La rebelión del 4 de Febrero 15 años después

30 años después del “Carupanazo” en Mayo de 1962 y del “Porteñazo” de Junio del mismo año se manifestó la rebelión militar apoyada por civiles del 4 de Febrero de 1992 donde nuestro comandante Hugo Rafael Chávez Frías asumió el liderazgo revolucionario contra el régimen puntofijista aliado al imperialismo norteamericano. Tres años antes el pueblo había manifestado su indignación a la dictadura del Fondo Monetario Internacional que tenía a Carlos Andrés Pérez como cipayo en Miraflores. En noviembre del mismo año 1992 se manifestó otra rebelión encabezada por Vizconti cerrando así un ciclo histórico de tres décadas que darán inicio al nuevo proceso histórico venezolano. Los dos movimientos rebeldes del año 1962 y los dos del año 1992 tienen repercusiones políticas que unidos a la rebelión popular que tuvo su expresión paradigmática en lo que llamamos el “Carachazo” configuran la entrada de nuestra nación al Socialismo del Siglo XXI.

La rebelión del 4 de Febrero no vino sola como desencontrada y aislada de todo un proceso de transformación colectivo que vivimos actualmente. Tiene precedentes y ya los he nombrado. Tanto por el lado civil como por el militar, Venezuela viene manifestando desde hace más de 6 lustros su clara determinación de romper con el modelo asesino de pueblos que es el capitalismo imperialista y neoliberal cuya cabeza está en Washington. Todas las manifestaciones de repudio e indignación fueron neutralizadas y destruidas por la dictadura norteamericana disfrazada de democracia. Pero no sospechaban que el fracaso militar de Febrero de 1992 sería un indiscutible éxito político que daría al país el líder auténtico que encabeza una revolución que ha roto los límites geográficos nacionales.

El 4 de Febrero aún no tiene el merecido reconocimiento porque los acontecimientos históricos de gran magnitud van tomando fuerza y vigor con los años como los buenos vinos. Pero para nadie está oculto que esa rebelión militar que tuvo y tiene conexiones civiles y unificadas las fuerzas bajo el comando del único líder llevan a Venezuela hacia un Estado Socialista pedido a gritos desde la época de nuestros próceres de la Independencia. Lo que hace casi 200 años fue revolución política se ha venido transformando en revolución económica y social convirtiendo a Venezuela en bandera de libertad, independencia y soberanía populares.

Cada uno de nosotros atesora un recuerdo de aquella jornada revolucionaria. Hoy podemos tomar conciencia de que fue parte de un proceso global histórico que tiene raíces en las gestas patrióticas de nuestro Padre Libertador Simón Bolívar que tras su muerte pudo ser congelado por los enemigos de la patria, pero que con el tiempo y en estos últimos 45 años han venido a explotar con magnitud impredecible. Sabemos que los medios que usa el capitalismo están dirigidos a desintegrar nuestra historia revolucionaria. No ignoramos que la juventud sometida al yugo de la opinión pública creada por los medios masivos de información localizados en EEUU tiene que liberarse de la influencia mediática y cibernética que la enajena y robotiza. Luchamos porque nuestra juventud esté más ligada a su propio acervo histórico y cultural que a la dictadura de los videojuegos y del efímero mundo que genera la tecnología al servicio del imperio. Como bien lo dice Hugo Chávez es indispensable liberar a la juventud venezolana de la ponzoñosa influencia de las multinacionales. Nuestros hijos no deben saber más de Barbie y Nintendo que del Porteñazo y el Caracazo. Por eso surgió el 4 de Febrero como un símbolo revolucionario destinado a reivindicar nuestros valores ancestrales que son mucho más dignos de conservación que los que vienen del imperio.

Quiebre ético-político que representa el surgimiento de un nuevo paradigma social es el sentido de la rebelión de Febrero de 1992 hoy transformado en instituciones revolucionarias que darán al país un ciudadano capaz de hacer suyo los valores y principios fundamentales para una existencia más digna y armónica. Simón Rodríguez, Simón Bolívar, José Antonio Sucre, Andrés Bello, y toda el olimpo revolucionario del siglo XIX venezolano regresan convertidos en multitudes organizadas en Consejos Comunales que darán a luz las futuras Ciudades Comunales configurando al nuevo Estado Comunal, estructura social, política, económica, jurídica, geográfica que cristaliza los principios filosóficos de nuestros próceres revolucionarios que dieron nacimiento a nuestras naciones. Así como no hay desconexión entre los movimientos insurgentes del año 1962 con los del año 1992, tampoco hay contradicciones entre los fundamentos éticos y revolucionarios de Bolívar y Rodríguez y los que estamos construyendo en el siglo XXI. Ir en contra de este ciclo histórico es pretender seguir el plan autodestructivo que llevan a cabo las naciones alineadas a la dirección suicida que EEUU tiene imponiendo la dictadura mundial.

El 4 de Febrero es un grito de lucha revolucionaria que está en sintonía con el clamor popular y de hecho se unifica a este y forma la constitución del Socialismo del Siglo XXI que es el modelo que pone al poder popular a la cabeza y al liderazgo de Hugo Chávez de manifiesto al mundo entero. Hay una hermandad entre los 4 alzamientos militares en el período de treinta años histórico que nos ha traído hasta la hora actual en donde estamos cristalizando las maniobras indispensables para trasladar el poder al pueblo. La democracia directa que vivimos está generando un sistema de relaciones sociales que se dirige a la transformación ética de toda una nación destinada a la libertad y a la soberanía. Aquellos que resisten este movimiento representan a la antigua mentalidad que defiende los modelos del individualismo egoísta. Modelo que ha causado los desastres ecológicos jamás imaginados por mente humana y que podemos constatar a diario sólo mencionando el sobrecalentamiento planetario como un ejemplo de destrucción y muerte.

En el plano económico para nadie es un misterio la destrucción que se aplica desde las instituciones mundiales como el FMI y Banco Mundial, como ejemplo, para someter a bloques de naciones y esclavizar a sus habitantes. En el plano político, es innegable que la imposición del pensamiento único y de las salidas hacia un modelo neoliberal ha generado las más grandes confrontaciones mundiales que tiene como saldo la muerte de un niño cada tres segundos. En el religioso, la constante de contradicción en el pensamiento cristiano de la cúpula eclesiástica viviendo como reyes, y el pueblo seguidor del Justo sometido a la ignorancia y a la miseria. En lo social, la constante de discriminación racial, que genera las tensiones entre clases y castas, como si no fuera un hecho transparente que para que haya un blanco con conocimiento es necesario que un centenar de indios, negros, pobres, campesinos, o cualquier denominación que se haga de los oprimidos tenga que vivir en esclavitud.

Hoy en día esto se ha globalizado. Así para que los blancos, occidentales, protestantes y anglosajones tenga un título, vivienda, seguridad y salud es necesario que haya millones de “ciudadanos del mundo” sometidos a las más dolorosas muestras de exclusión, marginación, sometimiento y opresión jamás vistas en la historia de la humanidad. El 4 de Febrero nació como consecuencia de los hechos rebeldes que la historia patria atesora y desencadenó junto a todos ellos el ciclo que actualmente vivimos con orgullo revolucionario, dándole al necesitado, oprimido, vejado y olvidado pueblo venezolano lo que siempre ha merecido, educación, salud, vivienda, legislación, nación, territorio, todos resumidos en términos como dignidad, soberanía, independencia, justicia, solidaridad. Valores que conforman los principios fundamentales del nuevo milenio venezolano revolucionario y que se agrupan en lo que estamos llamando Socialismo del Siglo XXI.

El 4 de Febrero que hoy tiene 15 años es la madre del Socialismo del Siglo XXI porque sin esa rebelión no podríamos estar escribiendo ahora sobre la magnitud y repercusión de aquel momento histórico que hoy forma parte de nuestra historia patria y revolucionaria. Y decimos claramente que el 4 de Febrero es parte de un todo histórico social y colectivo que tiene sus raíces en todas y cada una de las manifestaciones de emancipación y rebeldía venezolanas hoy convertidas en un solo movimiento que orienta a la nación hacia una patria mejor, digna y soberana. Decimos que tiene ecos en lo que ocurrió 30 años antes de su aparición y que no es más que la explosión militar de lo que civilmente se manifestó tres años antes en el Carachazo, y que todo esto en conjunto conforma la orquestada manifestación popular disciplinada y dirigida a cambiar de raíz las bases y estructuras de vida comunitaria en la nación.

La oposición política, lacaya del imperialismo, jamás dará la importancia y el mérito que este hecho histórico tiene porque sabe profundamente, que fue ese día que acabó con la raíz de su estructura fundamental de odio al pueblo y saqueo a sus riquezas patrias. Tanto la contrarrevolución disfrazada de oposición política como sus directores asentados en la Casas Blanca saben que ese día Venezuela les complicó la vida para siempre. 15 años después la mayoría de las naciones latinoamericanas forman parte de los resultados de aquel movimiento emancipador y son de alguna manera deudoras de la fuerza revolucionaria que pueblo y ejercito unidos manifestó en la hora crucial de aquellos días. Nosotros queremos para nuestros hijos un país donde días como este sean recordados con hidalguía y honor simbolizando el vigor y la virtud que están en el corazón de un pueblo nacido para ser libre y soberano. El 4 de Febrero quedará en la memoria de todos nosotros y nuestros descendientes porque es el inicio de un nuevo milenio revolucionario y socialista en la patria de Bolívar.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 9978 veces.



Mario Forti

Astrólogo, filósofo, músico, tatankisi, escritor, poeta, critico, ddhh, tarotista, taoista, lector, meditación, yoga, sanación, terapias shamánicas integradoras

 mforti9@gmail.com      @mforti9

Visite el perfil de Mario Forti para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a30251.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO