Las debilidades de los humanos

Es como imposible imaginar la forma de vivir del homo erectus, el homínido que vivió entre 1.900.000 y 117.000 años antes de la era actual, por lo tanto es como improbable emitir opinión sobre el comportamiento de tales seres. Cualquier dictamen que se tenga no pasa de ser especulación, dado que para aquella época no se tenía conocimiento de alguna forma de escritura que relatara las crónicas de nuestros pretéritos ancestros. No cabe duda, la actuación de los humanos de las cavernas era, en parte, por el instinto heredado de sus antepasados y aquel le permitió subsistir durante millones de años, fue el medio más adecuado para la supervivencia de la especie, la cual fue trasmitida de generación en generación por vía genética o por aprendizaje a través de imágenes. Estas últimas fueron divulgadas de ancianos a jóvenes dado la inexistencia de un lenguaje que pudieron servir para afianzar un aprendizaje. Quizás, de seguro, existió el idioma por señas o la emisión de un graznido utilizado para identificar a algún objeto o animal que los asechaba.

No hay fecha cierta del origen del lenguaje, algunos afirman que fue hace 50.000 años y tampoco cómo tuvo lugar el uso de una lengua para que los humanos de las cavernas se comunicaran entre sí. Lo cierto es que el advenimiento de un dialecto le dio un vuelco muy grande al proceso evolutivo de las especie. Aquel hombre de las cavernas comenzó a utilizar un nuevo medio para comunicarse entre ellos y lo más importante, para identificar los objetos, animales, plantas, piedras y todo aquello que los rodeaba, es decir comenzó a darle nombre a todo lo que estaba próximo y a lo más lejano. A lo mejor pudo darle un nombre a los miembros de la familia para poderlos diferenciar, también a los fenómenos de la naturaleza, a sus tótem, a los diversos espíritus de su mundo mágico, o a la deidad que enviaba las desgracias naturales, dado que una vez que se tenía el nombre de algo comenzaba a ser un objeto o un ente inanimado. Aquello que no tenía nombre no existía.

Lo más importante del surgimiento del lenguaje fue la aparición del pensamiento, comienza el cerebro a cumplir funciones que antes no tenía, empieza almacenar palabras, frases y oraciones, es decir, aparecen las ideas y es así cuando el hombre se hace la razonable. No en el sentido de la existencia de una sola razón sino de múltiples razones, es cuando el cavernario adquiere una nueva arma para enfrentar y resolver problemas. Nace así el concepto de idea, dado que esta no es más que la percepción de objetos y sus relaciones, no solo por medio de una imagen sino de la palabra, es decir el nombre del objeto, vegetal, animal o persona. El hombre de las cavernas aprendió a diferenciar las cosas que lo rodeaban, no solo por la imagen, sino por el vocablo que lo identificaba, esto los ayudó agilizar la toma de una decisión. Comienza el prehistórico a desarrollar algo llamado ingenio para planificar y enseñar alguna acción como la caza, la pesca, las labores de recolección, entre las pocas cosas que ayudarían al clan subsistir en un ambiente amenazador. Supongo que esto pasó hace millones de años y a mi no me costa, todo este relato no es más que un ejercicio de imaginación de un ocioso que no tiene nada en que ocuparse.

Pero en todo proceso biológico, químico o físico, cuando se gana algo se también se pierde algo. Si el cuerpo se enfría pierde calor, se gana un año de pierde un año de vida, si se gana dinero de seguro se pierde tranquilidad, con el logro del idioma el ser humano perdió el instinto, herencia de la especie desde hacía millones de años. Con la aparición del lenguaje, del pensamiento, de las ideas y la razón, aquel mundo de imágenes almacenadas en cierta parte del cerebro primitivo, el cual lo protegía del medio ambiente y de los depredadores, fue desapareciendo lentamente hasta que prácticamente, pasado millones de años, se esfumó y actualmente perdura la razón, no la propa sino la de otros.

Durante este nuevo proceso, que imagino sumamente complicado en la evolución de las especies, el cerebro tiene doble función, debe almacenar imágenes procedentes del órgano de la visión para identificarlas por su nombre, además, debe guardar letras, frases y oraciones para mantener las ideas y poderse relacionar con otro de su prójimo. Es aquí, en este momento de la historia, que no logro identificar, cuando comienza la debilidad de los seres humanos.

Aquellas imágenes que almacenaron los trogloditas en el cerebro hace millones de años, las cuales servían para su supervivencia, fueron desvaneciéndose, así mismo, la aparición del lenguaje trasformó al primitivo y lo hizo más frágil. El surgimiento de la palabra que fue utilizado para comunicarse entre los primitivos y generar un mundo de ideas, también se convirtió en una debilidad. Desde hace siglos los seres humanos son presas fáciles de lo que ve y de lo que escucha. Es decir, los humanos modernos son infeccionados con imágenes y palabras que está llevando a la destrucción de la especie. No es exageración.

Los humanos modernos dejaron de ser racionales, es decir, abandonaron su propia razón y se resignan a ser manejados o influenciados a través de imágenes y de las palabras. Hay un vocablo que identifica tal acción nefasta sobre los seres vivientes, esta se llama manipulación. No tomemos este término como la tarea de manosear algo, sino como las acciones que realizan ciertas instituciones o individuos, a través de imágenes y sonidos con el claro objetivo de servir a intereses determinados. La manipulación sirve para distorsionar lo que es real, para convertir una mentira en una verdad. La intención es influir de manera permanente en el pensamiento de millones de personas para modificar lel comportamiento, de manera tal que pueda uniformar la conducta de millones de seres.

Aquello que fue un logro para los seres humanos, como fue el lenguaje, se convirtió en una debilidad. Dado que esto fue aprovechado por las religiones para conseguir feligreses, los políticos para adquirir fanáticos, la publicidad para conquistar consumidores. Todas estas instituciones tienen a su servicio, académicos, especialistas en el comportamiento humano, además, medios de comunicación y redes sociales cuya única finalidad es transformar las mentiras en verdades. Las posibilidades de manipular han aumentado considerablemente con la aparición y modernización tecnología de los medios de comunicación de masa (mass media). Esta última permite llevar en un instante mensajes e imágenes manipuladoras hasta los rincones más apartado del planeta, el mejor ejemplo es el celular inteligente. En este caso, un individuo o un grupo de individuos ejercen una toma de control del comportamiento de una persona, de un grupo o de una población utilizando para ello técnicas de persuasión o de sugestión mental en busca de eliminar la capacidad crítica, de juzgar o descartar informaciones o de rehusar órdenes mentales.

El caso de la manipulación religiosa data desde hace miles de años, cuando el sacerdote se autoproclamaba como la única vía para comunicarse con los espíritus responsables de las fenómenos naturales. Existía el espíritu del viento, de la lluvia, del sol, de la oscuridad, de las tormentas, representado cada uno de estos por un tótem o un ídolo al cual se le debía rendir tributos. Estos sacerdotes, junto al jefe del clan, dominaban a los miembros de la agrupación con la finalidad de mantener el control, bajo las amenazas de desatar los horrores de un fenómeno natural, además, de las intimidaciones y castigos del jefe. Este mismo procedimiento lo utilizaron y lo utilizan las religiones que dominan el globo terráqueo las cuales continúan con las amenazas del castigo divino después de la muerte del pobre sugestionado. En su manipulación utiliza imágenes piadosas, esculturas, rezos, canticos religiosos, villancicos, además, se valen de su condición sacerdotal en los sitios, como las iglesias, conventos, seminarios y colegios religiosos para cautivar y amenazar con la palabra a feligreses y estudiantes.

Los genios de la manipulación son los publicistas, son capaces de convencer a los consumidores de comprar, beber y engullir a todo lo que ellos le hagan propaganda. No importa si el producto es nocivo para la salud del infante, del adolescente, del adulto o del anciano. Para el publicista el mundo está dividido entre vendedores y consumidores. Así mismo, para la manipulación utilizan imágenes, música, videos promocionales, etiquetas y otras formas de influir en la mente de las personas para que compren los productos que venden. Lo lamentable de todo esto es que los consumidores desconocen que la evolución de los humanos ocurrió como consecuencia del consumo de productos naturales provenientes de la caza, de la pesca, de la recolección de frutas y vegetales, no prosperó ingiriendo comistrajos envueltos en paquetes, en latas, en botella, productos congelados sin ningún valor alimenticio. También desconocen que el cerebro debe su capacidad a la única fuente que le entrega nutrientes, es decir, la sangre y esta se enriquece con alimentos ricos en proteínas, carbohidratos y grasas, los cuales provienen única y directamente de la naturaleza. Quizás por tal razón algunos especialistas han escrito que los humanos han perdido un poco de la inteligencia de sus ancestro debido a la mala alimentación. Es parte de la debilidad de los humanos que apunta hacia su extinción.

Los otros genios de la manipulación son algunos políticos, estos son capaces de venderle una nevera a un esquimal explicándole las bondades del aparato. Para estos individuos todo es permitido, se aprovechan las necesidades y la ingenuidad de los electores para vender un proyecto que solo existe en el papel. Para llevar a cabo utilizan las mismas armas de los vendedores de ilusiones, es decir de la publicidad, para ofrecer un proyecto que solo existe en la mente del malvado. Además, tratan de convencer al electorado explotando y manipulando el concepto de patria, de la nacionalidad, de la familia, de Dios, así mismo utilizan himnos patrióticos, chicas lindas quienes especulan sobre las bondades de un proyecto irrealizable, hasta son capaces de aliarse con el mismo diablo para lograr su aciago objetivo. Se valen de todo aquello que puedan utilizar para ofrecer a los electores las bondades de un plan de gobierno que nunca cumplirá, un programa que solo servirá para que él aspirante a presidente y una camarilla de bandoleros saqueen las arcas del estado una vez que triunfe el político patrañero.

Es la debilidad de los seres humanos lo que contribuye a que las cosas no marchen bien en el mundo y con la certeza que la única manera de enfrentarlo es con la lectura, con la información adecuada proveniente de buenas fuentes. Una forma de enfrentar el mundo de imágenes y discursos manipuladores que para lo único que sirven es para mantener atado al iluso a los intereses de unos bandidos quienes se aprovechan de su ignorancia y de la estupidez de algunos. Los humanos perdieron el instinto y aceptaron apaciblemente ser manipulados, quizás por esto el escritor italiano Giovanni Papini expresó: "Los hombres, en general, no son sino marionetas maltratadas por un titiritero". Lee que algo queda.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1300 veces.



Enoc Sánchez


Visite el perfil de Enoc Sánchez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Enoc Sánchez

Enoc Sánchez

Más artículos de este autor