¿Eran Francisco Fajardo, los Bélzares, Juan Rodríguez Suárez o Diego de Losada más venezolanos que Guaicaipuro?

La Autopista Francisco Fajardo, ahora se llamará Autopista Cacique Guaicaipuro: ¿cuál es el problema?

-¿Declaramos extranjero a Guaicaipuro en sus propias tierras, en esta Caracas del siglo veintiuno como en el siglo dieciséis?¿o es un chiste cruel de la derecha fascista?

-¿Vamos a seguir confundiendo la defensa del mestizaje y la defensa de la herencia hispánica con el culto a los Padrastros y verdugos de la conquista?

-Algunos dicen –como me lo afirmó en una oportunidad Arturo Uslar Pietri- que Guaicaipuro no era veneolano porque no era mestizo-. Posteriormente, Uslar reconoció a Guaicaipuro, aunque a regañadientes. Pregunto: ¿acaso eran mestizos en su modalidad hispanocéntrica Diego de Lozada, Juan Rodríguez Suárez , Juan de Villegas, Alonso de Ojeda o Diego de Ordáz?

°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°

Yo me siento más indoamericano y afroamericano, que hispanoamericano, iberoamericano y que latinoamericano. Comandante Hugo Chávez

UNO

En Brasil el mulato brasileño presenta en la sala de la casa el retrato del padre blanco conquistador y esconde en la cocina el retrato de la Madre Negra. A esto lo llamó Darcy Ribeiro el castigo del gentío materno (castigo del origen materno). De lo cual también habló mucho el Prócer José Martí, criticando fuertemente a todos aquellos que se avergüenzan de la Madre India. En Mejico, este fenómeno se llama malinchismo, por La Malinche, la mujer del conquistador sanguinario San Hernán Cortés.

Malinchismo es el culto idolátrico al extranjero, sobre todo el de origen europeo y el rechazo a los pueblos originarios y a su indo-descendencia. Xenofobia es la intolerancia al extranjero.

Xenofobia y malinchismo son caras distintas de la misma medalla o como pudieran decir Albert Memmi y Franz Fanon, de la misma enfermedad mental del conquistador.

D0S

A los venezolanos el colonialismo cultural y espiritual nos ha metido en la cabeza, que si somos lo que llamamos "mestizos", eso ya nos desentiende de toda familiaridad con nuestros ancestros, de nuestros antecedentes indígenas y de nuestro presente indígena. Vale decir, nos divorcia o nos arranca de raíz –y en redondo- del seno de la Madre India y de la Madre Tierra.

  • En síntesis: hay que cortar el cordón umbilical con la Madre India y con la Madre Tierra para atarnos de la cabeza a los pies a los Padrastros y Madrastras de la conquista de los grandes imperios metropolitanos europeos y ahora, euro-norteamericanos. La Casa de Gobierno de Perú, asiento del Grupo de Lima, todavía se llama Casa de Pizarro en vez de llamarse Casa de Túpac Amaru.

TRES

Nos meten en la cabeza desde niños y niñas, desde la familia, las iglesias, la escuela, la universidad y los medios de comunicación, que si somos mestizos o mestizas ya estamos en camino de "mejorar la raza" y salir de la oscuridad: por tanto ya somos blancos o blanqueados y ya nada tenemos que ver con nuestra legítima ancestralidad indígena.

Así se nos separa en redondo de la Madre India y de la Madre Tierra, para convertir a Venezuela en una especie de tierra de nadie y en una especie de mestizos y mestizas sin identidad con la Madre y con el país. Vale decir en una Patria de Padrotes de la Conquista que nos avergüenzan de nuestros propios orígenes.

  • En el fondo es una especie de limpieza racial y de limpieza étnica progresiva tomando como excusa el mejoramiento de raza y de cultura o dicho de otra manera, es la modalidad que nos legaron las misiones, la escuela y la conquista española bajo pretexto de civilizarnos. Vale decir, civilizarnos como sinónimo de domesticarnos. (Apartheid a la criolla).

  • Protestamos la limpieza étnica contra los palestinos, algo que en justicia debemos condenar ahora y siempre. Pero ocultamos la limpieza racial y étnica que viene operando en más de medio milenio contra los pueblos originarios de toda América desde Alaska hasta Tierra del Fuego.

CUATRO

El racismo en Nuestra América tiene su asiento más oculto en la negación radical de la Madre india –o peor aún, en la autonegación de la madre india- para ponerse al servicio de la conquista, como es el caso de la Cacica Isabel, Madre de Francisco Fajardo y del propio Francisco Fajardo, avergonzado de sus propios orígenes, avergonzado de su ancestro materno y orgulloso de su padre español; lo que lo lleva a ponerse al servicio de la conquista española, como indio guatiao y valerse del idioma indígena o lengua general que llamaron caraca para confundir a sus hermanos originarios y empujarlos contra la resistencia indígena de Guaicaipuro y los Caciques de la Alianza como Terepaima, Paramaconi, Guaicamacuto, Aramaipuro, Chacao, entre otros. Preguntamos: ¿eran Guaicaipuro y los Caciques de la Aliansa, defensores del territorio, su independencia y soberanía, extranjeros en su propio territorio de origen ?

CINCO:

  • La Cacica Isabel de Margarita y su hijo, el mestizo Francisco Fajardo son las figuras históricas más representativas, no del mestizaje, sino de la des-mestización progresiva en provecho del blanco. Representan la negación de la Madre India de la Madre Negra y de la Madre Indo-mestiza. Representan la vía nativa para la legitimación de cualquier conquista del pasado y del presente.

  • SEXTO

  • Guaicaipuro representa el símbolo de la continuidad de resistencia indígena y de la unidad de los pueblos indígenas y sus descendientes actuales indo-mestizos y afro-mestizos contra toda conquista del pasado y del presente, contra todo colonialismo y contra todo imperialismo negador de la nación y de nuestras nacionalidades. Representa la unidad cívico-militar para enfrentar un enemigo común de todos nuestros pueblos que hoy componen la venezolanidad.

  • Representa la vía más legítima dentro de la venezolanidad para reconciliar a la Madre con el Hijo y al Hijo con la Madre y al Padre con el Hijo superando todas las formas de apartheid, la vergüenza racial, étnica y de clase.

SÉPTIMO:

-Por la vía del Culto a los Padrastros de la Conquista Española, terminamos avergonzados de todos nuestros orígenes: indígenas, afro-venezolanos, hispánicos y mestizos múltiples.

-Dentro de ese vacío geo-histórico, cultural y espiritual, dicen en su despecho los cultores de los Padrastros y las Madrastras:

-¡ Carajo! Mejor hubiese sido que nos conquistaran los ingleses o los alemanes Por eso los bélzares o welser, aquellos ricos banqueros alemanes, país escogido de Hitler, llegar a Bogotá con esclavos caiquetos (caquetíos), representa para la oligarquía colombiana, el mejor ejemplo de que toda esa región occidental pasando por el Golfo de Venezuela deber ser objeto de nuevas revisiones legítimas de la OTAN ya que el dictamen de la Corona Española de la época de López Contreras no le fue del todo satisfactoria.. De igual forma el malinche Guaidó otorga a la Exxon Mobil los derechos de Venezuela sobre la Zona en Reclamación de la Guayana Esequiva. Para esos despechados y renegados de la identidad nacional y cultural, hasta los bélzares son hoy más venezolanos que Guaicaipuro. (1)

OCTAVO

Mientras el Presidente Duque nos anuncia solemnemente, que a La Gran Colombia la independizó el Capitán América, Tarzán y El Llanero Solitico.

(l) Caiquetos fue el primer nombre despectivo que le puso a los venezolanos la oligarquía colombiana. Antes de llamarnos Venecos. Como para la oligarquía española somos los Sudacas.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 628 veces.



Saúl Rivas Rivas


Visite el perfil de Saúl Rivas Rivas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a283649.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO