Un toque de humor y amor contra la guerra y la dominación imperialista

En reconocimiento a nuestro buen amigo y camarada Roberto Urbano-Taylor, autor del Manual Inútil de ociosidades útiles.

Cc: al Kiosko Veraz del camarada Earle Herrera

Si algo tengo en lo personal que reclamarme a mí mismo como parte de este pueblo es que muchas veces nos pasamos de maraca, nos vamos demasiado al hedonismo y a la jodedera y dejamos al Estado festivo sin tierra fértil para el cultivo de la cultura propia. Tampoco es para quedarnos sin entender la función terapéutica de este buen humor y Estado festivo ante los relámpagos de la guerra y hostigamiento contra nuestro pueblo. Es necesario arribar a un “humor serio”, que rompa con la disciplina del capital, pero que al mismo tiempo reconstruya desde el alma de las comunidades, el humor para el trabajo creativo y liberador, que nos saque de estos bloqueos y de estos atajos petrolíferos –de agricultura de puertos- del capitalismo neoliberal. Hay que expulgar el humor y amor para llegar a la médula espinal y remover hasta en las vísceras el humor de los pueblos. AQUILES PINTO RAVELO, primo del camarada Gordo-Ramón Gamarra.

1.- Se trate de talleres, conversatorios, teatro, danza, pintura, cantos y otras actividades similares- de un toque de buen humor y buen amor contra la guerra para hacer un desarme oportuno y un rearme del diálogo, la tolerancia y la disuasión para restablecer la convivencia política frente a los agentes del nazifascismo. Creatividad cultural siempre arraigada -o en vías de arraigo- en la historia y la cultura propia de los pueblos y clases sometidas.

MANUAL INÚTIL DE OCIOSIDADES ÚTILES

2.- El camarada Roberto Urbano Taylor viene articulando un material, que en la Cátedra Intercultural César Rengifo sus amigos hemos denominado…“MANUAL INÚTIL DE OCIOSIDADES ÚTILES”. (ver notas 1, 2 3 y 4)

3.-Decía nuestro amigo y camarada Aureliano González, muy cercano al poeta Aquiles Nazoa:

4.-El llamado “humor criollo” tiene un tinte racista y una textura patriarcal y clasista. Es para reírnos y ridiculizar a los de abajo (y exaltar o rendir culto a los de arriba). Es para degradar y burlar a los de abajo, para reírnos de los indios, los negros, las mujeres, los mendigos, los discapacitados, los homosexuales, los animales incluso; y rendir pleitesía a los blancos, a los machos cabríos, en concreto a la burguesía, a las cúpulas políticas, económicas, militares, culturales, y eclesiásticas, en sintonía con los grandes imperios occidentales. Y sobre todo, con el Tío Sam.

HUMOR CRIOLLO ES HUMOR MANTUANO

5.- Las afirmaciones de Aureliano, que constatamos a diario, nos señalan la necesidad de hacer un humor del amor y de la paz, contra el llamado “humor criollo’’ (que de paso es mantuano), contra ese humor imperialista de la guerra, de uso y abuso de una ética y una estética, de la moda, del gran capital, al servicio del genocidio y el ecocidio. En síntesis, de la guerra, el exterminio, el caos.

PONER EN TENSIÓN LA CREATIVIDAD

6.- Esto implica la necesidad de organizar múltiples instrumentales y atajos creativos para favorecer el buen humor, el buen amor y el buen vivir, pasando por el buen gusto de los sectores populares: pueblos y comunidades, etnias-naciones y clases oprimidas y explotadas. Identificar siempre al pueblo con lo vulgar, lo chabacano y la fealdad (es como ponerle siempre a la burguesía y a su “criollismo” mantuano la otra mejilla, hasta que ya no nos quede otra mejilla que poner). Tenemos que restablecer en el seno del pueblo la pureza y los altos valores de la belleza y del amor, de los cuales estamos siendo expropiados de instante en instante por parte de los pelucones. Vulgo no es vulgaridad, ni es brutalidad o lo no cultivado. Pueblo no es incultura. Es tierra fértil para la siembra de los nuevos y viejos valores de los tiempos por venir y por construir. Sin quedarnos de nuevo, ahora en el idiotismo digital.

Al caminar en una onda contraria al racismo, el patriarcalismo, el eurocentrismo, las brújulas apuntan en una direccionalidad distinta al populismo, a la ridiculización y degradación folclorizante de lo auténticamente popular y revolucionario. Insistiendo en que lo popular revolucionario si bien pasa por lo clasista, no se reduce a lo clasista, en tanto que, también reivindica la conciencia etnohistórica en todo su desarrollo.(antes y después de la conquista hasta hoy) . Entre los trabajadores del campo y la ciudad, la conciencia etnohistórica debe reforzar la conciencia de clase, de patria chica y patria grande. De allí que lo pluri-nacional, lo multiétnico y pluricultural atendiendo a la visibilización, inclusión real y concreta más allá del formalismo jurídico -y dentro de un espíritu intercultural pleno-, de los pueblos, comunidades, clases y sectores dominados, no puede entenderse como “rezago” de populismo. Vale decir, contrario a la dignidad, autenticidad y lo específico de los pueblos, comunidades y sus respectivas culturas populares.

EMPODERAR A LOS SUJETOS

7.- En lo inmediato proponemos conversatorios con los actores de distintas localidades y regiones para familiarizarnos examinando el sentido del humor de cada pueblo indígena y de cada sujeto colectivo de los que constituyen la venezolanidad. Con los pueblos originarios de las fronteras: Con los afrodescendientes de las zonas más connotadas (Curiepe, Birongo, Farriar, Sur del Lago, Güiria). Conocer desde las grandes ciudades –en diálogo con sus localidades y regiones- el humor andino, llanero, guayanés, amazónico, caribeño (incluyendo el humor margariteño).

DE COCHE PA´ALLÁ LO QUE HAY ES MONTE Y CULEBRA

8.- El “humor caraqueño” tiene un tinte bastante metropolitano en detrimento de la provincia, lo cual necesita ser reorientado y re-educado por los propios pueblos. Entendiendo que los sujetos que afectan a la provincia, ellos también son afectados porque tienen el campo en sus orígenes cercanos. Llevan el campo en la punta de la nariz.

Recordemos que el humor de la oligarquía mantuana, caraqueña o bogotana, peruana o bonaerense vive todavía de la nostalgia monárquica de la clase dominante. Antibolivariana, incluso. Santanderista. Sarmentiana en el caso argentino: civilización o barbarie, civilizar es poblar de nuevo. El palacio de Gobierno de Perú, por ejemplo es todavía “La Casa de Pizarro” (lo que significa que Lima sigue gobernada por los mismos esbirros de la conquista).

EL BUEN HUMOR: INSTRUMENTO DE LA DIPLOMACIA DE LOS PUEBLOS

9 - El humor es un instrumento de desbloqueo y de comunicación humana, que permite también con un toque de risa y de buen semblante, para el abordaje de los temas más escabrosos de la política y de las relaciones entre los movimientos populares para impedir lo que Paulo Freire llamó “violencia horizontal(); todo esto puede hacerse en paz sin que la sangre, necesariamente, llegue al río; comenzando por las comunidades, que en las grandes ciudades son multiétnicas y pluriculturales, lo cual facilita el desmontaje de las pretensiones aculturativas de las grandes metrópolis: aspirando que la gente de la provincia, residente en Caracas, Maracaibo, Valencia, Ciudad Guayana, Barquisimeto, abandone su identidad local, su ubicación geohistórico-cultural originaria (por ejemplo andino, amazonense, guayanés, llanero, caribeño, isleño). Esto con el agravante de que la gente pierde su ubicación geohistórica y cultural: por ejemplo, en Los Altos de Guaicaipuro (Altos Mirandinos), la gente no sabe que pertenece a la cuenca del Orinoco y a la provincia fisiográfica del Caribe.()

10.-En “el humor”, la identidad reprimida está a flor de piel, pisada por el racismo-clasista, el patriarcalismo: advirtiendo que “todo picado de culebra, donde ve bejuco brinca”.

11.-Poner este humor en alto relieve en las fechas más propicias del calendario: carnaval, semana santa, navidad y año nuevo, temporadas vacacionales. Sacando el humor del mero aterrizaje en “lo folklórico” o populista y llevándolo a lo auténticamente popular de pleno sentido y contenido revolucionario. Enlazando el trabajo y el juego, la diversión con la seriedad y la disciplina. La paz con la justicia y la equidad intercultural (inter-civilizatoria). Por otros mundos posibles hacia el socialismo del siglo XXI.

………….

Manual de buen humor y buen amor en tanto que los poderes creadores de los pueblos no puede despojar el trabajo manual del alma de las manos, la agri-cultura y el mundo urbano, del entramado del universo: el humor de las ciudades siempre hunde sus raíces más lúcidas y vivenciales en el campo; pero la ciudad ha expropiado y transfigurado elhumor para volcarlo contra los pueblos originarios, los afrodescendientes, los campesinos, las mujeres, los locos del pueblo, las personas con discapacidad, la gente de las barriadas, los artesanos del campo y la ciudad, los obreros en las fábricas, la gente de la tercera edad, los blancos de orilla. En síntesis los descastados, los expulsados de la ciudad ayer y hoy. Para colmo se compara el mundo animal con la brutalidad humana: el burro, para expresar la torpeza; el gorila, para identificar al dictador y al nazi-fascista. A otro perro con ese hueso como señal de desprecio. De Coche pa allá lo que hay es…monte y culebra.
Este humor mantuano con nostalgia monárquica sufre todavía el refinamiento de castas, clases y estamentos ´-del Manual de Carreño entre otros- para ridiculizar, descalificar, folclorizar, populizar o ridiculizar el leg´timo y auténtico humor popular. Vale decir des-popularizar o alejar de lo popular, de la conciencia etnohistórica y de clase. Por ello recluta sectores desclasados para cantar, entretener y divertir a sus verdugos y dominadores, convertidos en hazmerreir de ellos mismos (apelando a su propia caricaturización: imagínense ustedes a un puertorriqueño colonizado, echándole chistes a Trump para reírse de los propios hermanos puertorriqueños). ¿Es esto normal, de reír o de aplaudir?
. No puede separar el trabajo del juego. El juego y la seriedad, el buen humor y el buen amor, parodiando a los Nazoa: Es inútil en tanto que Manual porque el canto, la danza y la risa no pueden contenerse en un simple paquetazo manualesco. Lo manualesco es lo esclerosado,. Todo catecismo hay que llevarlo a lo catecísmico, vale decir, hay que meterle un sismo por dentro para que aflore la vida cotidiana y dentro de ella, la llama viva de lo extraordinario. Negación radical de todo catecismo cristiano, agnóstico o ateo. Es bastante extraño –y hasta forzado- emparentar Buen Humor con Catecismos de cualquier clase, sea religioso, agnóstico o ateo. Hablamos de ociosidades útiles porque en todas estas creaciones, toma un lugar de honor el ocio creativo, el trabajo humano y el juego cósmico, el fuego humano y el fuego cósmico dentro del proyecto de nuestra regeneración física, moral y espiritual. El humor como factor de distensión contra las nuevas guerras de conquista y del secuestro colonial del buen humor, el buen amor y el buen vivir de nuestros pueblos y culturas contra la hegemonía cultural y la dominación imperialista. Y particularmente, la hegemonía cultural y espiritual de Occidente, fundada en una dominación económica y financiera.
Aclaramos que Humor no es sólo la jodedera, pero tenemos que sabernos valer de la jodedera para hacer explotar la risa sin divorciarla del mensaje a trasmitir. Superar, como dice Rengifo, la dicotomía entre forma y contenido.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 453 veces.



Saúl Rivas Rivas


Visite el perfil de Saúl Rivas Rivas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a282439.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO