Salir de la crisis: Medir la salud institucional de la AP y de las empresas del estado

La población venezolana tiene mucho tiempo informándose y siendo víctima de la ineficiencia y perdida de ética de los funcionarios del estado en distintos niveles y sectores de desempeño lo cual afecta a todos e impide no solo la construcción de sueños de un futuro mejor sino que impide que se pueda planificar razonablemente un funcionamiento adecuado para esa estructura administrativa y financiera.

Todo esto ocurre sin que sean visible las medidas de corrección necesarias, sin que el organismo contralor y otras instancias se hagan presentes o responsables del descuido en la vigilancia de los bienes públicos los cuales son birlados prácticamente ante sus ojos. Pero igualmente creo, dada la baja tendencia a lo técnico en esta situación, que al Presidente no se le informa y no se le han creado los instrumentos de información que le permita tener una visión en principio general de cómo marcha en su totalidad el funcionamiento del estado, la situación de cada uno de los entes institucionales y el comportamiento político y técnico de los funcionarios designados para el nivel de dirección.

Creo que Venezuela y su proceso necesita pasar a un nuevo nivel de desempeño, elevar el grado de gestión, plantearse acciones de reorganización técnica y revolucionaria eficaz, por lo que no deben aceptarse ya excusas como "cónchale papa, yo hice lo que pude" porque todos los funcionarios deben saber que en la Venezuela de hoy, el pueblo cada vez quiere menos excusas, que las cosas hay que hacerlas bien, muy bien y que el único responsable de todo es el Presidente. Si deja de llover es por su culpa y si llueve demasiado más todavía es por su culpa.

Por ello proponemos la necesidad de medir regular y sistemáticamente la salud institucional de la administración pública y de las empresas del estado venezolano utilizando para ello, una adecuación de la fórmula Altman Z-score utilizada para predecir bancarrotas, creada por Edward Altman en 1968 y que permite medir la probabilidad de una empresa de caer en bancarrota en los próximos años.

Simplificando debemos decir que la fórmula Z-score mide el capital, ganancia y rentabilidad, eficiencia operativa y la capitalización bursátil para mostrar el dinamismo de la empresa en medición.

Aunque Altman halló un perfil para el grupo de bancarrota, no fue tan ampliamente utilizada como se esperaba porque creo que la banca norteamericana más gana con el alto riesgo y las quiebras que con empresas solventes.

Basándonos en z-score proponemos la elaboración de un perfil que ayude a medir la salud administrativa de la gestión de la Administración Publica y las empresas del estado para estimar el riesgo en que se encuentra una institución tanto de fallar en sus operaciones, como de caer en situaciones de crisis de ética o no poder cumplir con los resultados esperados en lo administrativo e incluso en lo político. También ayudar al suministro de información a los organismos de planificación y control. Es así que proponemos un índice que mida los siguientes aspectos o ratios:

X1=Formación de la directiva. Mide la formación directamente en el área de funcionamiento institucional X2= Fortaleza a influencias externas sobre la actividad interna. Mide la resistencia institucional al impacto e intervenciones externas negativas.

X3= Eficiencia institucional. Mide la eficiencia operativa según recursos utilizados. Se desagregara en componentes Estratégicos, operativos, presupuestarios, financieros, recursos humanos y opinión e imagen interna.

X4= Informes de evaluación. Medida de la información suministrada para evaluación de entes externos.

X5=imagen externa. Dimensión de opinión que puede mostrar discrepancias en su funcionamiento

Se debe incorporar la evaluación política que debe realizar el PSUV sobre cada institución lo que conllevaría un ajuste en el cálculo. Calculo técnico + Calculo político= Eficiencia del estado.

Por una parte el resultado de estas evaluaciones deben ser solicitadas y entregadas al organismo de adscripción y planificación y por supuesto a los de control, quienes todas tomaran las medidas de corrección y ajustes necesarios según la gravedad del caso y por la otra al Presidente de la República regularmente se enviara un resumen de todas las evaluaciones, las correcciones propuestas y un resumen global del funcionamiento del Estado, para su conocimiento y fines consiguientes.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 722 veces.



Oscar Rodríguez E


Visite el perfil de Oscar Rodríguez E para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: