pagar impuestos, ni regalías.

Dice Hugo Márquez: "Necesario es recuperar nuestra industria petrolera. No será posible impulsar una economía diversificada no petrolera, sino aumentamos los ingresos de divisas con la venta de nuestro petróleo. Ello es así. Allí no hay nada que inventar. Esto en nuestra opinión, tampoco admite discusión."

Estamos, pues, convencidos que el camino que estamos transitando es el correcto, al margen de que algunos de entrega y compromiso acomodaticio, consideren "una barbaridad" nuestro apoyo irrestricto a nuestro Presidente Nicolás Maduro que es el actual Comandante en Jefe, por legado de Chávez y voluntad de nuestro Bravo Pueblo.

Otro punto de vista, sostenido por Rafael Ramírez da al traste con la explicación de Hugo Márquez: "Al ceder los elementos de la soberanía económica: el petróleo, las empresas del Estado, el sector financiero y la conducción política de la economía, el país quedó en manos de los intereses de los grupos políticos-económicos, civiles y militares, una nueva casta, una nueva élite que sostiene a maduro en el poder; que sobreponen sus intereses por encima de los de los venezolanos…

El punto que quiero elevar es que no hay excusa que valga: el gobierno ha sido incapaz de defender la industria petrolera y la soberanía nacional, como tampoco lo ha hecho frente a las transnacionales norteamericanas y chinas (ExxonMobil y la CNOOC) que se instalaron en el Territorio Esequibo, a partir de 2013, luego de la muerte del Presidente Chávez y desarrollaron una enorme campaña exploratoria de más de 49 pozos de perforación Costa Afuera, en las narices del gobierno nacional…

Estas transnacionales hoy día producen allí 620 mil barriles día de petróleo y han anunciado (anuncios de verdad) que producirán 1,2 millones de barriles día de petróleo en El Esequibo, en el Bloque Stabroek, donde lograron descubrir reservas de 11 mil millones de barriles de petróleo, ocupando de hecho nuestro territorio y cambiando así la geopolítica de la región".

¿Cómo recuperar la industria petrolera?

Como lo hizo Lázaro Cárdenas en México, Hugo Chávez en Venezuela, o como lo está haciendo Maduro.

Cárdenas y Chávez llevaron a cabo una expropiación legal de maquinaria, instalaciones, edificios, refinerías, estaciones de distribución, embarcaciones, oleoductos y, cosas de ese tipo en general, todos los bienes muebles e inmuebles, de las Compañías petroleras locales y extranjeras: Shell. Chevron, Exon oil, Conoco, etc. Y sometieron a las compañías extranjeras y locales a reglas que priorizan los intereses nacionales.

Si se trabaja con empresas mixtas, los intereses estatales son prioritarios. Pues el petróleo es de los venezolanos y los recursos naturales son herencia de la soberanía.

El gobierno de Maduro jamás trabajó conjugando los intereses estatales y la soberanía. Pdvsa ha andado en corrupción (Tarek El Aissami y otros saquearon miles de millones de Pdvsa, mientras eran del gobierno de Maduro).

Ahora, si las principales fuentes de ingreso del Estado es el IVA, la renta, los impuestos y fundamentalmente la industria de gas, petróleo, oro, coltán, es innegable que hay mucho dinero en las arcas del Estado.

Entonces; ¿Por qué persiste la crisis y hay tanta miseria? El asunto es que, en primer lugar, con la devolución de los privilegios y el saqueo franco de los recursos por las compañías extranjeras, patrocinado por el Estado venezolano; se ha disminuido el ingreso abundante proveniente de la industria de gas y petróleo. Y, en segundo lugar, es que la distribución de esos recursos, pasa por un colador de corrupción donde está implicado todo el gobierno de Maduro y Fedecámaras.

En ese contexto, electoralmente que ofrece Maduro y la oposición con Fedecámaras de fondo. El Chavismo auténtico se mueve difuso en el Psuv y como proyecto socialista ha sido desarticulado por la represión gubernamental.

A la sazón, ¿en qué debe sustentar las esperanzas el pueblo venezolano?

Debe tener fe en las elecciones o hay algo más que no sea un mito o una utopía. A corto plazo, los venezolanos están frente a un proceso electoral que no ofrece cambios sino, resignación y empeoramiento de la situación de injusticias.

 Aunque también piensa en la resurrección de Chávez, que es imposible; pero, para no ser pesimistas el pueblo tiene el pasaporte, la visa y las llaves del Palacio de Miraflores, para el que quiere estar en el poder; y por el momento, como taxista en una esquina, juega y gira en un dedo las tan ansiadas llaves de Miraflores.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1340 veces.



Memo Fernández


Visite el perfil de Memo Fernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: