Especialistas en poner la torta

Si la cosa no fuera tan trágica, si los venezolanos sólo estuviéramos cambiando un gobierno adeco por otro o uno adeco por uno copeyano, o incluso uno no adeco ni copeyano por el de Chávez; si no tuviéramos un salario mínimo de 3 dólares mensuales, si no hubiera hambre, miseria y desesperación; si los hospitales funcionaran, si el matraqueo no constituyera la primera fuente de ingreso de las policías y los guardias nacionales, si hubiera luz, agua y seguridad personal y la INTERNET y telefonías funcionaran; si las calles y avenidas no estuvieran llenas de huecos, es decir si no estuviéramos en el infierno venezolano rojo rojito y a punto de prorrogarlo por 6 años más, la actitud, ocurrencias y estupideces de los opositores corrupto-violentos serían para estar tirados en el piso muertos de la risa, carcajeándonos a más no poder, de unos seres más que ridículos, que no saben hacer otra cosa que lo que el gobierno quiere que hagan, un ejemplo de la imbecilidad en el más elevado grado de su desarrollo y perfección.

Y lo peor es que se les ha venido advirtiendo desde ya hace muchos años, muchísimas veces, pero nada. La Delsa, el Henry, el Andrés, la MariCori, el Julio, no el que siempre se anuncia para ese mes, sino el de los ojos saltones que sin embargo no ven; el Antonio… continúan como si nada, como si no hubiera elecciones presidenciales en 3 meses, sino estuvieran en un concurso de cómicos en el Musipán de Margarita, repitiendo lo único que saben hacer: causar hilaridad con sus yerros asombrosos, con sus metidas de pata gigantescas. Han desarrollado una profesión que, aunque no tiene escuelas ni universidades donde se la enseñe y certifique con diplomas ni medallas, la ejercen libremente un grupo de connotados "expertos" pasados y presentes, una serie de "buenos para nada", a quienes ni siquiera los años les han servido para otra cosa que no sea enriquecerse y beneficiarse personalmente de las atrocidades políticas que ejecutan. Aún hoy, cuando escribo este artículo, los señores de la PUD no tienen candidato.

Si Maduro pierde la elección presidencial, ese afortunado hecho no tendrá nada que ver con las actitudes de la oposición corrupto-violenta, pues desde hace décadas lo que ha hecho es todo lo que esté a su alcance para que el gobierno gane y, en especial, el presidente Maduro. Haber permitido que alguien inhabilitada participara en una elección primaria para elegir un candidato presidencial, no es un signo muy evidente de brillantes intelectual por parte de los involucrados. Permitir luego que esa misma inhabilitada escogiera su reemplazo, como si se tratara de su sustitución en una fila para echar gasolina subsidiada, tampoco parece ser producto de un talento especial determinado genéticamente. Escoger a la tocaya no muestra un resplandor cerebral particular. Pero… El colmo. Enredarse inmediatamente en una acción política homicida/suicida dentro de su propio grupo podrá ser calificado como se quiera, pero inteligente no es.

Habrá que dar gracias a Dios, por apiadarse de nosotros, si Maduro pierde. La única ventaja que tenemos los venezolanos en estas elecciones, y es una ventaja importante, es que el gobierno lo ha hecho tan mal, pero tan mal, que la inmensa mayoría de la gente está decidida a salir a votar por quien lo pueda derrotar, sin importar mucho su trayectoria ni desempeño. Cualquier cosa es mejor que lo que tenemos, dice la gente. Y aunque esto puede parecer una exageración que nos podría llevar a un barranco, también es cierto que realmente ya nos encontramos tirados en ese barranco, que el gobierno sigue profundizando con sus acciones neoliberales desaforadas, con la entrega total de nuestros activos a empresas extranjeras, con su renuncia a la soberanía ya decretada y con los nuevos instrumentos jurídicos claramente antidemocráticos que pretende instrumentar.

Hay que votar por Venezuela en las elecciones venideras, y hacerlo está muy lejos de votar por el gobierno



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1749 veces.



Luis Fuenmayor Toro

Médico-Cirujano, Ph. D., Ex-rector y Profesor Titular de la UCV, Investigador en Neuroquímica, Neurofisiología, Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología. Luchador político.

 lft3003@yahoo.com      @LFuenmayorToro

Visite el perfil de Luis Fuenmayor Toro para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Fuenmayor Toro

Luis Fuenmayor Toro

Más artículos de este autor