Es necesario el estudio de la dialéctica por los funcionarios públicos y en el PSUV

Recientemente escribí un artículo sobre como la falta de preparación, el amiguismo y el familismo están afectando, ablandando, el desempeño del estado venezolano en general.

Quisiera agregar a este elemento otro factor importante en la afectación de la eficacia política, económica o social de los programas que con tanto entusiasmo se lanzan regularmente, como es la carencia de una visión del proceso de generación e instalación de programas o proyectos, lo cual consideramos que necesariamente exige la inmediata preparación en una materia que habitualmente es de patrimonio exclusivo de la izquierda y de los revolucionarios como es el estudio de la dialéctica. Con ello quiero decir que no basta con señalar que son cuatro o cinco pasos que deben realizarse para instalar u programa social, político, económico, etc. sino que es necesario adquirir una perspectiva más amplia por parte de los políticos, técnicos, profesionales y otros más, para salir de la visión limitada de la tecnocracia.

En los actuales momentos el mundo se encuentra ante dos fuerzas que mantienen una confrontación en una escala que no se había visto antes como son las fuerzas, históricas, inevitables, del cambio permanente y por la otra las fuerzas económicas, sociales, culturales que se oponen a él, representando los intereses de una clases social, la de los súper ricos, que buscan mantener sin mayores cambios estructurales el funcionamiento social. En esta confrontación nosotros hemos tomado parte por las fuerzas del cambio buscando remodelar en nuestro país la sociedad anterior con los componentes de una sociedad socialista y revolucionaria.

Esta confrontación no podremos entenderla realmente sino estudiamos la dialéctica hegeliana y marxista, ambas corrientes dedicadas a su estudio e investigación por lo que nos es imprescindible estudiarlas para que el funcionario que se esté formando y los que estén activos, sea un socialista de otro nivel y no uno que se quede en los esquemas o en los "guachos".

Todo esto viene a cuento porque regularmente vemos como se crean nuevos programas, iniciativas, misiones, etc. pero donde no hay documentos de soporte que sirvan de base a la discusión, previa o post, y que permitan por una parte entenderla realmente y conocer las situaciones que llevaron a su creación.

 Pero resulta que cuando nos enteramos de estos nuevos programas es porque ya lo están aplicando masivamente en el país o cuando ya dicen "mañana comenzamos" y a nosotros nos da la impresión que todavía están en la etapa de ideación y uno cree hay elementos que no se han tomado en cuenta, no extrañando por lo tanto cuando desaparecen o dejan de funcionar. Por eso es que propongo el estudio de la dialéctica marxista y hegeliana, no para que los filósofos dejen de ser tratados como portadores de un conocimiento no practico sino para que la práctica sea revolucionaria, eficaz y eficiente incorporando la idea de proceso y la adecuación de las estructuras al mismo.

La dialéctica nos guía en el camino de analizar y comprender las complejidades, que enfrentamos en la gestión de un gobierno socialista.

Oscar Rodríguez E. Caracas, 19 de febrero de 2024



Esta nota ha sido leída aproximadamente 684 veces.



Oscar Rodríguez E


Visite el perfil de Oscar Rodríguez E para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: