¿Tuitazo para exijirle al gobierno vuelos humanitarios para venezolanos enfermos de Covid-19 en el exterior?

¿Cómo es eso?

Si cada quince a diez días estamos doblando en cantidad de casos por Covid-19, es decir de casi 77 casos acumulados en 70 días pasamos a más de 6.750 casos actuales.

Si pasamos de 10 personas fallecidas hace casi 70 días y por mucho tiempo a casi 2 a 3 personas diarias y ya vamos por los 63 muertos.

Si pedimos reclamo de 31 toneladas de oro, por un valor de $ 1.450.000.000 de dólares y nos lo bloquean, porque desde los Estados Unidos, la OEA, la Unión Europea, Colombia, Chile y Prosur desean ver muertos a granel en hospitales y calles de Venezuela.

Y esto tiene un alto motivo de casar muertes a como de lugar por falta de atención médica y por falta de alimentos. ¿Es mentira? Si los criminales, terroristas, asesinos, ladrones, racistas, clasistas, xenófobos y genocidas estadounidense lo claman a como dé lugar.

Si el mismo subpresidente narcoparamilitar colombiano Iván Duque, a todo tiempo expresa que Venezuela se encuentra críticamente en el sector hospitalario en coma, en emergencia, colapsado o destruido; para exigir a las naciones latinoamericanas sumisas y dominadas ideológicamente por los Estados Unidos, a una invasión total a Venezuela; pero hasta los momentos han fracasado porque no logran presentar fotos reales de la gente muriéndose en las entradas de los CDI, ambulatorios, hospitales; cadáveres tirados en la calles, avenidas, cementerios, morgues, funerarias, etc.

Si con los casi 100 a 200 personas que nos ingresan solamente por Colombia es casi suficiente por los frentes de los estado Zulia, Táchira, Amazonas y Apure, ojo y más que todo los que vienen por trochas que son los que hay que atrapar, enjuiciar y dominar para evitar que nos contaminen el territorio nacional, sin lástima, sin compasión ni remordimiento.

Entendemos y comprendemos, que nuestros connacionales están enfermos de Coronavirus, pero estos sumarían mucho a la emergencia que estamos teniendo desde los dos últimos meses de mayo y junio; más tenemos el ejemplo de un primer vuelo aéreo que se ejecutó a Chile y que de esos venezolanos retornados venían un 30% promedios enfermos de Coronavirus, suficiente para entender la magnitud a lo que estamos expuesto y el campo de batalla actual nos es suficiente si queremos salir airosos, porque el combate no es solamente sanitario contra el Covid-19, el combate también tienen una profunda raíz ideológica, política de nuestro sistema político actual que lucha en contra del dominio atroz imperial ejecutados desde las grandes transnacionales y los lacayos presidente de las naciones latinoamericanos que nos desean ver hundidos, sepultados, humillados, fracasados, etc.

Los países ejemplares a los viajaron orgullosamente muchos de nuestros connacionales ahora demuestran lo contrario en sus sistemas de salud, demuestran que no hay acceso médico abiertamente hasta con los extranjeros, demuestran del deficits de camas hospitalarias, de salas de terapia intensivas, de acceso a medicinas costosas con las que se combaten hasta los momentos el Coronavirus, medicinas que tienen aplicaciones al paludismo, el VIH, reumatismo, lupus, retroviral hepatitis, dengue, neumonía, etc; porque no se dispone aún con medicinas para el control y erradicación de este virus, que ya lleva casi 11.300.000 de personas enfermas, casi las 6.300.000 recuperadas, casi 550.000 muertos y los nuevos casi rondan los más de 230.000 diarios en ascenso por nuevos enfermos en naciones y otros casos por rebrote. Se considera que los tratamientos que se logren conseguir se deben lograr para este tercer o cuarto trimestre del presente año y ojala que sea así para la suerte de millones de seres humanos.

Primero debemos de mantener y poner el orden y control interno, para luego poder hacer la exigencia que se desean y aspiran con nuestros connacionales en el exterior; los datos y registros obtenidos en los últimos 70 días hablan, indican y alertan de que estamos cayendo en un plano de cuido, muy resbaladizo y no deseado por nuestras autoridades y el sector sincero médico; porque no queremos entrar en el colapso indeseado, donde los enfermos abunden en las casas, apartamentos, hospitales, ambulatorios CDI, etc; los muertos sean incontrolables de sepultarlos dignamente, y todo se vuelva un caos hospitalario, funerario, familiar, etc.

En nuestra nación en estos momentos nos encontramos corriendo con los casos originados en el Mercado de las Pulgas en Maracaibo y los otros casos de las personas que irresponsablemente entraron por trochas desde Colombia y Brasil, donde muchos muertos no deseados han ocurrido más que todo en el estado Zulia; ahora en el Distrito Capital se está corriendo porque todas las parroquias caraqueñas se encuentran con aumentos de nuevos casos, producto también de gente asintomática que no se mantuvieron internados en hoteles y que aceptaban visitas de familiares que hasta salieron con ellos de visita a la ciudad y allí fue parte de esta gran anormalidad de un aislamiento total y que indica que no fue estrictamente y severamente controlado; familiares que aceptaban los retornados ilegales y ayudaron a dispersar enormemente los casos de Coronavirus. También tenemos los casos de Cumaná, en una enlatadora de alimentos pesqueros, que ha sido otro dolor de cabeza, para detectar, indagar y determinar fortuitamente todos los casos. Hasta el caso increíble del automercado en Baruta.

Como también aún no entiendo, si en el país se encontraba en Cuarentena. ¿Cómo fue de que gente venidas de Colombia y Brasil por vías terrestres y a través de trochas fronterizas pudieron llegar tan fácil a sus ciudades de origen en el país? ¿Fueron sobornadas muchísimas alcabalas en esos trayecto por las unidades autobuseras que traían estos connacionales? Aquí falló enormemente la seguridad terrestre militar y policial.

Y debemos de pedirles "gracias" a Rusia, China, Cuba, Organización Mundial de la Salud y la Organización Panamericana de la Salud, por ser estas naciones y las instituciones internacionales que han ayudado, auxiliado y atendernos; a proveernos de insumos, medicinas, equipos; para no colapsar, padecer y sufrir lo que han querido vernos pasar nuestros enemigos internos y externos a través incautación, retención, despojo y robos a nuestras empresas externas, dineros y recursos materiales de amplio valor que nos hubieran y hayan ayudado a mejorar nuestros servicios hospitalarios y clínicos muy humanamente; ya que para la maldad inhumana los bloqueos, sanciones y retenciones son armas muy serias para lograr ponernos a colapsar sin miseria, compasión ni lástima a millones de venezolanos que requieren de atención oportuna, rápida, segura y sincera; aún viendo que el Planeta Tierra se defiende contra este Coronavirus que tiene a 215 países tratando de evitar muerte de sus ciudadanos y tratarlos a como dé lugar para salvarles la vida y extendiendo a como dé lugar campaña preventiva para evitar su propagación y rebrote; pero hay naciones que prefieren mil veces ver la economía normalizada o reimpulsarlas aún no teniendo el control del Coronavirus en "cero total" como ejemplarmente lo ha logrado China en su combate por el control, erradicación y desaparición a corto plazo en el presente año.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 681 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas