Revisión Curricular para los nuevos tiempos. Una necesidad impostergable

Profe Santaella, tenemos ese gran reto!

El día 18 del presente mes, el Ministro saliente del Ministerio del Poder Popular para la Educación, Profesor Eduardo Piñates, reunido con el Presidente del IPASME y Directores del Despacho, acordó entre otras decisiones importantes, la revisión curricular.

En hora buena! esta iniciativa que ya la estábamos solicitando.

(https://www.aporrea.org/actualidad/a305028.html)

Ha llegado la hora de arrancar el motor curricular hacia modificaciones adaptadas a los nuevos tiempos, tiempos marcados a nivel mundial por situaciones naturales inducidas y no inducidas, terremotos cada vez más frecuentes, tormentas, huracanes, ondas tropicales, deshielo, incendios, el anuncio de encontrarnos ante un Código Rojo Ambiental, hacia el año 2030 según el Sexto Informe Climático de la ONU, entre otras.

Por otro lado, las situaciones geo-socio-politicas que igualmente marcan la vida del planeta, la hambruna, la falta de agua potable, las migraciones masivas, las luchas por la discriminación de género y legalidad del aborto, interés por la disminución de la población mundial, pandemias, formación de ejércitos de mercenarios invasores, predominio del modelo digital e inteligencia artificial, carros eléctricos, desaparicion de la moneda en efectivo y de los bancos, aplicación de las criptomonedas, grandes Moll vacíos, desocupados, turismo espacial, trabajos y ventas desde la casa y en esta línea, muchas otras transformaciones que nos hablan de nuevos modelos de vida, incluyendo la tendencia en los jóvenes a no sentirse motivados a continuar estudiando una carrera universitaria, por lo que no la inician o la abandonan tempranamente, una razón ! no encuentran respuestas en esa formación.

Estas condiciones actuales en proyección hacia el año 2030, inicio de una década citada como de nuevo reseteo, obligan a encarar como requerimiento primordial la revisión curricular a todos los niveles, con la vista puesta en los planes de la Nación para dicho año.

Si un objetivo claro del país en este momento, es incrementar la producción en todos los ámbitos delimitados para nuestro desarrollo y soberanía, debe comenzar por garantizar su calidad y eficiencia, entonces la revisión y reestructuración del currículo debe responder a estás exigencias.

Sí, debe arrancar el motor de la calidad y la eficiencia de la educación, traducido por ejemplo, en los primeros cuatro años del nivel primario por el dominio de la lecto-escritura comprensiva y las operaciones matemáticas básicas, así como su entrenamiento en los valores básicos de la vida y la formación moral y ciudadana. Complementado con la práctica de talleres de artes, teatro, música y poesía, también la práctica deportiva.

Las ciencias naturales, la historia, la geografía, otros idiomas, bien consolidadas en quinto y sexto grado.

Los padres debemos dejar el afán de pretender que nuestros niños ya lean, escriban y realicen operaciones básicas a los cinco años y sentirse "orgullosos" cuando se habla sobre estos fenómenos con los amigos.

Generalmente los padres se sustentan en la creencia errada que "el niño está perdiendo tiempo en el pre escolar con la práctica del aprestamiento y el dominio de las nociones básicas" lo que quizás no tienen claro es que el dominio de este aprestamiento le facilitará la adquisición de las nociones específicas de cada área del conocimiento, llegando a ellas con un proceso de maduración pertinente al conocimiento con el que le tocará lidiar.

Y así,

Que el estudiante se entrene bien, darle la oportunidad de que si tiene que estudiar por cinco años inglés, por ejemplo, termine hablando, escribiendo y leyendo ingles. Sí estudia 6 años matemática, resuelva de manera eficiente las operaciones básicas y resuelva problemas asociados.

Sobre este aspecto ya se ha escrito muchísimo y se ha evaluado la calidad educativa mucho también, pero nos ha costado cambiar este panorama. (https://m.aporrea.org/educacion/a109320.html; https://m.aporrea.org/educacion/a185391.html)

La revisión curricular, ha de tener

como fundamento que para el 2030 estarán aún más definidas las tres grandes potencias que definirán el quehacer mundial, Estados Unidos, China y Rusia. Por lo tanto, los venezolanos generación relevo, deben comprender y/o dominar estos tres idiomas.

Ah! que para lograr esos niveles de calidad tenemos que reducir el número de estudiantes por aula, es una solicitud de siempre.

Ah! Que tenemos que pagar mejores sueldos a los maestros, se le tiene que pagar el sueldo merecido como profesionales encargados de la formación del venezolano que será el relevo de la presente generación de adultos CASI NADA!

Creo que con la experiencia del maestro en casa que hemos tenido, producto a la Pandemia, ya nadie debe tener dudas que ser maestro de un grado con 30, 40 estudiantes no es nada fácil y debe ser bien remunerado. Y si los estudiantes son adolescentes más fuerte es.

Por supuesto, tendremos que evaluar mejor a quienes serán los docentes que atenderán a nuestros venezolanos en formación, la exigencia en la formación de competencias debe ser mayor y demostrable.

Por supuesto, la exigencia en el cumplimiento de la función formadora tanto para el Estado como para los privados, debe ser mayor.

Las instituciones educativas deben ser verdaderos laboratorios, verdaderos talleres de estudio, trabajo y disciplina, deben estar bien resguardadas, como si cada una fuese la casa de gobierno.

Deben ser instituciones sagradas por lo que representan. Sí es así, llegaremos con mejor pie al 2030.

Y así !

Arranquemos los motores, son incontables y variables los temas a discutir...

Arranquemos Ministra con paso firme...

Usted es Orientadora. Bienvenida!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 439 veces.



Ruth Cueto


Visite el perfil de Ruth Cueto para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: